martes, 15 de octubre de 2019

Los crímenes del Ártico de Mads Peder Nordbo

Sinopsis:

En Groenlandia, una serie de asesinatos conmociona a la pequeña comunidad de Nuuk, la capital de la gélida isla. Matthew Cave, un joven periodista del periódico local, es enviado a cubrir el descubrimiento de lo que parece ser un fósil de la época vikinga. Pero el caos se desata cuando la momia desaparece y el policía encargado de protegerla durante la noche es brutalmente asesinado.

Matthew se verá inmerso casi sin pretenderlo en una difícil investigación que se remontará al caso sin resolver más importante de los años setenta. La única que confiará en el instinto del periodista es la peculiar y muy tatuada Tupaarnaq, una misteriosa joven groenlandesa que acaba de salir de prisión tras haber asesinado a su propio padre. Ambos deberán superar sus reticencias iniciales para llegar hasta el final y atrapar a un asesino en serie que tiene aterrorizada a toda la isla.

Opinión:

Parece que, últimamente, Groenlandia se ha convertido en el tema de conversación de muchos corrillos y tertulias, y nos ha hecho girar la mirada hacia esa isla que está considerada como la mayor del mundo y de la cual, visto lo visto, conocemos muy poco.
Uno de los motivos es la absurda proposición de compra de Donald Trump sobre ese territorio autónomo pero dependiente de Dinamarca.
El otro, pues quizás sea la publicación de este libro, "Los crímenes del Ártico", en más de veinte países, una fascinante historia que combina la novela negra y el thriller, géneros en los que los escritores nórdicos se mueven francamente bien.

Esa isla, Groenlandia, que va a convertirse en el escenario de la obra, tiene el 77% de su superficie cubierta de hielo y en groenlandés significa "tierra de los Kalaallit"; estuvo habitada, aunque no de forma continua, desde el III milenio a.C. por pueblos amerindios. En el siglo X, su costa fue colonizada por gentes procedentes de Islandia, pero entre mediados del siglo XV y 1721 existe un gran vacío, "los pobladores nórdicos" desaparecieron dejando abandonados sus asentamientos.

La historia comienza en 2014, cuando un cuerpo es hallado en la grieta de un glaciar.
Todo parece apuntar a que el cuerpo pertenece a un vikingo, a uno de los últimos habitantes nórdicos que poblaron la zona, pero como habéis leído en la sinopsis, el cuerpo desaparece.
La novela cobra un ritmo muy ágil desde el comienzo y el suspense va a cubrir, como una espesa capa de hielo, gran parte de la trama.

Contaremos con dos lineas temporales, una en 2014 y la otra en 1973; dos épocas que enlazarán una serie de crímenes.

Los capítulos son muy breves, de dos o tres páginas, y ese detalle sumado a una prosa muy fluida y al argumento sembrado de crímenes, hacen que la lectura avance sin pausa, por lo tanto ya tenemos otro detalle para leer esta historia, que el ritmo no se verá alterado en ningún momento.

Otro detalle a favor es la ambientación.
El autor prescinde de extensas y aburridas descripciones. Lo que hace es mostrarnos el entorno y que éste se funda con la acción, de esa forma consigue que se abra ante nosotros una ventana que muestra la belleza gélida del paisaje, pero sin recargar.

Os he mencionado al comienzo que nos encontramos ante una novela negra con tintes de thriller. Últimamente a los amantes del género criminal nos cuesta mucho encontrar argumentos puramente negros, así que no esperéis encontrar una novela negra "pura y dura". Quizás el motivo sea que el género, al igual que otros, está experimentando una evolución constante.
Es cierto que aparecen asesinatos sangrientos, pero nada que un lector demasiado sensible no pueda leer, esto último lo digo porque se están viendo críticas sobre otras novelas negras que censuran precisamente la crueldad de las escenas.
La verdad es que es algo absurdo, porque los lectores de este tipo de obras, deberían estar más que acostumbrados a ello, si queremos algo dulcificado podemos pasarnos al policíaco.
Pero echemos un tupido velo sobre esto y continuemos con el comentario...

Como iba diciendo nos vamos a encontrar con asesinatos "sangrientos", indispensables para el género, pero también con otras características propias que echo en falta muchas veces, como la crítica social, la corrupción, el abuso, pero sobre todo esa linea que separa el bien y el mal, y que el autor de los crímenes aquí, logra traspasar. Puedo decir que sin ánimo de justificar los asesinatos y lejos de ser un spoiler, estos pueden parecernos cargados de justicia divina.

"Los crímenes del Ártico" es la primera entrega de una trilogía que ya está publicada completa en su idioma original y que tiene como protagonista al periodista Matthew Cave, un personaje al que no le importa saltarse las reglas de vez en cuando, otra característica más para sumar a las ya citadas hasta el momento.
En nuestro país, de momento, solo se ha publicado este primer título, espero que no ocurra como en otras series que nos quedamos a medias...

También hay que decir que esta es la primera incursión del autor en la "novela negra".
Desde hace unos años estamos siendo bombardeados desde los países nórdicos con historias protagonizadas por unos personajes fríos y distantes y cargadas de escenas con bastantes trazas de violencia, lo que las enmarca a la perfección en esa categoría ya mencionada.
Quizás el libro carece de esos dos detalles llevados al extremo.
Los lectores empatizamos con los personajes y como ya he mencionado, aunque los asesinatos son cruentos, no se crece a la hora de describirlos, los muestra y continúa con la narración...

Esta obra me ha recordado mucho a otras, por ejemplo, uno de los personajes se parece a Lisbeth Salander, protagonista de la saga Millenium, quizás por el perfil antisocial, pero también la crítica que se esconde entre sus páginas, donde nos muestra la tensa y difícil situación de los inuit con Dinamarca, me lleve a pensar en una historia escrita por Peter Hoeg, autor danés y publicada en 1992. Esa novela tiene un argumento que se mueve también entre Dinamarca y Groenlandia y fue llevada al cine en 1997.
Seguro que os sonará... la obra en papel llevaba el título de "La señorita Smila y su especial percepción de la nieve" pero es más conocida por la película que adoptó un título más corto: "Smila: Misterio en la nieve".

Y ahora sí, para terminar y antes de que se me olvide activo mi modo ironic On para mencionaros una última cosa.

"Los crímenes del Ártico", muchos expertos, se desmarcan situándolo dentro de una nueva categoría o subgénero denominado "arctic noir", que ha surgido como generación espontánea, prácticamente antes de ayer...
¡Vamos! otra chorrada de categoría monumental, que se han inventado para volvernos locos a los lectores, que no teníamos ya bastante con llamarlo "novela nórdica". 
Pues ¡no!, no os equivoquéis, porque esta novela negra es más glacial, y la climatología marca como una característica propia el desarrollo de la trama. 
Según dicen, son historias contadas desde el ártico, por sus gentes y profundizando en su cultura.
Supongo, por lo tanto, que la novela negra nacida aquí en España, bajo el sol, entre paellas, churrasquito y albariño, en vez de "novela negra" también tendrá alguna denominación, eso sí, con mucha clase, como el aceite de oliva"virgen extra", pero que hasta el momento se me escapa. 
Si alguien ilumina mi ignorancia ya os lo contaré.
Ahora apago y me pongo en modo ironic Off para despedirme.

Os recomiendo esta novela, ha sido una buena lectura y seguro que al margen de géneros y subgéneros regionales inventados, el contenido no os defraudará.


martes, 8 de octubre de 2019

La catadora de Hitler de V.S. Alexander

Sinopsis:

Cuando los bombardeos de los Aliados comienzan a caer sobre Berlín, los padres de Magda deciden enviarla con sus tíos a las montañas, donde le consiguen un trabajo en el Berghof, el lugar de descanso de Hitler. Tras una serie de rigurosos exámenes físicos y mentales, es asignada a la cocina formando parte del grupo de mujeres dedicadas a catar los alimentos del Führer para asegurarse de que no estén envenenados.
En medio de la belleza de los Alpes bávaros, Magda se olvida de los horrores de la guerra y del peligro que supone su nuevo trabajo. Sin embargo, la calma se esfumará cuando conoce al capitán de las SS Karl Weber, un conspirador que intenta convencerla de que el Führer debe morir, y ella se convierte en la pieza más importante de un complot que pondrá a prueba su inteligencia y lealtad.

Opinión:

Hoy os hablo de "La catadora de Hitler", pero antes de empezar con la reseña debo hacer una pequeña puntualización.
Esta novela no es una biografía de Margot Wölk, la única superviviente de las catadoras de Hitler, pero sí es cierto que varias escenas aquí narradas se basan en su experiencia.

Magda, nuestra protagonista, toma la palabra; da voz a una de las quince mujeres que se jugaban la vida, varias veces al día, probando la comida del Fürer, intentado que no le asesinasen.
Pero no podemos creernos al pie de la letra todo lo que sucede al personaje.
Ella será el medio para relatarnos, novelándolo, otro de esos episodios de la II Guerra Mundial, verídico pero desconocido por muchos de nosotros.

