martes, 27 de septiembre de 2022

Crónica de un drama familiar de Aleksandr I. Herzen

Sinopsis:

En apenas cuatro años, y después del fracaso de las revoluciones de 1848, que le hizo pensar que la Historia le había engañado, Aleksandr I. Herzen hubo de ver cómo también su mundo privado y familiar se desmoronaba: la tormentosa relación de su esposa Natalie con el poeta alemán Georg Herwegh puso en peligro su matrimonio y, aunque superada, dejó sin embargo un grotesco rastro de mezquindades, humillaciones y duelos frustrados; su madre y uno de sus hijos murieron en un naufragio; también Natalie fallecía poco después. Al cabo de seis años, en 1858, una vez «consumido el deseo de venganza», templado «con un prolongado e ininterrumpido análisis», Herzen se dispuso a escribir «un documento de patología psíquica» que prefigura a Dostoievski y cuyas páginas, según Turguéniev, aún «ardían y quemaban». 
Crónica de un drama familiar fue concebida para formar parte de su monumental autobiografía Pasado y pensamientos, pero Herzen no quiso publicarla en vida y el texto no apareció hasta 1917. Desde entonces es un clásico de la literatura de la intimidad, el grave testimonio de un escritor aquejado de «la enfermedad de la verdad».

Opinión:

De nuevo os traigo un clásico ruso hasta esta estantería virtual, pero esta vez en lugar de ser una novela es un crónica que relata la vida del autor, Aleksandr I. Herzen.

Esta obra corta forma parte de los cinco volúmenes que recogen sus memorias, "Pasado y pensamiento", que fueron escritas entre 1852 y 1868. En esas memorias se narran algunos de los acontecimientos más importantes del siglo XIX, pero no fueron publicadas hasta 1917 ya que en ellas aparecían relatados también temas delicados de su vida personal.

En este quinto volumen, cuya lectura puede ser independiente, se narran unos hechos acontecidos entre 1848 y 1863, y en ellos de forma intimista nos traslada a una Europa revolucionaria mostrándonos su desazón por los tiempos convulsos que le ha tocado vivir, y al mismo tiempo, incluyendo momentos muy delicados como la tormentosa relación que mantuvo su esposa Natalie con el poeta alemán Georg Herwegh. 

Ya os he mencionado que esta obra puede leerse de forma totalmente independiente y para que no nos quedemos descolgados, la editorial incluye una pequeña introducción de apenas cuatro páginas en las que nos cuenta la vida de Aleksandr Herzen y de Natalia Zajárina hasta 1848.

En Crónica de un drama familiar vamos a encontrarnos fragmentos de diarios y de cartas, algo muy común en la época, pero también el argumento nos va a recordar esos dramas que triunfaban en ese periodo como Madame Bovary y/o Anna Karenina, eso sí, sin caer en el error de la frivolidad porque Herzen narra la infidelidad de su esposa de forma tácita, sin dar grandes explicaciones y, por supuesto, sin ánimo de hacer más daño metiendo el dedo en la llaga, de ahí que estas memorias se publicasen en 1917, cuando todos los involucrados hacia tiempo que habían fallecido.

Crónica de un drama familiar cuenta tan solo con 181 páginas. Esa brevedad hace que el lector no llegue a saturarse con el hartazgo y el aburrimiento que muestra Herzen al observar la oscura tragedia europea, tras vivir las revoluciones en Italia, París, Berlín y/o Viena.
Lo más interesante, sin duda, llega a partir del capítulo II, momento en que hace acto de aparición el poeta alemán Geroge Herwegh y su esposa Emma.; un matrimonio con un comportamiento tan hipócrita como ridículo y despreciable. Para Herwegh el mundo entero se reduce a sí mismo, un personaje vanidoso con aires de superioridad. 
A este respecto el autor hace un excelente trabajo ya que no escatima a la hora de describir a todos los protagonistas, incluyendo el perfil psicológico.

