martes, 19 de mayo de 2020

Cuentos góticos de Elizabeth Gaskell

Sinopsis:

Desapariciones misteriosas, fantasmas vengativos, caballeros y aristócratas con una doble vida de asesinos y bandidos, maldiciones que se vuelven contra los descendientes de quien las pronunció, encierros en castillos, persecuciones implacables y penosas huidas… Los clásicos elementos del género gótico que atrajeron a Elizabeth Gaskell, una de las mayores novelistas del realismo victoriano, podría pensarse que se impusieron, como una evasión fantástica, al carácter cotidiano y a la proyección social de sus temas habituales. Sin embargo, cabe recordar que una de las imágenes clave del género es el hallazgo de un esqueleto en el armario de un pulcro interior doméstico; los secretos que se revuelven, y que regresan con su poder atormentador, afligen a familias corrientes y especialmente a heroínas muy marcadas por su dependiente condición de mujeres

Estos Cuentos góticos, lejos de escapar al realismo, constituyen de hecho una inteligente y a veces patética exploración del género en busca de sus fundamentos reales. A este respecto, «La bruja Lois», crónica de la célebre caza de brujas de Salem en 1692, es un ejemplo impecable. Y, por su parte, «Curioso, de ser cierto», donde un forastero perdido en un bosque asiste a una extraña reunión de personajes de cuentos de hadas, esboza con humor el futuro probable de las fantasías cuando dejan de serlo.

Opinión:

Elizabeth Gaskell fue una autora victoriana sobresaliente.
No solo escribió la primera biografía de Charlotte Brontë, sino que también es famosa por otras obras como "La casa del páramo (1850), "Norte y Sur" (1855), "Hijas y esposas"(1865), o esta de la que hoy os hablo, sus "Cuentos góticos".
Esta autora reflejó fielmente en sus obras el papel de la mujer y también la diferencia de clases, detalles que podremos observar en estas narraciones góticas que se alejan un poco de la visión que tenemos del género.
El género gótico está estrechamente ligado al de terror o subsumido en éste, pero Gaskell transforma esas historias, llamémoslas extraordinarias o fantásticas, dándolas un toque más realista que también nos impacta.

Aunque, como acabo de mencionar, estas historias no tienen ese toque tan terrorífico al que nos tienen acostumbrados otros autores de la época, hay que reconocer que Gaskell juega con la tensión y con los sentimientos de los lectores, sin olvidar incluir en ellas algunas características de las más representativas del género gótico como: las mansiones aisladas, los ruidos nocturnos, las maldiciones, y otra seña de identidad imprescindible en este tipo de relatos que afecta a la descripción psicológica de los personajes, los comportamientos extraños e insólitos y otros elementos que terminan influyéndoles: como la angustia, la soledad, el amor enfermizo o los celos, etc...

Este compendio de relatos está formado por 9 historias que fueron publicadas en revistas entre 1851 y 1861; todas, salvo una, lo hicieron de forma anónima.
En ellas nos vamos a encontrar con diversidad de voces narrativas; unas serán narradas en primera persona y otras en tercera, e incluso podemos encontrarnos con fragmentos epistolares.

No todos los relatos me han gustado por igual, pero la valoración general es muy positiva como ya veréis.
Salvo el primer relato: "Desapariciones" que no me ha aportado nada, el resto me han parecido de buenos a brillantes.
Ese primer capítulo, supongo que, a nosotros, casi doscientos años después de haber sido escrito, no nos va a transmitir ningún tipo de miedo, pero si nos ponemos en la mentalidad victoriana deduzco que, solo por los ambientes y escenarios, al menos un poco de respeto sí que nos aportaría.
El resto de las historias, como ya he mencionado, me han gustado mucho, eso sí, se aprecia un desequilibrio narrativo en el estilo.
Ese estilo desigual se debe a la extensión de los relatos; a mayor extensión, mayor calidad, ya que la autora disponía de más lineas para jugar con nosotros e intranquilizarnos, aportando detalles.

Los relatos que más me han gustado han sido:
"La historia de la vieja niñera; La clarisa pobre; La bruja Lois; La rama torcida; Curioso, de ser cierto y La mujer gris".

No os voy a hablar ni a profundizar en el argumento de los cuentos pero hay algo que me gustaría comentaros y es que, en muchos de los citados, no en todos, podemos apreciar una obsesión recurrente: "Los pecados de los padres los pagan los hijos".

Y ya para terminar os cito superficialmente el argumento de dos que me han parecido muy curiosos...
La bruja Lois nos transporta a Salem, en el periodo álgido de la quema de brujas, y Curioso, de ser cierto nos hace recordar, mediante guiños, los cuentos clásicos de nuestra infancia, cuyo origen se remonta en muchos de ellos al s. XVI y XVII e incluso antes. Yo en este pequeño relato, que me he tomado a modo de juego, he encontrado seis referencias.
Me pregunto ¿Cuántas seréis capaces de encontrar vosotros?


8 comentarios:

  1. ¡Hola! No conocía esta colección de cuentos y aunque no soy asidua a este tipo de historias, cuando me lanzo suele ser con libros de esta temática más gótica. Me gusta que la autora haya hecho una reinvención dentro del género haciéndola más realista, así que me lo llevo apuntado porque creo que me puede gustar mucho.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Creo que algunos de los relatos te gustarán mucho. Ya nos contarás.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola, Susurros:
    No acababa de animarme por eso que comentas de que no son tan terroríficos como otros, pero viendo que te ha gustado, me has convencido :-)
    Tengo muchas ganas de leer "La bruja Lois" :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anabel.
      Es cierto, no son cuentos góticos al uso. Gaskell se centra más en lo psicológico, es un horror distinto pero impactante y estoy segura que "La bruja Lois" te gustará. También "La rama torcida" y "La historia de la vieja niñera", creo que serían de tu agrado.

      Besos.

      Eliminar
  3. De la autora he leído La prima Philis nada más. Tengo un libro de cuentos en el que aparece uno suyo y creo que no tardaré en leerlo. El libro que traes hoy no lo conocía, pero es posible que caiga en algún momento porque me gustó el estilo de Gaskell.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Narayani.
      Yo este libro tampoco lo conocía. Fue de casualidad; en una de las últimas visitas a la librería, iba con la idea de comprar "Norte y Sur", de la misma autora, y vi éste de cuentos. Como se ajustaba al reto de clásicos lo compré.

      Si en el libro de cuentos que tienes, aparece uno de los suyos, ya tienes una muestra de como escribe los relatos. ;)

      Besos

      Eliminar
  4. Hola guapísima, tengo el cuento de la vieja niñera, pero no he podido hacerme con esta recopilación... Pero bueno lo apunto para alguna otra ocasión... Me gusta eso de que sean psicológicos...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Me gustan los relatos y me gusta la autora. Me lo voy a apuntar porque de relatos acabo de leer un volumen y no quiero repetir tan pronto con el género. De todos modos, es curioso porque llevo varios días leyendo reseñas de obras de esta autora, títulos que no son precisamente los más conocidos y eso me gusta. Gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar