Mostrando entradas con la etiqueta Dominick Dunne. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dominick Dunne. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de septiembre de 2019

Una mujer inoportuna de Dominick Dunne

Sinopsis:

En Los Ángeles, a principios de los noventa, todo el mundo envidia a Pauline y Jules Mendelson. Casados desde hace más de veinte años, con una reputación intachable y siempre envueltos en un halo de estudiada elegancia, sus fiestas en su espléndida mansión son cita obligada en la vida social de la ciudad. Pero esta estampa de perfección se disipa cuando las luces se apagan y asoma la vasta red de favores, mentiras e hipocresías que sostiene el imperio de los poderosos. Así, cuando Jules se encapricha de Flo, una camarera que sueña con ser actriz, cree que podrá controlar la situación y mantener una discreta aventura con ella, sin sospechar que se convertirá en una peligrosa obsesión. Por otro lado, la doble vida de uno de los mejores amigos de Pauline amenazará con sacar a la luz los secretos que esta opulenta comunidad intenta esconder a cualquier precio.

En la que está considerada por la crítica como su novela más lograda, Dominick Dunne vuelve a su tema favorito para perfilar con exquisito detalle la intimidad de la alta sociedad estadounidense de finales del siglo xx. Un vívido retrato de la peculiar tipología de sus miembros y de sus costumbres, y del entramado de corrupción que les permite conservar sus privilegios.

Opinión:

A Dominick Dunne se le considera como a uno de los herederos de Truman Capote o Tom Wolfe, ya que la linea de su escritura sigue la estética del denominado Nuevo Periodismo, corriente que surgió por la década de los sesenta y caracterizado por un estilo libre, ligero, y que escondía una crítica, ácida pero elegante, hacia la sociedad.
Esta novela de la que hoy os hablo fue escrita en 1990, y gracias a la publicación de Libros Asteroide podemos desfrutar hoy de ella.
"Una mujer inoportuna" está considerada como su mejor obra, quizás por esa descripción que hace de una clase social, donde abunda la corrupción, la mentira y sobre todo el uso del poder mal empleado.

De Dominick Dunne tengo aún pendiente de leer, "Las dos señoras Grenville" y "Una temporada en el purgatorio", que según dicen le convirtieron en un gran cronista, debido a esa faceta de observador, incomparablemente agudo, a la que supo sacar partido.
Este escritor no dudó a la hora de mostrar sin tapujos, el lado más oscuro de las ricas y poderosas familias de la alta sociedad norteamericana.
"Una mujer inoportuna"está basada en un escándalo real, pero es mucho más que la crónica de una infidelidad o de un triángulo amoroso.

La historia nos va a llegar a través de dos tipos de narrador.
El primero que vamos a encontrar y predominante, ya que se hace cargo de relatar todo el grueso de la novela, es un narrador omnisciente, alguien que sabe lo que ocultan los personajes y que no duda en atraparnos en su narración.
El segundo narrador que entra en escena, al final de cada capítulo, va a ser Flo. En esos momentos se incorporan fragmentos de unas cintas grabadas por ella, donde irá relatando detalles importantes de su relación.

Debo deciros que este libro me ha gustado muchísimo, por varios motivos.
Cuando comenzamos a leer, o si hacemos caso a la sinopsis, pensamos que nos vamos a encontrar con una obra que relata la historia de un clásico triángulo amoroso; el compuesto por Jules Mendelson; la esposa perfecta, Pauline; y una joven camarera con sueños de actriz que se ve convertida, de la noche a la mañana, en la incomoda amante del empresario, como veis recursos muy estereotipados, pero no es así...
Lo que comienza siendo una historia de exitosos empresarios, con fiestas deslumbrantes, deriva al poco tiempo en una trama de corrupción y ambición que se sostiene sobre unos débiles pilares... la mentira.

El argumento es muy dinámico y no da opción para el aburrimiento, ya que la trama se desliza con fluidez, desde la crónica social hasta la crónica negra, con asesinato incluido.
Los personajes, ya os he advertido en el párrafo anterior, pueden parecernos cargados de clichés, pero incluso ese detalle me ha gustado, porque cumplen con su función, sirven para denunciar el cinismo que rodea a las clases retratadas.
Dunne nos ofrece un amplio abanico de personajes, donde incluso los secundarios, aparecen construidos con todo detalle. Todos esconden mucho más de lo que nos muestran en apariencia.

Todo ese elenco de personajes va a ir entrecruzándose, y como cada uno de ellos arrastra un pasado, unos más turbio que otros, vamos a entrar de lleno en una novela compuesta por muchas historias.
Este autor recrea el mundillo de la alta sociedad norteamericana como si fuese la construcción de un microcosmos de ámbito cerrado, al que únicamente los más privilegiados pueden tener acceso. Pero Dunne, de forma inteligente, deja abierto un resquicio, una puerta trasera lo suficientemente grande, para que algunos personajes puedan entrar y salir de él.
Por esa entrada vamos a ver asomarse a Flo, que se deja deslumbrar por esa vida cargada de lujos que le ofrece el gran empresario del momento; y también veremos al estiloso Hector, y sus salidas nocturnas, que esconden más de un secretillo.
El personaje que hace de nexo entre todas las historias es Philip Quennel, un joven que es contratado por un productor para escribir un documental. Philip también se verá absorbido por ese mundo en el que no es oro todo lo que reluce.

Y poco más me queda por deciros, salvo que ha sido una obra que me ha dado más de lo que esperaba.
Espero que este comentario haya sido de vuestro agrado y que si disponéis de tiempo, le echéis una mirada a la obra de este autor.
Yo por mi parte me comprometo, en breve, a hablaros de otra de sus novelas, ya que la experiencia de esta ha sido muy satisfactoria.