Entrada destacada. Colaboración revista "Cita en la glorieta"

Rey de picas de Joyce Carol Oates

Mostrando entradas con la etiqueta Pablo Palazuelo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pablo Palazuelo. Mostrar todas las entradas

martes, 22 de enero de 2019

¿A quién teme el diablo? de Pablo Palazuelo

Sinopsis:

«En esta vida hay cosas peores que la muerte, y yo soy la peor de todas ellas». 
Y el diablo tuvo miedo al escuchar aquellas palabras.
En este libro conocerás aspectos de ti tan increíbles como ciertos, pero también descubrirás cómo se desvelan tus más íntimos secretos y cómo sufres por ello.
Porque esta historia trata sobre ti, sobre tus miedos y sobre lo que más te aterra.
Y, cuando te adentres en las páginas de este libro, cambiará para siempre tu forma de ver a las personas que te rodean.
Ese es el inquietante resumen de esta genial novela policíaca, que arranca con esta frase: —¿De qué color soy cuando estoy enamorada?

Opinión:

Pablo Palazuelo es un autor del que ya os he hablado en otra ocasión, coincidiendo con la publicación de su primera novela, "Nunca es tarde para morir", una historia que llegó a ser nº1 en ventas en amazon y que estuvo bastante tiempo, casi dos años, entre los libros más vendidos de la plataforma.
Los excelentes resultados no se debieron al uso de una fórmula secreta, sino más bien a la acertada combinación de géneros, el negro y el policial, con una dosificación de giros argumentales que convertían la lectura en una caja de sorpresas.
Cuando hace más o menos un mes, su autor volvió a ponerse en contacto conmigo para hablarme, de forma escueta, sobre su más reciente incursión literaria, lo que más me sorprendió fue la forma de abordarme y la frase que empleó y que puede leerse en la portada.


"Una historia como nunca habías leído antes"

Lo cierto es que provocar al lector con esa frase desde la portada puede resultar algo peligroso, porque se juega con nuestras expectativas, y hay muchos ávidos lectores que con el paso del tiempo, por su experiencia, han perdido la ingenuidad y se han vuelto desconfiados... vamos, que están a vueltas de todo...
Como digo, es un riesgo el emplear esa frase, y precisamente ella fue la responsable de que me decidiese a realizar un salto de fe, ya que los datos que me facilitó sobre el argumento fueron tan escuetos, que el comienzo de esta lectura se convirtió en algo así como un salto al vacío con los ojos cerrados.

En esta nueva aventura, Pablo Palazuelo nos ofrece una historia puramente negra, nada de medias tintas, con unos protagonistas desconcertantes, dosis acertadas de violencia, un alto grado de criminalidad, y sobre todo, bastantes giros argumentales, encargados de dar pronunciados vuelcos a la historia.

La forma de narrar del autor no ha cambiado mucho desde su anterior novela.
Mantiene un estilo directo y ligero que hacen de la narración una lectura dinámica. Lo que sí ha cambiado en esta ocasión es la extensión, esta vez ha optado por ofrecer un texto bastante más breve, aunque eso sí, con el mismo aporte de suspense, lo que consigue una historia corta pero con una trama más intensa, más condensada, logrando que los lectores no se tomen ni un solo respiro.

Lo que más nos va a sorprender desde el primer momento, es sin duda, la originalidad del argumento.
La narración prácticamente seguirá una estructura lineal, pero escondiendo en ella pequeñas historias que nos harán cambiar de escenario.
No quiero profundizar mucho en la obra porque se perdería la sorpresa en los próximos lectores, pero sí os diré que el peso de la historia recae, casi en absoluto, sobre los hombros de un personaje, Patrick, alguien que va a lograr, iba a decir sorprenderos, pero creo que es mejor emplear el término, turbar.
Este protagonista estará arropado por un par de personajes más, que no solo le van a complementar, sino que también servirán para dar fondo a la historia.

Creo que esta novela es una buena opción para leer y entretenernos, aunque también debo deciros lo que no me ha gustado.
El fallo lo encuentro en el final.
Personalmente, ya lo sabéis los que me leéis con asiduidad, no me gustan las historias que se quedan a mitad de trayecto; libros que sin avisarnos previamente, nos dejan pendientes de resolución para una próxima entrega, porque desconocemos a ciencia cierta cuando llegará la continuación.
A muchos de vosotros se que ese detalle no os importa, pero yo soy de las personas que tienden a releer cuando sale una nueva entrega de una saga, de ahí que no me haya leído por poneros un ejemplo, "juego de tronos" o que haya roto relaciones con Christian Jacq, porque siempre me deja las historias a medias...
En fin, que esto que acabo de comentar es el único fallo que he encontrado en la novela.
Respecto a la frase del comienzo: Una historia como nunca habías leído antes, se cumple, porque nos va a mostrar como conocer a las personas, a analizarlas, de una forma distinta, como nunca antes lo había visto...


miércoles, 23 de septiembre de 2015

Nunca es tarde para morir de Pablo Palazuelo

Sinopsis:


«Las Trompetas de Jericó tronaron desde el cielo anunciando la inminente llegada de la muerte»

Así arranca esta novela negra y de misterio, en la que cinco enigmáticos veteranos de sus respectivos servicios secretos conocen a una cautivadora adolescente, de mala vida y peor fortuna, que desatará una espiral de sorprendentes fatalidades y los arrastrará hacia un enemigo despiadado.