La historia, como os digo, esta basada o inspirada en Margot.
En este caso, Magda junto a otros personajes ficticios, se entremezclarán con los reales, borrando esa linea que existe entre realidad y ficción.
Pero insisto, no olvidéis que entre las páginas de este libro se esconde una parte muy importante de licencia del escritor, aunque lo que se vive de fondo sea totalmente cierto.

Realmente lo bueno, quizás lo que más me ha llamado la atención, es que mientras lees olvidas todo lo que acabo de mencionar.
El lector no se cuestiona si parte de lo que narra Magda es cierto o no, lo único importante es que es un relato bien contado, siguiendo el hilo de los hechos reales.

Magda es llevada al Berghof, el refugio que tiene en los Alpes el dictador, y allí se verá inmersa en un mundo de desconfianza y temor.
El Berghof es una especie de microcosmos, aislado, recóndito y que les aleja de la realidad de la guerra. Ella se verá involucrada en la famosa "Operación Valkiria", lo que hoy conocemos como otro intento fallido de asesinar a Adolf Hitler en julio de 1944.

"Es como si viviéramos en un mundo fabricado que se encoge día tras día. Puedo sentir que las paredes se nos vienen encima. Sobre Alemania, sobre Berlín, sobre nosotros." .

La historia comienza con un pequeño prólogo fechado en 2013, donde la protagonista, ahora una anciana, nos cuenta que estuvo junto a Hitler el día de su muerte.
A partir de ahí, recurre a una narración retrospectiva que nos sitúa a principios de 1943. para relatarnos, desde el comienzo, como llegó a ser una de las catadoras.
Desde ese punto el relato avanzará de forma lineal...

Magda irá ascendiendo, valiéndose de su inteligencia, pero cualquier acción poco meditada puede ser el fin, no solo de ella, sino también de su familia.
Este detalle que acabo de mencionar, es el generador de tensión, porque todas sus acciones están marcadas no solo por esa época peligrosa que le ha tocado vivir sino también por el ambiente en el que se ha instalado... donde no existe el mañana y pensar en él es algo que no puede permitirse.

El estilo narrativo es directo y sencillo.
La trama se centra en todo lo que ocurre alrededor de la joven, sin olvidar mostrarnos la lucha que se libra en su interior, entre su deber como alemana, como trabajadora al servicio del Reich y sus verdaderas lealtades.

Los personajes se dividen en dos grupos: reales y ficticios, pero también existe otra subdivisión, los buenos y los que desde el comienzo no nos van a gustar.
De entre todos estos personajes solo hay uno que sobresale, y es precisamente ella, no solo porque sea la protagonista, sino también la cronista y nuestra guía por el relato.

Es cierto que, como habéis podido ver, también es la historia de Alemania, pero solo tratada de fondo. Magda nos muestra lo que sucede a su alrededor, lo que le afecta a ella. Supongo que estaréis pensando que Hitler también debe ser un gran personaje, porque su protagonismo histórico así lo requiere; pero aquí el dictador es tan solo un mero secundario. Entra y sale de los escenarios, sabemos que siempre está de fondo, como si fuese un personaje omnipresente, pero siempre con un protagonismo pasivo.
A pesar de esto, me ha gustado muchísimo la descripción que se hace sobre el dictador. Aunque no profundiza en él, sí nos muestra esa atracción que desprendía, toda esa propaganda engañosa que vertían sobre Alemania y que llevaba a sus gentes a confiar plenamente en los delirios de un loco. El autor tampoco omite en esa descripción el deterioro físico que va sufriendo y que poco se menciona en otros libros.

Esta obra esconde una historia emocionante, con intrigas y grandes momentos de tensión, sin olvidar por supuesto a unos personajes bastante interesantes.
Siempre me han gustado las historias inspiradas en la II Guerra Mundial, y esta, al igual que "La ladrona de libros" deja ese regusto tan especial, ese sabor agridulce que hace que sus personajes y la trama perduren en el tiempo.

"Al otro lado de la ventana, el mundo parecía soleado y alegre, pero, al igual que todo lo demás, el agradable clima no era más que una ilusión, una distracción de la verdad" .

Para terminar os diré que, aunque la historia de Magda es el corazón de esta novela, este tipo de obras siempre esconden mucho más, manipulación ideológica, muerte y destrucción, extremismo... resumiendo, historias que nos hacen reflexionar.


martes, 1 de octubre de 2019

El misterio del cuarto amarillo de Gastón Leroux

El misterio del cuarto amarillo (Las aventuras de Joseph Rouletabille 01)
Sinopsis:

El misterio del cuarto amarillo
Abogado durante un breve periodo de tiempo en su juventud, luego avispado periodista de tribunales y finalmente escritor de éxito, Gaston Leroux (1868-1929) es autor de las que son sin duda algunas de las obras más populares de la literatura francesa.
Entre ellas destaca "El misterio del cuarto amarillo" (1907), clásico de la literatura policíaca y de intriga en la que su protagonista, el periodista Rouletabille (perteneciente a la estirpe del Dupin de Poe y el Holmes de Conan Doyle), se ve enfrentado al reto de despejar un enigma aparentemente irresoluble, como es el de un crimen y la posterior huida del criminal en el interior de una estancia inaccesible.

Opinión: El misterio del cuarto amarillo (Las aventuras de Joseph Rouletabille 01)

Seguro que a todos os suena el nombre de Gastón Leroux, ya que es el autor, mundialmente célebre, de "El fantasma de la ópera"; un gran clásico del género gótico ya reseñado en el blog.
Lo que no todo el mundo sabe es que, más allá de la gran obra, también fue un reconocido escritor de novela policíaca y de misterio.

Leroux curso estudios de Derecho, pero una inesperada herencia y el brillo fascinante que desprendían los cabarets de la Belle Époque, los clubs nocturnos, las bellas mujeres y un exceso de absenta, sumado al mundillo literario que se movía cómodamente entre ellos, le hicieron abandonar la profesión de abogado y abrazar el emocionante mundo literario.
Tras quedarse sin blanca empieza a trabajar en el periódico "Le Matin", a cargo de la crónica judicial, y es allí donde entra en contacto con toda suerte de individuos, desde ricos a maleantes, que serán precisamente los que le inspiren a la hora de crear los personajes de sus historias.
En 1917 publica esta novela de la que hoy os hablo, y que será la primera en la que aparezca su alter ego, el periodista Joseph Rouletabille, y que se hará cargo del protagonismo de toda una saga que le proporcionará un gran éxito, convirtiéndole en toda una celebridad.

Leroux, admirador de Poe y de Conan Doyle, se inspirará en sus obras para dar vida a un personaje, que siendo periodista como él, adopta el papel de investigador.

En este libro vamos a encontrarnos con un clásico del misterio, un crimen cometido al estilo de los de "cuarto cerrado", e incluso muchos amantes de la novela enigma dicen que en esta historia, se encuentra uno de los misterios más elaborados y originales de ese estilo.

La saga cuenta con siete novelas, ya que al llegar a ese número Gastón y pese al gran éxito que obtuvo, decidió abandonar al personaje.

Hay algo curioso en esta historia, y es la gran cantidad de semejanzas que encontramos con otras narraciones de la época...

El narrador empleado es un personaje que hace de cronista, el abogado Gaston Sainclair.
El intentará respetar la versión original de los hechos, pero, aparentemente como personaje, tiene poco protagonismo en el caso.
Es un testigo de los sucesos que acompaña, la mayor parte del tiempo, al personaje principal.
Este narrador va a relatar la aventura y desempeña la misma función literaria que el "Hastings" de Poirot.
Para todos aquellos que hayáis leído la obra de Agatha Christie os resultará fácilmente reconocible esa función e incluso encontraréis paralelismos entre los personajes.
Para los que no... yo os los cuento.
Hastings es el encargado de narrar muchas de las aventuras de Poirot. La mayoría de las veces, falla en sus deducciones, y el detective belga ironiza con la forma de pensar del personaje.
Rouletabille, nuestro protagonista de hoy, actúa del mismo modo que Poirot.
Tiene una gran capacidad deductiva y veremos, como en ocasiones, también ironiza con las pobres deducciones de Sainclair. Pero este joven reportero, es anterior a la creación de los personajes de Christie.
Como veis la literatura se nutre de la literatura, y los creadores se inspiran en lo ya leído a la hora de imaginar nuevas aventuras.
Pero sigamos hablando de paralelismos...