Y poco más puedo contaros de una obra tan breve. A mí me ha resultado interesante e incluso me ha gustado mucho la forma o el método del autor a la hora de narrar acontecimientos, eso sí, sin olvidar en ningún momento que no se trata de una novela, que aunque sea redundante hay que recordar que es una crónica concebida para formar parte de una monumental autobiografía.

jueves, 15 de septiembre de 2022

Los siete maridos de Evelyn Hugo de Taylor Jenkins Reid

Sinopsis:

Evelyn Hugo, el ícono de Hollywood que se ha recluido en su edad madura, decide al fin contar la verdad sobre su vida llena de glamour y de escándalos. Pero cuando elige para ello a Monique Grant, una periodista desconocida, nadie se sorprende más que la misma Monique. ¿Por qué ella? ¿Por qué ahora? Monique no está precisamente en su mejor momento. Su marido la abandonó, y su vida profesional no avanza. Aun ignorando por qué Evelyn la ha elegido para escribir su biografía, Monique está decidida a aprovechar esa oportunidad para dar impulso a su carrera. Convocada al lujoso apartamento de Evelyn, Monique escucha fascinada mientras la actriz le cuenta su historia. Desde su llegada a Los Ángeles en los años 50 hasta su decisión de abandonar su carrera en el espectáculo en los 80 -y, desde luego, los siete maridos que tuvo en ese tiempo- Evelyn narra una historia de ambición implacable, amistad inesperada, y un gran amor prohibido. Monique empieza a sentir una conexión muy real con la actriz legendaria, pero cuando el relato de Evelyn se acerca a su fin, resulta evidente que su vida se cruza con la de Monique de un modo trágico e irreversible.

Opinión:

Hoy os hablo de Los siete maridos de Evelyn Hugo, una novela con una protagonista hipnótica que consigue convertir una historia en apariencia frívola, más propia del papel cuché que de un libro, pero que sorprendentemente termina absorbiendo al lector con una trama llena de escándalos y glamour.

Nos encontramos con una narración que se ajusta a la estructura clásica, Ab ovo, la de introducción, nudo y desenlace, pero con algún detalle que la hacen sobresalir dentro de esa estructura.

Lo primero con lo que vamos a contar es con dos narradoras, ambas haciendo uso de la primera persona.
La primera con la que entramos en contacto es con Monique Grant, una periodista desconocida que trabaja para una revista rosa y que curiosamente será la elegida por Evelyn Hugo para relatar su vida. Esa va a ser la introducción.

Poco después, Evelyn Hugo tomará el relevo narrativo, recurriendo a sus recuerdos y haciendo uso de lo que se denomina como historia inversa, es decir, un relato que busca el origen de los acontecimientos; parte del presente pero al poco tiempo da un salto al pasado, siguiendo desde ahí hacia delante con una narración lineal que se convertirá en la trama principal y que corresponde al nudo o desarrollo dentro de esa estructura clásica de la que os hablaba al comienzo, pero que también incluye esa curiosidad que es introducir una narración preactiva o racconto en esa sección.
Finalmente llega el desenlace donde Monique volverá a retomar la palabra, un momento en el que las historias de ambas protagonistas dan un giro y terminarán cruzándose.

Como podéis observar en el título, los siete maridos de Evelyn parece que van a tener un protagonismo importante en el libro, pero no es así.
Evelyn recurre a ellos para contar su vida, dedica a cada uno un capítulo, pero solo intervienen en la narración como parteners, personajes secundarios o subordinados a ella, lo que conocemos como personajes incidentales o episódicos. Estos siete personajes, unos con más participación que otros, van a ser puntos de referencia para organizar su relato. 

También hay que señalar que, Monique, aunque es uno de los dos personajes principales, también tiene un protagonismo supeditado a Evelyn, y es que la actriz, como ya os advertí al comienzo, es un personaje hipnótico, va creciendo a lo largo de todo el libro y consigue apoderarse de la trama a pesar de demostrar que no es perfecta.
Por otro lado también debo deciros que con Monique no he conectado, quizás le ha faltado profundidad al personaje, pero creo que está hecho a propósito, para aparecer solo como un nexo entre Evelyn y los lectores.

