Mostrando entradas con la etiqueta Áurea L. Lamela. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Áurea L. Lamela. Mostrar todas las entradas

sábado, 26 de agosto de 2017

Saga del Inspector Zalo Alonso y de la forense Carmela Archer de Áurea L. Lamela

Entrada actualizada (29/06/2018), 
En esta entrada se incluyen las reseñas de las tres primeras novelas que componen a día de hoy la saga.

Nadie sabía ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 01)
Sinopsis:

Una persona deja una carta de despedida. Diez años después es encontrado en un río, a las afueras de Lugo, un cadáver. La víctima vivía en una residencia psiquiátrica en donde nada es lo que parece. La investigación desvelará las conexiones entre internos, empleados, directivos y el mundo de la noche. El respetable tejido social de la ciudad quedará en entredicho cuando el joven inspector Zalo Alonso y la reputada forense Carmela Archer, ajenos a esa tupida red social de la ciudad, merodeen en la vida rutinaria de ese enjambre de conocidos. Las tramas mafiosas, el nepotismo y la sólida tradición caciquil subyacente, sale a flote durante la investigación.
Mientras tanto, nadie sabía…

Buena gente ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 02)
Sinopsis:

Sara recibe la llamada de una antigua compañera de estudios. Le pide que su marido, el inspector Zalo Alonso, busque a Marcia, una mujer brasileña que vive en Lugo y de la que su familia en Brasil no sabe nada desde hace meses. Suponen que un amante respetable, adinerado y extremadamente posesivo, la había retirado de la prostitución y alejado de todos sus allegados. Pronto se descubre su siniestro paradero: un cadáver sin identificar aparecido meses atrás en el atraco de una gasolinera. La forense Carmela Archer no tarda en sospechar que ese no es el lugar del crimen, y alberga dudas de la veracidad de la autopsia. El inspector y la forense tendrán que descubrir la vida oculta y desapercibida de la víctima entre los habitantes de esa ciudad en la que parece que todos se conocen pero nadie la echó de menos.

Sin criterio ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 03)
Sinopsis:

La directora general de la Función Pública, Verónica Soto, es asesinada en el portal de su casa. Con su sangre, el asesino deja una nota: «Por indecente». Por otra parte, la viuda de un activista reconoce en el mensaje unas amenazas que recibió su marido antes de morir en un accidente hace unos años; aunque nada parece vincular ambas muertes. La investigación del asesinato recae en el inspector Zalo Alonso y en la forense experta en perfiles psicológicos Carmela Archer. También Sara, la mujer del inspector y aficionada a la novela policiaca, tendrá algo que opinar. A medida que avanza la investigación, afloran fanatismos, pasiones y rivalidades. En el fondo, la pregunta es una: indecente, ¿por qué?

**********

Opinión: Nadie sabía ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 01)

Esta novela de la que voy a hablaros, es la primera novela de la escritora lucense Áurela L. Lamela y también la que da comienzo a una saga que hasta el momento cuenta con tres libros.
En ella, se relatarán los casos del joven Inspector Zalo Alonso y de su colaboradora, la forense Carmela Archer.

Todo comienza en 2008, con el descubrimiento de los restos de un cadáver a las afueras de Lugo, y desde ahí, el inspector y su equipo comenzarán con una investigación, donde ya nos lo avanza el título, nadie sabe nada o aparentan no saberlo.
La primera complicación a la que se enfrenta la brigada policial, llega de manos del tiempo.
El muerto, Francisco Álvarez, vivía en un psiquiátrico como interno voluntario y lleva dos años desparecido; aparentemente no tenía problemas con nadie, era alguien colaborador, pacífico, pero según se va desenrollando el ovillo, comenzaremos a conocer facetas de él que nos irán sorprendiendo, al tiempo que nos revelan que no era la persona que nos intentan hacer creer.
Llegamos a un punto, donde todos los personajes parecen estar confabulados para dar una versión común, con el fin de ocultar información, que quizás nos resulte algo artificial, y eso es lo que nos hará dudar de ellos; Todos se convierten así, en sospechosos en potencia, al tiempo que los investigadores se verán inmersos en una red de secretos...
El argumento se va complicando según avanza la historia, al hallazgo del cadáver se le suma el descubrimiento de una extraña desaparición, concretamente diez años antes, de una de las psiquiatras del centro, y eso contribuye a que la intriga aumente y termine por dominar la trama.

La novela tiene un ritmo lento desde el comienzo; eso que en un principio puede parecer algo negativo, es algo comprensible en el inicio de una saga, ya que ayuda a que el lector se familiarice con los personajes, a que les conozca más a fondo y contribuye para que no nos perdamos ningún detalle, tanto de la investigación que se llevará a cabo, como de sus personalidades.