Los lectores vamos a encontrar más semejanzas entre este caso y otros surgidos en el campo de la imaginación, como por ejemplo, "Los crímenes de la calle Morgue" (1841) de Poe, lo que ocurre es que Gastón Leroux, dando voz a uno de sus personajes, quita algo de mérito a esas obras a las que hace referencia, mostrando que este caso del "cuarto amarillo", es mucho más complejo.
La verdad es que en eso el autor tiene razón.
El planteamiento del caso es tan original, que los lectores nos vemos involucrados, intentando desentrañar un oscuro y complicado problema; un caso que a simple vista parece no tener una solución lógica. Vamos a sumergirnos de golpe en varios misterios, no solo cómo se escabulló el criminal de la escena, sino también cuál es la identidad y el móvil que empuja a cometer el crimen.

El ritmo de esta obra, para mi gusto, es demasiado pausado, pero Leroux vuelve a hacer uso de uno de los personajes, dándole el don de la palabra para explicar el motivo...
Sainclair nos informa que la precisión del relato que afecta al ritmo, se debe a que quiere estar seguro de no omitir ningún detalle, que pueda afectar a las condiciones en las que se produce el extraño fenómeno en "el cuarto amarillo", de esa forma mata dos pájaros de un tiro... demuestra que está hecho a propósito y nos calla a los que nos quejamos de la lentitud narrativa.

Unos párrafos atrás os dije que Sainclair tiene, en apariencia, un protagonismo limitado en los hechos. Eso es cierto, lo que ocurre es que el personaje es importante en esta historia por ser el narrador, y como ya habéis visto, es el elemento a través del cual el autor se pone en contacto con nosotros, los lectores.
El será la voz de Leroux además, por supuesto, de asumir la dirección en la crónica. Hará de guía minucioso, eso ya lo he dicho y será quien añada tanto planos de los escenarios, para facilitar la comprensión del caso al lector, como anotaciones que hará Rouletabille cuando el abogado esté ausente.

Sin duda, "el misterio del cuarto amarillo" es una de las obras mejor estructuradas dentro del género, y os aseguro que os dejará ese regusto tan especial que dejan las grandes novelas de misterio clásicas.


martes, 24 de septiembre de 2019

Una mujer inoportuna de Dominick Dunne

Sinopsis:

En Los Ángeles, a principios de los noventa, todo el mundo envidia a Pauline y Jules Mendelson. Casados desde hace más de veinte años, con una reputación intachable y siempre envueltos en un halo de estudiada elegancia, sus fiestas en su espléndida mansión son cita obligada en la vida social de la ciudad. Pero esta estampa de perfección se disipa cuando las luces se apagan y asoma la vasta red de favores, mentiras e hipocresías que sostiene el imperio de los poderosos. Así, cuando Jules se encapricha de Flo, una camarera que sueña con ser actriz, cree que podrá controlar la situación y mantener una discreta aventura con ella, sin sospechar que se convertirá en una peligrosa obsesión. Por otro lado, la doble vida de uno de los mejores amigos de Pauline amenazará con sacar a la luz los secretos que esta opulenta comunidad intenta esconder a cualquier precio.

En la que está considerada por la crítica como su novela más lograda, Dominick Dunne vuelve a su tema favorito para perfilar con exquisito detalle la intimidad de la alta sociedad estadounidense de finales del siglo xx. Un vívido retrato de la peculiar tipología de sus miembros y de sus costumbres, y del entramado de corrupción que les permite conservar sus privilegios.

Opinión:

A Dominick Dunne se le considera como a uno de los herederos de Truman Capote o Tom Wolfe, ya que la linea de su escritura sigue la estética del denominado Nuevo Periodismo, corriente que surgió por la década de los sesenta y caracterizado por un estilo libre, ligero, y que escondía una crítica, ácida pero elegante, hacia la sociedad.
Esta novela de la que hoy os hablo fue escrita en 1990, y gracias a la publicación de Libros Asteroide podemos desfrutar hoy de ella.
"Una mujer inoportuna" está considerada como su mejor obra, quizás por esa descripción que hace de una clase social, donde abunda la corrupción, la mentira y sobre todo el uso del poder mal empleado.

De Dominick Dunne tengo aún pendiente de leer, "Las dos señoras Grenville" y "Una temporada en el purgatorio", que según dicen le convirtieron en un gran cronista, debido a esa faceta de observador, incomparablemente agudo, a la que supo sacar partido.
Este escritor no dudó a la hora de mostrar sin tapujos, el lado más oscuro de las ricas y poderosas familias de la alta sociedad norteamericana.
"Una mujer inoportuna"está basada en un escándalo real, pero es mucho más que la crónica de una infidelidad o de un triángulo amoroso.

La historia nos va a llegar a través de dos tipos de narrador.
El primero que vamos a encontrar y predominante, ya que se hace cargo de relatar todo el grueso de la novela, es un narrador omnisciente, alguien que sabe lo que ocultan los personajes y que no duda en atraparnos en su narración.
El segundo narrador que entra en escena, al final de cada capítulo, va a ser Flo. En esos momentos se incorporan fragmentos de unas cintas grabadas por ella, donde irá relatando detalles importantes de su relación.

Debo deciros que este libro me ha gustado muchísimo, por varios motivos.
Cuando comenzamos a leer, o si hacemos caso a la sinopsis, pensamos que nos vamos a encontrar con una obra que relata la historia de un clásico triángulo amoroso; el compuesto por Jules Mendelson; la esposa perfecta, Pauline; y una joven camarera con sueños de actriz que se ve convertida, de la noche a la mañana, en la incomoda amante del empresario, como veis recursos muy estereotipados, pero no es así...
Lo que comienza siendo una historia de exitosos empresarios, con fiestas deslumbrantes, deriva al poco tiempo en una trama de corrupción y ambición que se sostiene sobre unos débiles pilares... la mentira.

El argumento es muy dinámico y no da opción para el aburrimiento, ya que la trama se desliza con fluidez, desde la crónica social hasta la crónica negra, con asesinato incluido.
Los personajes, ya os he advertido en el párrafo anterior, pueden parecernos cargados de clichés, pero incluso ese detalle me ha gustado, porque cumplen con su función, sirven para denunciar el cinismo que rodea a las clases retratadas.
Dunne nos ofrece un amplio abanico de personajes, donde incluso los secundarios, aparecen construidos con todo detalle. Todos esconden mucho más de lo que nos muestran en apariencia.

Todo ese elenco de personajes va a ir entrecruzándose, y como cada uno de ellos arrastra un pasado, unos más turbio que otros, vamos a entrar de lleno en una novela compuesta por muchas historias.
Este autor recrea el mundillo de la alta sociedad norteamericana como si fuese la construcción de un microcosmos de ámbito cerrado, al que únicamente los más privilegiados pueden tener acceso. Pero Dunne, de forma inteligente, deja abierto un resquicio, una puerta trasera lo suficientemente grande, para que algunos personajes puedan entrar y salir de él.
Por esa entrada vamos a ver asomarse a Flo, que se deja deslumbrar por esa vida cargada de lujos que le ofrece el gran empresario del momento; y también veremos al estiloso Hector, y sus salidas nocturnas, que esconden más de un secretillo.
El personaje que hace de nexo entre todas las historias es Philip Quennel, un joven que es contratado por un productor para escribir un documental. Philip también se verá absorbido por ese mundo en el que no es oro todo lo que reluce.

Y poco más me queda por deciros, salvo que ha sido una obra que me ha dado más de lo que esperaba.
Espero que este comentario haya sido de vuestro agrado y que si disponéis de tiempo, le echéis una mirada a la obra de este autor.
Yo por mi parte me comprometo, en breve, a hablaros de otra de sus novelas, ya que la experiencia de esta ha sido muy satisfactoria.


martes, 17 de septiembre de 2019

El asesinato de Roger Ackroyd de Agatha Christie

Sinopsis:

El asesinato de Roger Ackroyd rompió todas las reglas de la novela policíaca y convirtió a Agatha Christie en un nombre reconocible.
Roger Ackroyd sabe demasiado. Sabe que la mujer que ama envenenó a su brutal primer marido. También sospecha que alguien la ha estado chantajeando. Ahora, trágicamente, le llega la noticia de que se ha quitado la vida con una sobredosis de drogas.
Pero el correo de la tarde trae a Roger una última y fatal información, que puede aportar alguna luz sobre la identidad del chantajista. Por desgracia, antes de que pueda terminar de leerla, es apuñalado por la espalda hasta morir.
Si usted no sabe nada de este libro le damos dos consejos: no comentarlo con nadie, y leerlo a toda velocidad, ya que contiene una de las mayores sorpresas de la historia de la novela negra.

Opinión:

Hace tiempo me propuse leer las obras más llamativas de Agatha Christie, y aunque muchas de ellas ya las había leído, esta vez para reseñarlas en el blog, he procurado hacerlo con más atención y detenimiento.
Lo bueno de sus historias, es que al compartir siempre los mismos elementos, es decir, un asesinato y un montón de sospechosos, tras haber pasado un tiempo, yo en concreto, tiendo a mezclar personajes y sucesos, con lo cual cada vez que releo su extensa obra, no recuerdo prácticamente ningún detalle, y cada libro aparece ante mí, como una nueva narración.