Ya para terminar tengo que decir que esta novela me ha sorprendido. No tenía depositada en ella unas altas expectativas, es más... llegó a mí casi por casualidad, pero el personaje como habéis visto me ha fascinado.

martes, 6 de septiembre de 2022

El secreto de madame Gigi de Lucía Feliu

Sinopsis:

Quién es Gilberte Alapin? ¿Qué se oculta bajo su amable apariencia? 

La acción sucede en el París de la actualidad. Dos jóvenes llegan a la residencia de estudiantes Lamarck, en pleno corazón de la ciudad. La distinguida dueña es Gilberte Alapin, conocida por sus amistades como Gigi.
La vida de los dos jóvenes, Andrés y Dadou, transcurre en la rutina de la residencia, cuando todo cambia de la noche a la mañana: Andrés se convierte en testigo de un fatal accidente y, al socorrer al moribundo, una extraña petición sale de los labios del desconocido.
A partir de ese momento se inicia para ellos un sinfín de aventuras y desventuras, en las cuales estará presente un astuto inspector de policía que no abandonará fácilmente sus pesquisas. Pero algo mucho peor está aún por llegar…

Opinión:

Ya sabéis, los que me seguís con asiduidad, que soy una especie de buscadora de detalles curiosos en los libros; detalles que no me guardo y que luego os voy contando por aquí.
En esta ocasión la casualidad me ha llevado de nuevo a otra obra de Lucía Feliu, una autora que ya reseñé hace unos años cuando leí Cartas a Siracusa, y debo deciros que este nuevo libro me ha sorprendido gratamente por lo que he encontrado.

El secreto de madame Gigi es una novela de intriga cargada de sorpresas y giros argumentales que atrapa desde las primeras páginas porque la autora, además de diseminar el suspense con acierto a lo largo de toda la obra nos deja una buena dosis en los primeros capítulos.

Madame Gigi regenta la residencia de estudiantes Lamarck en pleno barrio de Montmartre y ese va a ser el escenario principal por el que se moverán nuestros protagonistas.
Andrés y Dadou son dos estudiantes de esa residencia y aunque van a tener una relevancia muy destacada, realmente el protagonismo principal va a recaer sobre Gilberte Alapin, a la que conoceremos como madame Gigi y sobre una extraña pieza de arte: un reloj de valor incalculable. 
Andrés va a ser testigo de un fatal accidente. El moribundo le hará una extraña petición y a partir de ese momento comenzará una aventura muy peligrosa.
Lógicamente también va a haber otros personajes secundarios que apoyarán al elenco principal aportando su toque especial y que lucharán por hacerse un hueco en ese protagonismo.

El narrador predominante nos va a hacer llegar la historia en tercera persona, pero también habrá un espacio reservado a un relato breve en primera persona. 
Y aquí llegan las curiosidades...
Esta novela incluye lo que se denomina como narración enmarcada, una técnica en la que tenemos una trama principal que contiene o incluye otra de duración más breve, como si fuese una historia dentro de otra. 
En esa narración breve, como ya os he adelantado, Gilberte Alapin nos va a contar su vida pasada en primera persona. Ese recurso es un racconto, ya sabéis, una narración que retrocede al pasado para mostrarnos unos hechos determinados y que después retornará al presente. 
Esa parte de la novela es quizás la que más me ha gustado por un motivo muy sencillo. Podemos decir que la trama general es una historia de intriga y suspense con toques policíacos, pero esta breve historia de Gigi es un relato con toques muy clásicos que incluye ladrones de guante blanco muy al estilo de la obra de Maurice Leblanc y su archiconocido Arsène Lupin.