Podemos catalogarla como novela negra, y como temas inherentes a este género se encuentran la prostitución, el tráfico de drogas y la corrupción policial...
Está escrita con un estilo muy realista, sobrio y quizás eso es lo que nos hace recordar a otros autores del género. También hay que señalar que predominan los diálogos, que sirven para que de su mano y de forma directa nos introduzcamos, en un tupido entramado de mentiras.

Los personajes principales serán el inspector Zalo y Carmela, dos protagonistas que logran brillar cada uno a su manera, consiguen que el lector empatice con ellos y aportan luz a esos ambientes sórdidos tan característicos del género. Hay que señalar en este punto, que la ambientación es perfecta y pasamos de estar en un mundo technicolor a otro que parece diseñado en blanco y negro, cargado de luces y sombras.
Hay otros personajes secundarios, que aparecen con frecuencia en esta primera entrega y que deduzco que serán importantes para el desarrollo del resto de la saga. Todos, grosso modo, están bien construidos, son personajes a los que vamos viendo evolucionar, con carácter marcado y que dejan su impronta en el lector, para bien o para mal.

La novela consta de 38 capítulos y si bien ya he mencionado que el comienzo resulta un poco lento, también debo añadir que coge ritmo a partir de la mitad de la obra. La intriga se intensifica a medida que avanza la investigación, y a los lectores nos cuesta abandonar la lectura, esperando las pistas que aporten el giro de tuerca necesario para mostrarnos la realidad con todos sus matices.

Creo que es un comienzo bastante prometedor para esta saga; los personajes enganchan y la trama resulta real, así que en breve continuaré reseñándola...

Opinión: Buena gente ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 02)

En la primera novela, Áurea L. Lamela, nos presentaba al inspector Zalo Alonso y a la forense experta en perfiles psicológicos, Carmela Archer; dos protagonistas, que de forma lenta pero sin dejar opción para el aburrimiento, se hacían entrañables al lector, dejando la puerta abierta a unas intensas ganas de continuar leyendo sobre sus futuros casos.
En ese inicio de saga, la autora nos transportaba con precisas descripciones, a una ciudad de provincias en apariencia apacible, Lugo. Un escenario, que escondía secretos a voces, donde todos parecían conocerse, y que frase a frase, iba adquiriendo protagonismo, convirtiéndose en un personaje omnipresente de excepción que observaba silencioso el ir y venir del resto de figurantes. Hasta aquí aventuro, que respecto a esto, nada ha cambiado.

En esta obra encontramos muchos elementos de calidad, que sumados a los ya mencionados en la anterior reseña, convierten a esta saga, en una lectura recomendable.
La autora, nos acerca a una crónica social negra, pero de ficción tan real, que en muchos momentos puede parecer que nos encontramos ante una noticia extraída de cualquier diario.
Ha conseguido describir con destreza el ambiente y los escenarios por los que trascurre este nuevo caso, y algo muy importante... ha complementado el perfil que ya teníamos de los dos personajes principales, profundizando más en su relación laboral y haciéndolos más cercanos, al tiempo que también lo hace con el resto personajes secundarios, de fuerte carácter, que ya nos acompañaron en el anterior libro y que dan vida a esta serie, convirtiéndose en el elenco fijo.

De esta forma, vamos conociendo en profundidad al Inspector Zalo Alonso; a Carmela Archer la forense; a Sara la esposa de Zalo, un personaje que en ocasiones me pone de los nervios por su tendencia a inmiscuirse en el desarrollo de las investigaciones, analizándolas como si de una novela policíaca se tratase.

En buena gente, su autora nos ofrece de nuevo una historia compleja y al tiempo arriesgada.
Nos acerca al mundo de la prostitución, al tráfico ilegal de personas, a la corrupción, a la falta de moralidad, a las mentiras, y de fondo, a la indiferencia que muchas veces despiertan estos hechos en la sociedad; en resumidas cuentas, una novela negra que como no podía ser de otra forma, actúa como denuncia social, tratando temas actuales.

Una desaparición dará el pistoletazo de salida a la investigación, y lo que en un principio parecía ser algo sencillo, sin muchas complicaciones, se va retorciendo al avanzar, terminando enlazada a otra trama más espinosa.

Se repite el ritmo lento que ya vimos en Nadie sabía, una narrativa pausada con la cual vamos conociendo a esos nuevos personajes y el nexo que les une, además de los detalles que se van añadiendo al nuevo caso.
Aquí debo hacer un pequeño inciso e insistir, aunque no son muchos los nuevos personajes si pueden ocasionarnos alguna complicación si no leemos con atención, porque todo en esta historia, está relacionado.
Los personajes secundarios, entran y salen de escena, complican el argumento y nos engañan con su comportamiento.Todos parecen sospechosos, tienen algo que ocultar, y en mayor o menor grado, son lobos que se esconden tras una piel de cordero.