Todos los amantes de la obra de esta gran escritora inglesa, hemos oído hablar, en más de una ocasión, del título que he elegido para el leer en el taller de septiembre, El asesinato de Roger Ackroyd (1926).
Lo que no todos sabemos, es que esta novela, la cuarta que publicó, fue en realidad la que la lanzó a la fama, y está considerada no solo como una de sus mejores obras, sino también como la mejor del género policíaco.
Yo he encontrado detalles que pueden ser los motivos de considerarla así, pero supongo que habrá más...
El primero es que con cada nuevo descubrimiento la visión general del caso cambia, como si fuese un calidoscopio, y el otro, es el gran giro que nos depara el final y que desenmascara al asesino, alguien que ha sido capaz de mimetizarse a lo largo de la lectura.

Siempre he pensado que los autores de novela policíaca o enigma, debían ser grandes maestros en el arte de mentir, para poder disfrazar a la perfección a sus personajes, y Agatha demuestra serlo en esta historia, porque nos engaña desde la primera línea con gran habilidad e ingenio, al tiempo que nosotros nos vamos alejando de la verdadera realidad.
Seguimos los pasos de un asesino esquivo, que nos aleja de la verdad, y al final nos damos cuenta de que la solución al caso ha estado ante nuestros ojos desde el comienzo.
Dicen que cuatro ojos ven más que dos, y yo reconozco que ni con gafas he sido capaz de descubrir al asesino.

King's Abbot es un apacible pueblecito, cuyos habitantes tienen como único pasatiempo, "el cotilleo", y cuyo habitante más insigne es el personaje que va a dar título a esta novela, Rogelio Acroyd, aunque supongo que él hubiese preferido prescindir de ese protagonismo al que es empujado.
Todos sabemos por el título lo que deparará a Mr. Acroyd, y sabemos que el desarrollo de la historia gira alrededor de él.
Poirot, como siempre, intentará descubrir al asesino y sus motivos... pero ese no es el único asesinato que encontraremos en esta narración.
La muerte de Mrs. Ferrars, la noche del 16 al 17 de noviembre será el punto de partida para un caso, que se complica según avanza, y que nos lleva a conocer ese giro final sorprendente del que ya os he hablado.

En esta ocasión, en ausencia de Hastings, compañero y amigo del gran Poirot y que narra muchas de las peripecias del gran detective belga, nos encontramos con el Dr. Sheppard, un nuevo narrador que utiliza la primera persona.
Pero Sheppard no va a ser un narrador personaje al uso, ya que él mismo, esconde su protagonismo en un segundo plano; sus escritos solo van a ser el medio para hacernos llegar la historia.

Lo que más me ha gustado de él, es que, en ocasiones, no duda en emplear un tono cargado de ironía para relatarnos determinados hechos, sobre todo, cuando describe las dotes detectivescas de su hermana Caroline, alguien que permaneciendo sentada en casa y valiéndose de un eficiente servicio de información, formado en su mayoría por criadas y proveedores, consigue intuir pero con falta de tino.
Este último detalle, junto con el relato de Sheppard, es lo que nos hace, a la mayoría de los lectores, seguir una línea de pensamiento errónea; Sucede como con las novelas donde hace acto de aparición Hastings, el personaje llega a unas conclusiones que los lectores compartimos, pero que luego están lejos de la realidad, detalle que el gran Poirot no deja escapar añadiendo el puntito sarcástico.

Otro detalle a tener en cuenta es que el segundo capítulo, Sheppard lo emplea para presentarnos a todos los personajes importantes de King's Abbot. De esa forma, al entrar de lleno en el tercer capítulo, ya somos capaces de reconocer, sin dificultad, a los personajes que se moverán por la trama.

Para terminar...
Espero que mi pequeña reseña os haya despertado al menos la curiosidad o el instinto sabueso y os animéis a descubrir quién es el asesino; os aseguro que este libro no os defraudará.


martes, 10 de septiembre de 2019

Cocinar un oso de Mikael Niemi

Sinopsis:

Verano de 1852.
Durante un paseo por los bosques del norte de Suecia, el pastor Lars Levi Læstadius y el joven Jussi descubren el rastro de una joven desaparecida días antes. Los malos presagios se cumplen al encontrar poco después el cuerpo de la chica con indicios de haber sido atacada por un oso.
Læstadius, gran aficionado a la botánica y con un ojo muy bien entrenado para los detalles más pequeños, no ve tan claro que la muerte sea obra de un animal.
Cuando una segunda joven sea atacada, en esta ocasión por un desconocido, Læstadius y su joven acompañante emprenderán una atípica investigación que pondrá contra las cuerdas a toda la comunidad.

Opinión:

Hoy voy a hablaros de "Cocinar un oso", un noir nórdico, con sutiles notas de thriller histórico, que hay que dejar reposar para saborearlo después, en todo su esplendor, aunque también haya que resaltar momentos con un ligero sabor agridulce.

El mundo editorial lo compara con "El nombre de la rosa"; yo la verdad no encuentro las similitudes, salvo que el protagonista, Lars Levi Læstadius, es un religioso y lleva con él a un joven pupilo que nos irá relatando la investigación, al igual que ocurría en la obra de Umberto Eco.

Al margen de esas vagas comparaciones, las obras se parecen como un huevo a una castaña...
Umberto Eco nos ofrecía una novela cargada de simbolismo religioso, muy descriptiva y quizás donde se abusaba de explicaciones y lecciones históricas.
Conocíamos, al detalle, la historia que se escondía tras Guillermo de Baskerville y de Adso de Melk, al tiempo que se esclarecían los siniestros crímenes, incluyendo las luchas de poder de las distintas congregaciones religiosas, no solo a nivel interno, sino también entre ellas.

En esta obra, Mikael Niemi no aborda así la historia.
Læstadius es un personaje histórico, nos lo cuentan al final, pero noto una falta, una ausencia a la hora de profundizar en él, en los hechos que marcaron su vida y en la Historia de Suecia en general.
Los datos que se aportan sobre su vida, a lo largo de la novela, son muy escuetos, y si queremos saber más sobre el personaje debemos buscarlos nosotros. De no ser, como digo, por el epílogo, Læstadius pasaría por un personaje ficticio.

Otra gran diferencia entre las obras es la personalidad de los protagonistas.
Aunque ambos, tanto Guillermo como Læstadius, aportan el conocimiento y demuestran una gran pericia a la hora de investigar, al pastor protestante le falta empuje, arrojo, para enfrentarse y dar valor a sus descubrimientos sobre la opinión del resto.
En "Cocinar un oso", ya puestos a comparar, los personajes son más superficiales o más bien debería decir que no están tan dibujados al detalle, aunque resulten igual de perfectos.

Mikael Niemi nos ofrece a un personaje histórico que deberá luchar contra un imposible: el odio, el miedo, la ignorancia y las supersticiones.
Jussi, el joven sami que es pupilo del pastor, es el narrador principal, aunque en algunos momentos, Læstadius le tomará el relevo.
Esa es otra diferencia con la obra de Eco.
En El nombre de la rosa el protagonista era el investigador y el joven narrador solo era el medio para hacernos llegar su vida, y aquí, en cambio, el protagonismo varía, dependiendo del personaje que narra. Cuando el narrador es Jussi, su relato ensalza las acciones del pastor, y lo mismo ocurre cuando Læstadius toma el control narrativo.

Y aquí aparco las comparaciones porque no entiendo la manía que les ha dado a las editoriales por intentar dar más valor a una obra, impulsándose en el éxito de otra...

El personaje a destacar en este libro, es sin duda Jussi, alguien creado para desconcertar, rodeado de luces y sombras. Un narrador introspectivo y solitario, que habla de sí mismo.
Ha crecido en territorios agrestes y duros, y su experiencia personal ha forjado a golpes su personalidad; él es como ese territorio, libre y salvaje, detalle que justifica su aislamiento.
Pero Jussi y/o su narración tenían algo que impedía que conectase plenamente con el argumento, levantando una barrera invisible ante mí. Ese detalle, aunque pueda parecerlo, no es una nota negativa, son precisamente las imperfecciones que tienen los personajes, las que les alejan de ser superhéroes, lo que transforma la historia, de ser corriente a interesante, dándole el toque real y humano.

Por otro lado los acontecimientos y el modo de contarlos, influyen en el ritmo de la novela. En la primera mitad es más sosegado, cobrando intensidad según se va acercando el final.
El autor no se explaya en el uso de grandes descripciones, pero en cambio, cuando contemplamos los escenarios a través de la mirada de los personajes, no podemos sino alabar el lirismo que se desprende de ello, escueto pero intenso, un estallido de colores que iluminan los ambientes oscuros que predominan en la novela.

