Entrada destacada. Colaboración revista "Cita en la glorieta"

Rey de picas de Joyce Carol Oates

martes, 9 de abril de 2019

Crimen perfecto de Frederick Knott

Sinopsis:

Tony Wendice quiere asesinar a su esposa Margot para conseguir su dinero.
Para ello, chantajea a un antiguo conocido para que entre en la casa en su ausencia y estrangule a Margot cuando ella reciba una llamada telefónica.
Sin embargo, el plan falla, y es ella la que termina matando a su asesino.
Margot pasa de ser víctima, a ser sospechosa de asesinato.

Esta obra teatral escrita por el dramaturgo inglés Frederick Knott, fue estrenada en la BBC en 1952 y posteriormente en los escenarios londinenses y neoyorquinos.
Alfred Hitchcock la llevó al cine en 1954 con guión del propio Knott.

Opinión:

Hoy os traigo al blog otra de esas obras llevadas al cine por Alfred Hitchcock que parten de un trabajo literario; en esta ocasión es una obra de teatro muy breve, de tan solo 120 páginas, escrita por el dramaturgo Frederick Knott y cuya historia ya había saboreado las mieles del éxito en sus representaciones teatrales.
Seguro que el título os suena, Crimen perfecto.
Esta obra que rodaría en 1954 Alfred Hitchcock, aquí en España llegó a los cines bajo el título que ya conocéis, mientras que en otros lugares lo hizo como "M de muerte" o "La llamada fatal".

Hace muy poco, leyendo otra novela que giraba sobre crímenes se decía en ella que, "El crimen perfecto no es el que queda sin resolver, sino el que se resuelve con un culpable equivocado".
Esa definición puede ser acertada, pero como en toda premisa esa afirmación da pie a una discusión.
Yo creo que el crimen perfecto es aquel con tal grado de planificación que no deja indicios o rastros para dar con el criminal.
Se mire como se mire, ambas definiciones pueden resultar igual de válidas, pero antes de meternos en si el crimen perfecto es posible, creo que deberíamos tener en cuenta otros detalles.
El primero, para que haya un crimen tiene que haber un motivo...

Los motivos más frecuentes son el miedo, los celos, el dinero, la venganza o el instinto de protección, yo pienso que también se podría incluir el odio, pero supongo que ese sentimiento ya entraría dentro de la venganza.
Otro detalle indispensable para un crimen, es la víctima y el asesino, y por supuesto igual de importante resulta el modus operandi; sobre todo este conjunto, Agatha Christie podría darnos una clase magistral para contar con más detalles que a mí se me escapan.

Haciendo un breve resumen tenemos el: Quién mata y a Quién, el Modo y el Porqué; ahora solo nos queda meter estos ingredientes en una bolsa, agitarlos y esperar a que todo salga según lo previsto.
¿Pero qué ocurre?
Pues que esto puesto sobre el papel queda muy bonito.
En un libro, si su autor quiere que el asesino se vaya de rositas, se irá, nada se lo impide...
El autor sabe más que el narrador y que los personajes, y además cuenta con las casualidades y sus propias licencias.
Las cosas funcionan porque hasta el detalle más pequeño ocurre tal y cómo el autor lo planea; los personajes no responden al libre albedrío, son peones y se mueven al puesto que se les indica, cosa que en la vida real no sucedería así, porque hay factores externos con los cuales no se puede contar. Con esto lo que quiero decir es que desconozco si en la vida real existiría el crimen perfecto, de lo que sí estoy segura es que en el papel sí que existe, siempre y cuando el autor así lo desee.

En esta historia vamos a encontrarnos todo lo citado hasta el momento, lo que ocurre es que se dan a la vez varias situaciones de las expuestas.
La organización del crimen es en un principio, perfecta, pero parece que el autor no las tiene todas consigo, y en un momento crítico decide cambiar de opinión y prescinde de matar a la mujer, que era el fin de esta historia, dando un giro radical a la trama.
¿Cómo lo hace? muy sencillo, sacándose un as de la manga y metiendo en la escena un elemento con el que hasta entonces no habíamos contado, ni el asesino ni nosotros los lectores.
Todo esto en lo que se refiere a la trama, un argumento que nos han explotado hasta la saciedad, explicándonos cada uno de los detalles, por lo que creo que no habré metido ningún spoiler.