En su conjunto cabe destacar el buen hacer de la escritora puesto que equilibra la trama en capítulos relativamente breves que permiten una cómoda lectura, además del uso de un lenguaje sencillo pero muy cuidado.
Y ya para terminar os diré que Lucía Feliu nos tiene reservado un final muy a la altura de toda la historia, aderezado con un par de giros de tuerca que os van a sorprender.

miércoles, 24 de agosto de 2022

Instrucciones para una ola de calor de Maggie O'Farrell

Sinopsis:

Una novela sobre la familia, sobre lo que contamos y lo que decidimos no contar; sobre los compromisos y las concesiones que hacemos, y sobre lo que puede ocurrir si construimos nuestra vida sobre medias verdades.

En Londres, en el verano de 1976, durante una ola de calor y una sequía legendarias, Robert Riordan, recientemente jubilado, sale de casa por la mañana, como todos los días, para comprar el periódico, pero esta vez no regresa. Asustada, su esposa Gretta llama a sus tres hijos, dos mujeres y un hombre, que regresarán a la casa familiar para emprender las pesquisas. El inusitado calor provoca extraños comportamientos entre los Riordan, irlandeses católicos radicados en Londres, y varios secretos guardados celosamente durante años afloran a la superficie.
El hijo mayor, Michael Francis, es un desencantado profesor de historia que trata de salvar su matrimonio. Monica ha intentado recomponer su vida tras el fracaso de su matrimonio pero sufre la animadversión de las hijas de su actual pareja. Aoife, la pequeña, es la hermana rebelde que abandonó los estudios y buscó refugio en Nueva York. Cada uno de ellos tiene sus propias ideas acerca de dónde puede estar su padre. Pero lo que ninguno sospecha es que su madre sabe mucho más de lo que les ha contado.

Opinión:

Creo que el primer párrafo de la sinopsis resume de forma clara y concisa la esencia de esta novela, porque el refranero que sabe mucho de esto dice que una verdad a medias será, tarde o temprano, una mentira completa.

Nos encontramos en Londres, en el verano de 1976. Un verano que tiene mucho en común con el que estamos pasando ahora mismo; con olas de calor asfixiantes que se hacen interminables y una sequía como no se ha conocido en el último siglo.

Gretta y Robert han pasado juntos más de treinta años. A pesar del apego y de la dependencia de uno por el otro, Robert, un recién jubilado, desaparece del hogar familiar sin motivo aparente. 
A partir de ese momento comienza una búsqueda compleja que llevará a la familia Riordan no solo a intentar localizar al cabeza de familia sino también a profundizar en la relación entre ellos.

Con lo primero que nos vamos a encontrar es con un narrador en tercera persona que actúa a modo de cámara. 
Este narrador describe la situación de los personajes al detalle, dando apariencia de objetividad. Los lectores asistimos al relato como observadores, seguimos a cada uno de ellos, pero ojo, porque al igual que haría una cámara de cine solo nos va a mostrar o a enfocar lo que quiere o considera importante, dando más relevancia a unos hechos que a otros. También es cierto que la historia del pasado de esta familia se va a construir sobre elipsis, sobre esos silencios que muchas veces llevan a la interpretación de sucesos de forma errónea.

Este narrador tan curioso, al comienzo de la novela, va a dedicar un capítulo en exclusiva a cada uno de los cuatro protagonistas, es decir, a Gretta y a sus tres hijos, Michael Francis, Mónica y Aoife. De esa forma conoceremos su vida actual justo en el momento de la desaparición.
Tras esas cuatro narraciones independientes la vida de los personajes volverá a confluir y todos juntos iniciarán esa búsqueda a la que se ven empujados por las circunstancias y que les llevará a profundizar en determinados hechos del pasado.

Realmente la desaparición solo sirve para narrar lo que hay detrás, lo que se ha ido ocultando y que al final ha enquistado las relaciones entre ellos. 
Esa desaparición es tan solo un macguffin, un elemento de suspense que impulsa la trama, muy empleado en cine, y que como veis está muy ligado a ese narrador cámara del que os hablaba al comienzo. 
Ese macguffin, la desaparición de Robert, va a ir perdiendo fuerza poco a poco. Los lectores perdemos el interés por él, y creo que ese es el fallo de esta novela. Tenemos una historia cargada de suspense que nada tiene que ver con ese género y llegado a un punto en concreto empieza a desinflarse, quizás porque el resto de personajes tienen mucha fuerza y sumado a la historia del pasado consiguen robarle el poco protagonismo con el que contaba.