Os lo recomiendo, es una muy buena opción de lectura, y como nota curiosa, ya que hemos llegado al final, os digo que entre los asesinatos habrá uno muy curioso, que se encuandra dentro del tipo de "misterio de cuarto cerrado". ¿Podréis resolverlo?


martes, 3 de septiembre de 2019

La telaraña de Agatha Christie

Sinopsis:

Clarissa, la esposa de un diplomático del Foreign Office, es proclive a soñar despierta.
Suponiendo que un día encontrara un cadáver en la biblioteca, ¿qué haría?, se pregunta. Clarissa tiene la oportunidad de averiguarlo cuando un día descubre un cuerpo en la sala de su casa. Desesperada por deshacerse de él antes de que llegue su marido con un importante político extranjero, intenta convencer a sus tres invitados para que la ayuden y se conviertan así en sus cómplices. Cuando empieza a indagar en su entorno para descubrir al asesino, se ve sorprendida por la llegada de un inspector de policía que ha recibido una llamada anónima, y que necesita ser convencido de que allí no se ha cometido ningún asesinato...
Una brillante novelización de una de las obras teatrales de mayor éxito de Agatha Christie; una historia de desengaño y muerte que entusiasmará a los seguidores de la inolvidable autora.

Opinión:

Esta semana os traigo al blog otra reseña sobre la genial Agatha Christie, pero esta vez se trata de la novelización de una de sus obras de teatro más conocida y de mayor éxito, "La telaraña".
Esta obra fue creada para el teatro, y la adaptación, al formato de novela tradicional, fue encargada a Charles Osborne en 2008.
Este escritor, periodista y crítico, fue el único autor al que la herencia de Agatha Christie permitió producir obras adaptadas en su nombre, y lo cierto es que tras leer esta adaptación entiendo el motivo, logró captar el estilo de la autora de forma brillante, algo que no ha sucedido con Sophie Hannah, encargada de tomar el relevo, creando nuevas investigaciones para el inimitable Poirot.

Esta obra teatral fue escrita en 1954 y adornada con un humor muy fino y elegante, creo que es la única obra cómica que escribió Agatha Christie.
Clarissa, la protagonista, a la que ya conocéis por la sinopsis, tiene tendencia a gastar bromas, motivo por el cual los que la rodean, también tienen tendencia a no creerla.
Cuando la joven descubre un cadáver en la casa, momentos antes de que su marido llegue con dos  importantes invitados, la historia se le escapa de las manos.
Lo primero es convencer a sus amigos de que lo que cuenta es cierto y lo segundo, y no menos importante, deshacerse del cadáver.

Nos encontramos ante lo que se denomina como comedia de enredos o de situación, y os aseguró que la sonrisa está asegurada.
El desarrollo de la trama es complicado e ingenioso. Cada escena esconde una nueva vuelta de tuerca que complicará, más aún, la situación en la que se ven inmersos los protagonistas.

En esta obra teatral, al igual que sucedía en "La ratonera", no aparece ninguno de sus detectives fetiche, lo que sí encontraremos es la estructura que la hizo famosa: una mansión, un asesinato, y un montón de personajes, con motivos más que suficientes para haberlo cometido.
Clarissa, desde los primeros compases de esta historia, irá tejiendo a su alrededor una red de mentiras, red en la que al final, todos los personajes sin excepción, quedan atrapados.

Poco más puedo decir de una narración tan breve... si no habéis tenido la oportunidad de disfrutar de ninguna obra teatral de la excepcional autora, sin duda, esta es una de las mejores opciones, aunque se trate de una novelización, porque cuenta con notas de humor y suspense en la misma medida, y estoy segura de que no os defraudará.


martes, 27 de agosto de 2019

La señal de Maxime Chattam

Sinopsis:

El nuevo joven prodigio francés con siete millones de lectores en Francia, traducido a veinte idiomas. 
 «El heredero del King, primero en ventas y especialista en el thriller a la francesa.» 
El escritor Tom Spencer, su mujer Olivia, famosa presentadora de televisión, y sus tres hijos huyen del estrés de Nueva York para instalarse en Mahingan Falls, un pueblo de Nueva Inglaterra, refugio de paz. O eso creían.
Poco a poco se suceden extraños incidentes: Zoey, el bebé de la familia, no para de llorar; los animales parecen enloquecer; hay desapariciones y muertes inexplicables; una bandada de murciélagos cubre el cielo y luego muere en masa; las llamadas telefónicas se interrumpen por gritos, y algo aterrador se percibe en el bosque.
El joven policía Ethan Cobb debe enfrentarse a esta situación sin precedentes, y el propio Tom le acompañará en la búsqueda escalofriante y frenética de la verdad.
Una intriga monumental, en páginas y ambición, que ha conquistado a los lectores y a la crítica.

Opinión:

Hace tan solo unas semanas, en la reseña de "Oculta en la sombra" de Vanessa Savage, os dije que era una historia que los críticos relacionaban con una obra de Stephen King, concretamente con "El resplandor"; luego tras leerla resultaba que cualquier parecido con la realidad era pura coincidencia...
Pues bien, la novela de la que hoy os voy a hablar también carga desde el principio con la presión de que consideren al autor como heredero del estilo de King; el escritor de Maine debería andarse con pies de plomo, porque últimamente le están saliendo demasiados herederos...

Dicho esto, lo justo es decir que "La señal" es una buena novela, sin necesidad de que la relacionen o estar a la sombra de un gran autor.
Esta historia no solo tiene detalles que nos pueden recordar obras de King, sino que creo que es un homenaje a todo el género de terror, sin necesidad de mencionar a autores en concreto.

La trama sucede en Mahingan Falls, un pueblo de Nueva Inglaterra donde en apariencia, todo es paz y armonía; pero el idílico pueblecito esconde mucho más entre sus frondosos bosques.
A unos 20 km hacia el sur se encuentra la población de Salem, famosa por sus juicios de brujería en el siglo XVII, curiosamente la mayoría de las muchachas que fueron juzgadas allí procedían de Mahingan Falls, por entonces un villorio sin importancia. Ya tenemos, por lo tanto, el primer generador de intriga que actúa como pequeña pista de lo que va a suceder.
Pero la leyenda negra que ensombrece la historia de ese tranquilo pueblo no termina ahí, y según avancemos en las páginas de esta novela, comprobaremos que en sus comienzos, Mahingan Falls no fue ese remanso de paz que sus habitantes quieren vender.

Las casi setecientas páginas de este libro van a pasar ante nuestros ojos a un ritmo vertiginoso, y eso se debe a que cada capítulo esconde un sobresalto; ese detalle es algo que valoro, porque muy pocas han sido las narraciones que me han hecho sentir escalofríos constantes.
¿Cómo consigue Maxime Chattam beneficiarse de esa vulnerabilidad que crea en el lector? pues valiéndose de los personajes infantiles a los que hace, en apariencia, más débiles.
Los protagonistas principales van a ser un grupo de niños, y ellos serán los primeros, quizás por su mayor sensibilidad, en experimentar los aterradores incidentes.

Otro punto a favor es la ambientación que logra crear, valiéndose de referencias históricas y localizaciones, esos detalles están manejados con acierto, y todo en conjunto da como resultado una novela recomendable, perfecta para leer del tirón en verano.

No puedo olvidar mencionar que el ritmo narrativo no decae en ningún momento, es más... va en aumento hasta llegar al final.
El medio utilizado para conseguirlo son los cliffhangers. Maxime Chattam lleva a los personajes a situaciones extremas, y pausa en ese momento el relato, haciendo que saltemos hasta otra localización o a otro personaje, alcanzando una gran tensión psicológica.

Y ahora toca hablar de lo negativo... el final, quizás la nota discordante.
Aunque no deja ningún hilo abierto, esa forma de terminar no me llega a resultar del todo convincente.
El epílogo me da la sensación, comparándolo con el resto de la historia, de que es demasiado acelerado y la explicación de los acontecimientos desentona un poco con la complejidad que hemos visto en el nudo de la novela.
Creo que cuando nos hemos tragado seiscientas y pico páginas, entre introducción y desarrollo, veinte más no van a suponer un gran exceso, por lo tanto, mi opinión es que esa parte flojea un poco.

Otro detalle que me ha venido a la cabeza, tras dejar reposar este libro, es que hay muchos fragmentos, secuencias, que me hacen recordar otras obras del género de terror y/o películas, lo que ya mencionaba en el segundo párrafo de esta reseña... y aunque aparecen diseminadas a lo largo de la narración de forma muy equilibrada, eso puede ser a la larga algo negativo, porque esos retazos terminan restando originalidad y ensombrecen el resultado final, además de que inevitablemente nos llevan a comparar.