Hay otros detalles que se agradecen, por citar alguno más y aunque pueda parecer algo ridículo, a mí particularmente me gusta encontrar referencias entre las páginas del libro que hagan alusión al título elegido, una especie de juego entre autor y lector.
Eso puede parecernos a simple vista una nimiedad, pero lo cierto es que me descoloca mucho, leer una historia cuyo título al final no tiene nada que ver con lo que encuentro en el interior.

Opinión: Sin criterio ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 03)

"Sin criterio", es el título que lleva la tercera novela de esta autora lucense, Áurea L. Lamela, de la que ya os he hablado en las anteriores reseñas de la saga.
Esta última entrega, seguirá teniendo como protagonistas al inspector Zalo Alonso y a la forense Carmela Archer, pero va a aportar novedades a todos aquellos que hayáis leído las primeras aventuras de este equipo.

El ritmo de Sin criterio nos va a resultar más ágil que en las anteriores, y eso se debe, a que la introducción es más breve, dejando paso libre al desarrollo de la trama.
Pero las mejoras que he hallado en esta serie de novela negra, no pararán ahí.

El elenco de personajes protagonistas no cambia, siguen siendo los mismos que ya conocemos, eso sí, seremos testigos de como su evolución continúa. Van madurando, exactamente igual que ocurre con la prosa y la técnica de esta autora.
Los protagonistas, vuelven a estar apoyados por un amplio e interesante grupo de secundarios, cuya función es mantenernos entretenidos y a la par, jugar al despiste, aunque hay que decir, que quizás lo que más destaca de ellos, es la profundidad psicológica que la autora aporta a todos esos personajes.

La prosa empleada es sencilla, como en las anteriores ocasiones, adaptándose a los personajes, y las explicaciones sobre técnicas y procesos policiales/judiciales, aparecerán explicados de forma breve, evitando que el lector se pierda en un mundo para él desconocido.

Si en la anterior reseña, "Buena gente", os decía que Sara, la mujer de Zalo, a veces me resultaba cansina y demasiado entrometida, en ese aspecto no va a variar mucho; sigue con la misma tendencia a inmiscuirse en los casos policiales, volverá a poner a prueba la paciencia de su marido, pero sí es interesante señalar que su personaje, en ocasiones, parece más sereno, aunque solo sea una calma aparente...

La novela sigue la clásica estructura de Introducción-Nudo-Desenlace, pero con algunos detalles interesantes que también voy a mencionar.
En ese nudo o desarrollo, vamos a encontrarnos de nuevo con dos casos, dos historias que en un principio y en apariencia, no tienen nada que ver, que se irán solapando, y que según avance la trama, terminarán convergiendo.

Áurea vuelve a ofrecernos una novela con tintes negros, donde la corrupción campa a sus anchas. La historia comienza de forma impactante.
Una mujer es asesinada en el portal de su casa, y el autor de los hechos nos deja un aviso:
Por indecente.

Los lectores nos enfrentamos a una trama compleja de treinta capítulos, a través de los cuales iremos conociendo detalles de la nueva investigación que Zalo dirige.

La mujer asesinada, Verónica Soto, es directora de Función Pública, y eso nos llevará de nuevo a un extraordinario escenario, Lugo, esa ciudad de provincias, bella y apacible, pero que también puede esconder un lado más oscuro; al mismo tiempo que Sara, intenta averiguar datos sobre la muerte de un antiguo compañero.
Lógicamente, a los que conocéis la saga no os chocará que ambas investigaciones terminen teniendo relación y compartiendo un nexo común.
Lo que más me sorprende de toda esta serie, es que la investigación no recae por completo sobre el personaje del inspector, como suele ocurrir en la mayoría de novelas del género policíaco o negro. Aquí ese peso recae por igual sobre todos los personajes que intervienen en las pesquisas. 
Todos aportan su pequeño granito de arena para que el argumento fluya, eso como digo me resulta interesante, porque demuestra que la autora nos presenta a personajes reales, no superhéroes.

Áurea L. Lamela vuelve a ofrecernos una narración con un tema central muy actual, una trama basada en la corrupción política y urbanística.
Podríamos ver en ella una crítica hacia esa corrupción, pero creo que lo más importante es que la historia nos impone una reflexión, sobre la actitud tolerante y sobre la impunidad que supone moverse por determinados estamentos políticos.

Os estoy hablando de una obra de ficción, pero lamentablemente y como podemos ver a diario, la realidad supera muchas veces a la ficción...

Nadie sabía ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 01)  Bastante interesante
Buena gente ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 02) Recomendable
Sin criterio ( Inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer 03) Recomendable