Opinión:

Estructura:
Nunca es tarde para morir es una obra donde el relato de los acontecimientos ocurre de forma lineal.
El prólogo comienza con esta frase:

 «Las Trompetas de Jericó tronaron desde el cielo anunciando la inminente llegada de la muerte» 

Tras este arranque, la historia comienza a narrar un suceso que nos sitúa concretamente en 1987.
El resto de la trama se desarrollará casi en su totalidad en 2010. Pero este dato hay que puntualizarlo, ya que más adelante, bien entrada la historia, volveremos con un pequeño salto hacia atrás en el tiempo, hasta el momento que se narra en el prólogo, donde se ampliará la información y lograremos dar significado a esa enigmática frase de apertura.
También hay que decir, que al final, el autor se reserva un breve capítulo a modo de epílogo donde se narrarán los posteriores acontecimientos, situando la narración en 2011.

La trama sucede en apenas un mes. Un periodo muy breve pero intenso en lo que a acontecimientos y acción se refiere.

Hay dos líneas argumentativas destacables.
Una de ellas es la de cinco personajes ya ancianos, que en su juventud estuvieron relacionados en mayor o menor parte, con las agencias de espionaje de sus respectivos países.
Un ruso, un americano, un inglés, un francés y un alemán... (esto podría ser el comienzo de un chiste si también hubiese un personaje español) pero la diferencia con ese tipo de chistes, es que en esta historia la caracterización de los personajes, se aleja de los típicos clichés que circulan alrededor de las nacionalidades. Porque estaréis de acuerdo, en que en muchas novelas relacionan una nacionalidad con una actitud o comportamiento generalizado de sus gentes, algo que personalmente considero un error.
El otro hilo argumental es el correspondiente a una joven policía, Marian.
En un principio este personaje secundario parece meramente incidental, pero poco a poco va imponiendo su presencia hasta tomar completamente el protagonismo.
En resumidas cuentas, estos personajes serán los encargados de guiarnos por toda la trama en una narración donde se han cuidado todos los detalles al máximo.

Género:
Hay algo curioso en esta obra y es que podría catalogarse tanto como novela negra, como policíaca, y es que este libro tiene rasgos de las dos al mismo tiempo.
Es cierto que el género negro se asocia con frecuencia al policíaco, pero la gran diferencia es que en la novela negra, el argumento suele ser bastante más violento, con mucha corrupción y los buenos no dudan en cruzar el límite, en algunos momentos, hacia la ilegalidad.
Eso son características presentes en esta obra, pero yo voy a intentar hablaros sobre lo que más me llama la atención y que corresponde al género policíaco.
En este género como norma, al comienzo suele narrarse un crimen, y al menos eso es lo que nosotros esperábamos encontrar nada más comenzar la lectura. En cambio, eso no sucederá hasta bien centrados en el argumento, más o menos cuando llevamos un tercio leído.
Otra característica que tienen en común las novelas de este género, es que nunca se habla del crimen perfecto, porque como se indica en la portada:

El crimen perfecto es aquel que no es un crimen.

Al margen de todo lo mencionado hasta este momento y en contra de lo que podáis pensar, su lectura no se hace pesada en ningún momento, al contrario. Ese primer tercio se lee en un suspiro y es que el autor utiliza ese tiempo para que el lector empatice con los personajes.

Otra particularidad del género policíaco, es que al final siempre obtendremos las respuestas a, quién ha sido el culpable de cometer el crimen y el móvil, y en este punto, Pablo Palazuelo lo cumple al detalle.
El factor sorpresa juega el papel más importante en esta historia porque no conoceremos esos datos hasta el capítulo final, es decir, más o menos en la página 598 de 608 que tiene el libro. ¡Aquí hay que quitarse el sombrero!

Desde el comienzo, una sucesión de coincidencias harán desconfiar de un personaje en concreto. Pero no olvidemos que son licencias utilizadas por los escritores y al final se cumple el dicho de que nada es lo que parece.
Los giros son constantes y los acontecimientos del pasado también serán de vital importancia. El pasado se hará presente y terminará volviéndose en contra de los personajes.

El único fallo que he encontrado se encuentra justo en el final, pero no afecta ni a la lectura ni al desarrollo de la historia. Se trata de la línea de acontecimientos en torno a un personaje "Valentina", y es que esa narración, el orden en que acontecen los hechos o como están narrados, me crea un poco de confusión. Puede que sea un error de comprensión mío o bien que soy demasiado literal y me gusta que se den los datos de forma precisa.

Al margen de esto solo me queda deciros que es una novela totalmente recomendable que crea adicción.
El elaborado argumento se va complicando según avanza la lectura y aparecen nuevas expectativas que van de la mano de nuevas sorpresas. Esos golpes de efecto resultan verosímiles con lo cual observamos como el autor emplea la intriga de una forma muy inteligente.
Nos obliga como lectores a participar en una investigación paralela. Nos formulamos preguntas al tiempo que intentamos resolverlas, y esas respuestas solo verán la solución como hemos dicho, al final.
La ambientación, los escenarios, el perfil creado para cada personaje, son detalles también a tener muy en cuenta, eso sin contar el trabajo oculto de documentación e investigación que se intuye que ha realizado el autor para obtener una novela tan cuidada en detalles.