En definitiva...
La novela engancha; el suspense y los golpes de terror que impregnan cada uno de los capítulos convierten esta historia en interesante y a pesar de que ese final desentona un poco, toda en conjunto da lugar a una novela recomendable.


martes, 20 de agosto de 2019

Viaje al centro de la tierra de Julio Verne

Sinopsis:

Aunque las novelas de Jules Verne (1828-1905) siempre han gozado del favor del gran público, el paso de los años y la valoración que entre tanto se ha venido haciendo de su obra han incrementado la magnitud de su figura.

Hoy en día, además de su talla indiscutible como autor de novelas de aventuras o de anticipación científica, se valora en igual o mayor grado la enorme riqueza poética, mitológica y simbólica que late en ellas.
Verdadero alarde de imaginación, "Viaje al centro de la Tierra" es el relato apasionante de la exploración de las entrañas de nuestro planeta que aborda el pequeño grupo que encabeza el profesor Lidenbrock.

Opinión:

Julio Verne está considerado no solo como un gran escritor, sino también como un gran visionario, alguien que se adelantó a su tiempo y supo plasmarlo con acierto en sus obras.
Sus historias nos han acompañado en la infancia y juventud; en esas tardes de verano interminables en que escapábamos de la siesta obligatoria y deteníamos nuestras pequeñas aventuras vacacionales, dejando volar nuestra imaginación, y sumergiéndonos en las aventuras más fantásticas, viajando desde el centro de la tierra a una isla misteriosa o surcando los cielos, llegando incluso, hasta la luna.
Podemos decir también, que Verne es el autor de cuya mano, muchos, nos hemos adentrado en el maravilloso mundo de la literatura; es junto a Agatha Christie el escritor más traducido en el mundo, y se le considera como uno de los padres de la ciencia ficción, ya que predijo con gran exactitud la aparición de muchos de los avances tecnológicos del siglo XX.

¿Que vamos a encontrar en esta novela escrita en 1864?

Pues, básicamente, aventuras que nos alejarán del aburrimiento y que nos hacen retroceder a esa infancia ya mencionada, en un estado de evocación y nostalgia. 
Quizás ahora de adultos, las situaciones a las que somete Verne a los personajes, pueden parecernos que no son tan emocionantes como a los lectores del siglo XIX, pero debemos afrontar la lectura, intentando meternos en su mentalidad.
Si nos centramos únicamente en el argumento, sabemos que los personajes descubren un manuscrito donde se revela como llegar al centro de la tierra, y rápidamente se ponen en camino. Esa es básicamente la premisa sobre la que se construye la novela, pero hay bastante más, supongo que no os conformaréis solo con eso...

La prosa de Verne es ligera, rehuye de descripciones recargadas, y en cambio aporta a la narración toques fantásticos mezclados con intriga, ya que empuja a sus protagonistas a situaciones extremas.
La llegada al mundo subterráneo es, sin duda, la mejor parte...
Resulta la más detallada, y en ella comprobamos la gran imaginación del autor, ya que nos introduce en un mundo paralelo con una narración de intensa carga emocional.
La parte anterior, pues quizás es la más aburrida, la que comprende el descenso, algo lógico, ya que los lectores lo que queremos conocer es cómo será ese centro de la tierra.

El tema central con ese viaje fantástico de por medio, profundiza en el afán de conocer, de descubrir y pisar nuevas tierras, quizás también podemos vislumbrar una fe ciega en el progreso.  
Verne posó su mirada en el horizonte, alejándola de la visión limitada que tenían sus coetáneos, no hay que olvidar que la era de los descubrimientos ya había tocado a su fin, el globo se había circunnavegado y la conquista de los polos representaba la última gran empresa expedicionaria de nuestro planeta. Como digo el miró más lejos y acercó mundos imposibles, por el momento, a las gentes decimonónicas.

Hay un par de detalles que me han sorprendido de esta historia y en los que no me había fijado hasta esta relectura.

Verne siempre crea historias con pocos personajes y los convierte en el centro de la acción.
Todos siguen a un personaje central; son, quizás, personajes demasiado estereotipados que se reparten las funciones, y donde, como digo, se aprecia una jerarquía clara, también he visto que resalta la ausencia de protagonismo femenino.
La novela solo cuenta con tres personajes principales, y con ese número tan reducido, Verne no duda a la hora de restar protagonismo a dos de ellos.
Lógicamente, el narrador al ser un personaje acapara nuestra atención. Solo puede narrar lo que él ve y tal como él lo interpreta, con lo que nos enfrentamos a una narración subjetiva; si el personaje en cuestión que es Axel se separa del grupo principal, solo puede relatar lo qué él está viviendo en ese momento, y nos perdemos parte del desarrollo de la acción.

Otro detalle interesante, en el análisis de este narrador personaje, es el fino sentido del humor con el que está dotado.
También me ha sorprendido que no silencia nada; no duda en mostrarnos sus flaquezas, al igual que tampoco prescinde de hacer un perfil detallado de sus compañeros de viaje.
Su narración es el relato de esta aventura, eso ya lo sabemos, pero al llegar a un momento en concreto, su narración varía y se convierte en un diario de abordo, más escueto, para más adelante volver a retomar el modo de relato inicial.

Los otros dos personajes principales de los que me queda hablar son el profesor Lindenbrock y Hans, el guía.
Lindenbrock es un viejo profesor más terco que una mula, eso sí, cabe resaltar en él también su gran intelecto.
El mejor personaje para mi gusto es sin duda Hans, y sorprende que es el que cuenta con menor protagonismo. 
Parece prácticamente una sombra, sigue las órdenes del profesor, y asume el papel de guía en silencio; un personaje secundario cuyas acciones, en cambio, resultan determinantes para que el viaje llegué a buen puerto. Sin él, el centro de la tierra sería una misión imposible.
Y con esto concluyo...

Verne vivió el boom de los viajes de exploración; Los polos, la búsqueda de las fuentes del Nilo, las grandes expediciones al Kilimanjaro, despertaron no solo el interés de los exploradores, sino que también estimularon su incansable imaginación.
Las novelas de este autor, como ya he dicho al comienzo, son una joya para iniciar a los más pequeños de la casa en la lectura. Puede que a ellos, una historia sin ordenadores ni teléfonos móviles, les parezca algo anticuado, pero solo por la prosa, por el derroche de imaginación o por haberse adelantado cien años a algunos de los descubrimientos tecnológicos con los que hoy en día contamos, ya sea bastante incentivo para animarles a conocer la gran obra de este genio.
"Viaje al centro de la tierra" no es la mejor de sus obras, pero sí quizás una de las más conocidas y la que más veces ha sido llevada al cine.
Ha habido grandes adaptaciones cinematográficas de ella, pero creo que ninguna hace honor a la historia en papel.
Puede que cuenten con grandes efectos especiales, pero ese efecto visual es totalmente prescindible, ya que Verne sin necesidad de ellos, empujó las fronteras de la imaginación y nos preparó para lo que vendría después...



miércoles, 14 de agosto de 2019

Psicosis de Robert Bloch

Sinopsis:

Norman Bates, dueño de un apacible parador de carretera, recibe un día a una joven viajera cuyas palabras imprudentes causan una profunda conmoción en su vida extraña y solitaria; Bates, dominado por la presencia obsesiva de la figura materna, reacciona de modo inesperado: unos tragos de licor, una rendija en la pared, el rostro pintarrajeado de una anciana, una navaja de afeitar...
La narración, rápida y amena, se acelera de modo vertiginoso en los momento de máximo suspense hasta introducir al lector en el laberíntico infierno interior de una personalidad profundamente esquizofrénica.
Psicosis, obra maestra del género de intriga, fue escogida por Hitchcock para servir de argumento a la célebre película del mismo título.

Opinión:

Esta historia, la cual llevaba mucho tiempo posponiendo su lectura, fue escrita por Robert Bloch en 1959 y llevada al cine por Alfred Hitchcock en 1960.
El único inconveniente que he encontrado es que, si habéis visto la película antes de leer el libro, se pierde el factor sorpresa y eso puede desalentar a algunos futuros lectores de la obra.
Por mi parte, ese detalle no lo considero importante, porque me gusta comparar las obras escritas con sus versiones cinematográficas.

La novela se divide en 17 capítulos intensos.
La forma de narrar de Robert Bloch es muy fluida y precisa, y aunque se vale de las descripciones para que el lector se haga una idea clara y concisa del siniestro escenario y de los personajes, estas no llegan a ralentizar el ritmo narrativo ni a entorpecer la acción.
Los personajes, a través de su mirada, nos muestran detalles del escenario, se funden en él, y aunque a veces pueda parecer que esos detalles carecen de importancia, o que están de relleno, Bloch demuestra que todo lo que aparece citado es de vital importancia para el desarrollo de la trama.
De ahí, la gran importancia de que los autores en sus obras nos muestren en vez de limitarse a contar...

