martes, 5 de noviembre de 2019

Morirse es de mal gusto de Francesc Marí

Sinopsis:

Durante una selecta velada en la mansión de Charles Richmond, aclamado productor de cine y jefe de los Estudios con el mismo nombre, tendrá lugar un asesinato. El mayordomo de la mansión, Bernard, será la víctima.
En esa noche de tormenta, y a la espera de la llegada de la policía, Melvin Drake, guionista de los Estudios Richmond, será quién haga de detective reuniendo todas las pistas. Poco a poco seremos testigos de muchas revelaciones y muchos más secretos sobre a los habitantes de la mansión y los propios invitados.
Una trama llena de giros que productor y guionista no dudarán en llevar a la gran pantalla como el nuevo éxito de taquilla: Morirse es de mal gusto.

Opinión:

Curioseando por la página de la editorial Planeta, llegué hasta este libro de Click ediciones, uno de los sellos del Grupo Planeta que solo publica obras inéditas y en formato digital. Este sello, según informan en su web, pretende descubrir a nuevos autores.
Pues bien, cuando vi la portada de este libro, me recordó muchísimo a otro que hacía leído hace poco: "Las siete muertes de Evelyn Hardcastle", y movida por la curiosidad me fui directamente a leer la sinopsis, que como habéis podido comprobar resulta de lo más atractiva.
Ahora lo traigo hasta esta estantería virtual para hablaros sobre él.

Es una novela muy cortita que evoca la estructura de las escritas por Agatha Christie; una mansión con un buen montón de personajes y motivos para cometer un asesinato, además del habitual homicidio.

Los lectores nos vamos a encontrar con un asesinato al más puro estilo de "misterio del cuarto cerrado", ya que los personajes permanecen en la mansión, incomunicados con el exterior, mientras la investigación que se desarrolla en un periodo de tiempo muy breve, una sola noche, va desvelando secretos sobre ellos. El encargado de llevar a cabo esta investigación será un guionista de películas, alguien que obligado por la situación debe encarnar el papel de detective aficionado.

Esta historia al mismo tiempo nos lleva a pensar en una obra teatral o una de esas películas en plan parodia de detectives, ya que el autor encamina la narración hacia la comedia de enredo, adornándola con ligeros toques de humor que amenizan su lectura, por supuesto no puedo olvidar mencionar el giro inesperado del final.
Y prácticamente ya termino, veréis que la reseña es muy breve pero es que el libro también lo es. He dejado para el final el detalle que menos me ha gustado y es en relación a la caracterización de los personajes.
Estos me han parecido demasiado superficiales.
Aunque están construidos sobre los clásicos clichés, ese no es motivo para no haber profundizado en ellos. Se comportan de una manera muy previsible y ninguno de ellos evoluciona a lo largo de la trama. Quizás una caracterización más compleja habría dotado de más factor sorpresa a esta historia.