Ya para terminar hay otro detalle que no quiero olvidar mencionar sobre este narrador y es que al enfocar solo sobre los protagonistas crea una especie de mundo en el que los aísla. Poco vamos a saber de lo que sucede en el exterior, salvo esa ola de calor que sacude Londres y que da título a la novela. Maggie O'Farrell quiere que nos centremos en esa familia, en sus secretos, en las rencillas y los rencores; en resumidas cuentas... en lo verdaderamente importante que son las relaciones humanas.

Una novela que posee algún fallito, pero en que desde mi punto de vista es recomendable.

miércoles, 17 de agosto de 2022

La pequeña Eve de Catriona Ward

Sinopsis:

«¿Dónde está Evelyn? Ah, ya me acuerdo. Nos quitó los ojos.» Día de año nuevo, 1921. Siete cuerpos mutilados aparecen en un antiguo círculo de piedras en Altnaharra, una remota isla escocesa. Son "los Niños", miembros de un culto gobernado por una sádica figura a quien llaman "el tío". La única superviviente, Dinah, afirma que los ha asesinado Eve, que se habría ahogado al intentar escapar. Sin embargo, a medida que nos adentramos en la historia de Eve y Dinah hasta la masacre, va surgiendo una verdad más oscura y extraña.
La isla es todo lo que los Niños conocen, el tío no permite ningún contacto con el mundo exterior. Pero el mundo está en guerra y alcanza incluso a la solitaria comunidad de Altnaharra.

Opinión:

Tras el éxito alcanzado por La casa al final de Needless Street, novela de la que os hablé hace unos meses, la editorial Runas se lanza de nuevo a publicar otra obra de esta autora, escrita en 2018, pero que volverá a sorprender por su complejo argumento.

Esta novela obtuvo el premio Shirley Jackson y el August Derleth a la mejor novela de horror de los British Fantasy Awards de 2019.

En esta ocasión Catriona Ward nos presenta una historia con tintes muy góticos y al igual que ocurría en "La casa al final de Needless Street" jugará al despiste con nosotros. 
En esta nueva experiencia volvemos a enfrentarnos a la dificultad de averiguar lo que realmente está sucediendo.
Los medios que emplea para engañarnos son varios.
  • El primero es que la historia va a ser narrada por varios personajes que harán uso de la primera persona. Sabemos que esa primera persona puede inducir al engaño, porque cada uno de ellos nos mostrará su opinión y su punto de vista sobre los hechos, que muchas veces pueden estar manipulad y distar de la realidad, un claro ejemplo de multiperspectivismo.
  • Por otro lado también va a incluir una narración no lineal donde el relato irá saltando del presente al pasado.
Con estos elementos sumados a las vueltas de tuerca y el buen uso que hace la autora del suspense se teje ante nuestros ojos una red que impide diferenciar lo que es real de lo que no lo es.

A todo esto también hay que añadir el ambiente gótico al que se suma la atmósfera opresiva y asfixiante que planea sobre toda la historia que influirá directamente en los lectores. 
Un torreón medio derruido y aislado en mitad de una isla escocesa; el frío y la humedad cubriendo los escenarios; la conducta extraña de los personajes, un comportamiento que gracias a las descripciones no nos dejará indiferentes y donde la autora, al igual que hizo en "La casa al final de Needless Street", vuelve a hablar de maltrato, mentiras, soledad y superviviencia, detalles que sirven para realzar un argumento donde nada ni nadie es lo que parecen. 

Cabe señalar que este libro posee, a mi entender, una complejidad narrativa y argumental mayor que la anterior publicación, puesto que abarca no solo una lucha interior de los personajes sino también un conflicto entre ellos para destacar y ganarse el afecto del tío, un personaje escalofriante.

De nuevo desde estas líneas os recomiendo leer a esta autora que estoy segura de que os sorprenderá.