En esta novela, Robert Bloch nos acerca a un personaje con un trastorno de personalidad múltiple y con complejo de Edipo, por lo que en la época en que fue escrita y llevada al cine causó un gran impacto.
La obra está inspirada en los crímenes de Ed Gain, un asesino serial de Wisconsin y cuya personalidad Bloch consiguió plasmar con acierto.
El autor continuó con la historia ofreciendo a los lectores dos secuelas, Psyco II en 1982 y Psyco House en 1990, pero ninguna de ellas alcanzó el éxito de la primera.

La versión cinematográfica de Hitchcock es una adaptación bastante fiel de la obra en papel, pero es cierto que el cineasta se permitió algunas licencias, aunque estas no afectasen a la esencia original de la historia. Por ejemplo, cambió el nombre a los personajes y la apariencia física al gran protagonista, Norman Bates, pero como digo, eso no afecta al argumento.
Otro detalle que cambia, es la forma en que muere el personaje femenino, Marion Crane.
Hitchcock se vale del impacto visual, algo lógico, y en cambio en el libro ese impacto corre a cargo de la pluma detallada del autor y de la imaginación lectora. Las elipsis en el libro también juegan un papel bastante importante, ya que hay detalles que no se relatan pero se intuyen.
Bloch describe de forma breve a los personajes, pero esas descripciones nos bastan para crearnos una imagen clara tanto física como psicológica de como son, cosa que en el cine no es necesario.

Psicosis se ha convertido en un gran clásico del género de terror, y pese a lo citado en el primer párrafo, creo que es una obra de lectura muy recomendable, ya que en apenas cien páginas, su autor, es capaz de ofrecernos el perfil psicológico complejo y variable del protagonista.
Sin duda os la recomiendo...

A continuación os detallo las reseñas que he hecho sobre libros y que posteriormente fueron llevadas al cine por Hitchcock.
Crimen perfecto
Extraños en un tren
La dama desaparece o Alarma en el expreso.
La ventana indiscreta.  
Pero... ¿Quién mató a Harry?
Rebeca
             
                 

martes, 6 de agosto de 2019

Tres ratones ciegos de Agatha Christie

Sinopsis:

“Tres ratones ciegos, tres ratones ciegos. 
Mira cómo corren, mira cómo corren. 
Todos corren detrás de la mujer del granjero. 
Cortó sus colas con una navaja de carnicero. 
¿Alguna vez vieron un espectáculo tan horrible, como tres ratones ciegos?”

Tres ratones ciegos, clásico thriller de la genial Agatha Christie escrito en 1952 y llevado al teatro con gran éxito, narra una extraordinaria secuencia de crímenes que tienen lugar en una casa de huéspedes de estilo victoriano.
En una fría noche de invierno, van llegando a la mansión los inquietantes inquilinos que van a pasar un fin de semana en ella.
Ante la muerte de uno de ellos, llega la policía y mediante su interrogatorio hace que la casa se convierta en una ratonera.

Opinión:

Esta obra de Agatha Christie de la cual os hablo hoy y que quizás os suene más por otro nombre, "La ratonera", está cargada de curiosidades...
"Tres ratones ciegos" fue un guion radiofónico, de más o menos veinte minutos, que Agatha escribió en 1947 por encargo de la cadena BBC, para celebrar el octogésimo cumpleaños de la Reina Mary, esposa de Jorge V. La Soberana era una gran seguidora de las obras de la dama del misterio y esa fue la curiosa forma en que la emisora rindió homenaje a la monarca.

La otra curiosidad es que tras ese guion radiofónico surgió el relato breve de "Tres ratones ciegos", pero ese relato nunca ha sido publicado en Gran Bretaña por una editorial.
En Estados Unidos se publicó en 1950 y aquí en España en 1957, la mayoría de las veces perteneciendo a un volumen que contenía ocho relatos más de la genial autora. En Gran Bretaña solo apareció publicado en una revista.
Pero lo que sí alcanzo un éxito extraordinario fue la versión que se hizo para el teatro, "La ratonera". La obra fue estrenada en Londres en 1952, y desde esa fecha se lleva representando de forma ininterrumpida.

Para acabar con las curiosidades os diré que "Tres ratones ciegos", en inglés Three blind mice, es una tonadilla infantil que, según las malas lenguas, hace referencia a María Tudor, hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón, y a la persecución que esta inició contra tres obispos protestantes.
La reina estaría representada por la mujer del granjero y los tres ratones serían lógicamente los obispos, pero como digo es solo parte de la leyenda negra, porque según he podido comprobar por otras fuentes, la cancioncilla es muy posterior...

Y ahora sí, vamos al contenido de esta historia.
Una casa de huéspedes recién inaugurada va a ser el escenario de esta obra.
Debo deciros que me he leído tanto el relato breve de "Tres ratones ciegos" como la obra teatral, "La ratonera", y para mi gusto la narración es mucho mejor.
También he tenido la oportunidad de ver la representación de la obra teatral, y eso ya es harina de otro costal, porque el resultado es impresionante, aunque entre ellas se encuentren algunas pequeñas diferencias, que eso sí, no afectan al resultado final...

Pero retomando el comentario, la casa de huéspedes va a ser el escenario, y a él van a ir llegando los personajes de forma escalonada.
En el relato breve, los protagonistas principales serán siete, y en cambio en la obra teatral son ocho, para ampliar más el argumento y dar más juego misterioso a la historia.

La narración está compuesta por seis capítulos, pero sin duda lo más destacable es el giro que nos depara el final.
Dicen que el final de la obra de "El asesinato de Roger Ackroyd", está considerado como uno de los más sorprendentes e inesperados de toda la obra de la maestra del suspense, pero creo que éste resulta igual de ingenioso, porque Agatha se deja guardados en la manga algunos detalles que solo conoceremos al final.

Para terminar también os diré que la historia, a grandes rasgos, me recordaba muchísimo a diez negritos, porque la trama ocurre en un lugar aislado del que los personajes no pueden escapar debido al mal tiempo y además a esto hay que añadirle la tonadilla infantil, omnipresente a lo largo de la historia y que Agatha prescinde de incorporar al argumento las mentes perspicaces de Poirot o de Miss Marple y lo cierto... es que tampoco se les echa de menos.


martes, 30 de julio de 2019

Oculta en la sombra de Vanessa Savage

Sinopsis:

Un estremecedor thriller psicológico que cautivará a los fans de " El resplandor "
Para Sarah y Patrick, la vida familiar siempre ha sido fácil, pero, tras la muerte de su madre, Sarah empieza a deprimirse y Patrick, viendo que necesitan un cambio de aires, decide trasladar a toda la familia a la casa de la playa en la que se crió.
Solo hay un problema: aunque a Patrick su nuevo domicilio le trae recuerdos felices, para los demás es «la casa de los crímenes», por la familia que fue asesinada en ella.
Patrick está empeñado en que la vivienda vuelva a ser perfecta, pero Sarah no lo tiene tan claro: sus hijos sufren pesadillas constantes y se sienten vigilados a todas horas, y cuanto más tiempo pasan en «la casa ideal», más raro se vuelve su marido...

Opinión:

A este libro llegué por casualidad, aunque sería más justo decir que llegué de rebote.
Andaba curioseando por una librería cuando escuché a mi espalda que alguien le leía en voz alta a su acompañante: Un thriller psicológico que cautivará a los fans de "El resplandor". 
Lógicamente, con esa presentación y como me encuentro dentro de ese grupo, el libro voló hasta mis manos y pasó a encabezar mi lista de próximas lecturas.
¡Y sí, lo sé!, no hace falta que me lo digáis, siempre caigo en la misma trampa editorial cazapardillos, pero es que hay veces que necesito ese puntito de riesgo literario y sobre todo me pierde la curiosidad por saber si el eslogan publicitario será cierto o un engaño, casi como esa sensación que ahora tenéis vosotros por descubrir el veredicto final de esta reseña. Así que no me demoro más y comienzo con el comentario...

La novela se divide en cuatro partes y en todas ellas la protagonista actúa como narradora.
La conoceremos desde el primer capítulo, lo que ocurre, es que esa primera toma de contacto puede resultarnos algo confusa. No sabemos mucho sobre ella o su familia, digamos que es una presentación sesgada, cargada de silencios.
Cuando ese primer capítulo llega a su fin trae consigo la primera de las sorpresas, una revelación que cumple con un papel importante, generar intriga e impulsar al mismo tiempo la trama.

Así que ya veis, con solo leer ese primer capítulo, ya tenía una idea bastante general de lo que me iba a ofrecer la autora: un thriller psicológico donde el protagonista asume también el papel de narrador, con un relato inseguro que omitía más que lo que contaba... en pocas palabras, la autora se proponía jugar desde el comienzo con nosotros.

Es cierto que he devorado las páginas desde el comienzo, pero sabéis que eso no es sinónimo de calidad, por lo tanto os diré eso que estáis esperando escuchar: es una novela que me ha gustado bastante, pero que no ha cumplido todas las expectativas que tenía puestas en ella. Poco a poco, si seguís leyendo, averiguaréis el porqué.

Pros y contras...

Sarah, la protagonista, tiene un carácter dubitativo, inestable y también demasiado dependiente de su marido, Patrick, alguien que se nos muestra como un manipulador muy astuto.
El relato de la protagonista nos va a ofrecer un perfil psicológico bastante completo sobre cada uno de los miembros de la familia, pero los datos nos irán llegando poco a poco, lo que nos hace disponer de tiempo más que suficiente para observar en detenimiento la evolución de los personajes.

El relato directo de Sarah con las descripciones de la casa y los sucesos que ocurren a su alrededor, engancha bastante, pero también hay que mencionar que al llegar a la segunda parte, una vez que se mudan a la casa familiar, entre capítulo y capítulo, empiezan a aparecer unos pequeños soliloquios bastante agresivos, de alguien que vigila la casa.
Esa especie de pequeños capítulos aislados, funcionan como generadores de intriga, nos estimulan la imaginación lectora, y nos animan a averiguar quién se esconde tras ellos.

Por otro lado, la intriga aumenta también gracias a Patrick y a esa evolución progresiva que experimenta el personaje al llegar a la casa.
Agobiante, obsesivo, acosador, parece ocultar un ente oscuro en su interior que crece cada día un poco más.
Ese comportamiento es quizás lo que nos puede llevar a relacionarlo con "El resplandor" y con el  protagonista de esa obra, Jack Torrance.
Ambos tienen en común que los escenarios principales, es decir, tanto la casa familiar como el Hotel Overlook actúan no solo como personajes omnipresentes, sino también como catalizador de su lado más oscuro, esos edificios ejercen una extraña influencia sobre ellos, pero salvo por ese pequeño detalle, el resto de la historia no se parece en nada a la famosa obra de Stephen King.

Los comportamientos variables y extraños del resto del elenco de personajes secundarios, también son dignos de mención e intensifican el suspense, impidiendo que el ritmo decaiga, lo que ocurre es que, para mi gusto, la autora les ha limitado demasiado el radio de acción y sus apariciones.

La ambientación podría haber sido otro de los platos fuertes de esta novela si hubiese estado más desarrollada. Es cierto que consigue crear una atmósfera inquietante y claustrofóbica, pero le falta ese toque para alargarlo un poco más y/o mantener esa sensación a lo largo de toda la narración...
Todos estos detalles que acabo de mencionar, aunque no son negativos, han faltado para conseguir que los fans de "El resplandor", esos fans que somos citados para promocionar la novela, quedemos totalmente satisfechos.
En la obra de King el terror es más profundo, más fantasmagórico, se hace un hueco a nuestro lado y se nos pega mientas leemos, arrastrándose de un capítulo a otro, y aunque aquí se evocan las angustias de esos personajes, no se acerca ni de lejos al grado de intensidad, al terror extremo o a la angustia que se percibe en los pasillos del hotel Overlook.

Como os he dicho al inicio es una historia buena, con algunos giros interesantes, pero las editoriales deberían dejar de lado las comparaciones, o esa especie de argumentación de autoridad... porque parece que si lo dice tal escritor o alguien le saca parecido con la obra de algún otro, el libro mejora porque sí, como por ciencia infusa.
Y en serio, de esa forma, lo único que se consigue es crear una especie de engaño que no tardará mucho en descubrirse.

En este thriller psicológico con pinceladas de domestic noir, el terror queda reducido a unos trazos tímidos, planos y sin concretar; pero como digo es culpa de la editorial que intenta vender algo que no es, porque esa frase del comienzo es un lastre que marca demasiado la historia y a nosotros con ella.
Insisto, porque creo que es necesaria la puntualización, el libro está bien sin necesidad de relacionarlo con una de las mejores obras de King.

¡Señores editores!, iba a pedir un poco más de respeto por los lectores, pero hace tiempo que me di cuenta de que eso es luchar por un caso perdido, por lo tanto lo hago por sus autores... porque Vanessa Savage ha hecho un buen trabajo y ustedes la han pifiado en la primera frase de la sinopsis.


martes, 23 de julio de 2019

La sospecha de Fiona Barton

La sospecha (Saga Kate Waters 03)
Sinopsis:

Es la mejor periodista, la mejor investigadora. Las exclusivas siempre han sido suyas. 
Ahora, ella es la noticia. 
Cuando dos jóvenes británicas desaparecen en su año sabático en Tailandia, su caso pasa a copar el foco de la atención mediática internacional.
La periodista Kate Waters está lista para informar sobre la historia: como siempre, quiere ser la primera en conseguir la exclusiva y descubrir la verdad, y esta vez no será una excepción.
Sin embargo, a medida que se van conociendo más detalles de la investigación, Kate no puede dejar de pensar en su propio hijo, a quien no ha visto en dos años.

Opinión: La sospecha (Saga Kate Waters 03)

Hace escasamente un mes os hablaba de "La madre", la segunda entrega de la saga dedicada a la periodista Kate Waters.
Como esa segunda novela no me llegó a convencer del todo, y teniendo ya en casa la tercera, he pensado que sería un buen momento para leerla, ahora que todavía la tengo fresca en la memoria, y así comprobar si esta nueva historia mejora o por el contrario continua su caída en picado.

En ese anterior comentario os decía que, aunque las novelas tratan de temas distintos y pueden leerse de forma independiente, como lo indica la editorial en su web, en "La madre", se dejaba un hilo abierto, una puerta trasera que daba acceso a este tercer volumen...
El hijo de Kate se marchaba una temporada a Tailandia, a encontrarse consigo mismo en una especie de año sabático, y justo ahí vamos a reenganchar la historia.
Pero han pasado dos años y en ese tiempo Kate apenas ha tenido noticias de él; en esas fechas, dos jóvenes británicas desaparecen en Tailandia, convirtiendo ese país en el escenario principal.

La estructura va a volver a repetirse; la historia nos llegará desde cuatro puntos de vista distintos, una visión múltiple de los hechos que irá aportando detalles a la trama, pero que solo al final nos descubrirá la imagen real de lo sucedido.
Esos cuatro narradores serán: Kate Waters; Bob Sparkes, el detective que ya conocemos de los anteriores libros y que parecía haber perdido un poco de protagonismo; Lesley O'Connor, madre de Alex, una de las chicas desaparecidas, y por último la citada Alex, un personaje que nos aportará una doble visión de lo que le sucede. Por un lado tendremos la crónica de su día a día, y a eso se le sumarán los correos electrónicos que manda a su mejor amiga, y por otro su vida virtual, la que proyecta en las redes sociales que dista mucho de la realidad...

El arco temporal, es decir, el lapso de tiempo en que suceden los hechos, va desde el 27 de julio hasta el 19 de diciembre de 2014, aunque también habrá un pequeño espacio para relatar datos anteriores que complementen la historia.

La segunda entrega me pareció bastante más floja que la primera, "La viuda". El argumento no me llegó a convencer y me cansó con tantas versiones distintas de los hechos y tantos secretos.
Kate adoptaba un papel de metomentodo oportunista, y aunque conectaba con las víctimas de los sucesos, se notaba que detrás había un único móvil, ser la primera en contar "La noticia".
El argumento de este nuevo libro creo que tiene más gancho y Kate va a aportar un cambio sustancial que dará un giro total a la dirección que tomaba la serie.
La trama va a focalizarse más sobre ella y veremos su lado más humano. Aunque el papel de periodista sigue despierto, el papel de madre adquiere una posición prioritaria.

La narración comienza igual que en las otras dos entregas, con un ritmo pausado empleado como refresco, relatando algunos hechos pasados, pero en esta nueva novela, la historia dará un giro dramático que no tenían las anteriores; y es que Kate, siempre al otro lado de la noticia, va a convertirse en parte de ella.
Los hechos, ya se sabe... cuando es a uno al que le pasan, se contemplan de forma distinta, y eso va a mostrarnos un lado de Kate completamente desconocido.
Hasta el momento en esta serie de novelas, la periodista nos había mostrado dos caras de la noticia, la versión periodística y la de las víctimas, pero ahora ella es parte de la noticia y experimenta lo que se siente estando al otro lado, miedo, soledad e incomprensión.

En este nuevo caso vamos a ver la evolución del periodismo, la prensa digital va ganando la partida al igual que las redes sociales, donde los seguidores, los clics de ratón  y los me gusta, son lo único importante. Creo que Fiona Barton en "la sospecha" ha sabido actualizar  y revitalizar la saga.
Los personajes son más completos y el argumento muy actual, mostrándonos los peligros que se esconden al otro lado de la pantalla.
El personaje de Bob Sparkes retoma el protagonismo merecido, como ya os he mencionado más arriba, y Kate nos muestra su lado real. Supongo que a esta tercera entrega le seguirán algunas más, y en este momento me apetecería saber cómo va a cambiar la vida de Kate, que intuyo que tras los sucesos vividos ya no volverá a ser la misma...