La obra teatral se divide en tres actos y aunque se trata de una obra policíaca, lo cierto es que el detective tiene muy poco protagonismo, siendo las escenas en las que interviene muy breves, aunque eso sí, determinantes.
Respecto a los personajes tengo que decir que están muy poco definidos.
Al tratarse de una obra de teatro, el autor se vale de su presencia, del modo en que se mueven por el escenario y de su tono, de  la forma de interpretar los diálogos, y eso es bastante para hacernos una idea completa de como son en realidad.
Y con esto doy casi por terminada la reseña, solo me queda hablaros sobre las películas...

Si alguno de vosotros ha tenido la suerte de ver la versión hecha por Hitchcock de esta obra, con Grace Kelly y Ray Milland como protagonistas, y también la que se hizo posteriormente en 1998 con Gwyneth Paltrow y Michael Douglas, veréis tras leer el libro que la que mejor se adapta a la obra teatral es la primera. La película de 1998 es un remake, una nueva versión de la película y pierde parte de la esencia que Hitchcock logró conservar ajustándose a la obra de Frederick Knott.

Por cierto... Hitchcock trató este mismo tema del Crimen perfecto cuando realizo Extraños en un tren, obra de Patricia Highsmith; aunque la película no está nada mal, hay que reconocer que la novela es mucho mejor, ya que Hitchcock se tomó demasiadas licencias, alterando en exceso la obra original.


6 comentarios:

  1. Tengo curiosidad por esta obra, como todo lo que haya llevado el mago del suspense a la gran pantalla, ya sabes que soy una devota fiel de sus películas XD
    "Extraños en un tren" me encanta, la veo sin cansarme (aunque no esto no quiere decir mucho viniendo de mí :-D). El libro está muy bien, y lo que recuerdo es que el final es muy diferente; una vez leí que el director decía que el final tenía que ser dulce, que a la gente no le gustaban los malos finales, con tristeza y donde los malos se salen con la suya... desconozco si es verdad o no que lo dijo pero encaja bastante con sus películas.
    Todavía no vi la película "Hitchcock", tengo que verla, a ver qué cuentan :-)
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anabel.
      Pues te recomiendo muchísimo esta historia porque el detective, aunque solo aparece al final, hace un gran papel. Crea una especie de juego con los lectores, pone una trampa al malo que si el lector no está atento se la salta, y es muy interesante.
      No se si habrás visto alguna vez un capítulo de "Colombo", los han repetido muchísimo en la televisión... pues Colombo con su ingenuidad aparente, siempre ponía una trampa al final a los sospechosos, y siempre caían en ella. La trampa era genial, totalmente calculada, y en este caso sucede igual.
      ;)
      Un besazo.

      Eliminar
  2. Hola guapa, no conocía la obra teatral, pero sí la películas... La de Hitchock la vi hace mucho tiempo y la recuerdo poco... Y la de 1998 menos, pero sí recuerdo que salía mi querido Viggo Mortensen, jeje...
    Lo que estoy descubriendo en estos años del blog, y con algunas de vosotras, es que Hitchock (leches, que difícil se me hace escribir su nombre jeje...) no era tan original como yo pensaba. Estoy descubriendo que la mayoría de sus películas están basadas en obras escritas, ya sea teatro como esta, o novelas como Los pájaros, Rebeca, etc...
    Me ha encantado la reseña por cierto
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nitocris.
      En efecto, Hitchcock era un gran cineasta, todo lo que tocaba lo convertía en oro, pero las historias no eran suyas originalmente. hizo grandes adaptaciones como esta de la que os he hablado y también ese éxito sirvió para relanzar la obra literaria de muchos autores.
      Este "Crimen perfecto" es una adaptación muy buena y la obra de teatro original también lo es. Hay que dar gracias a Hitchcock porque sin él muchas obras literarias habrían pasado desapercibidas.
      Un besazo preciosa.

      Eliminar
  3. He visto la película y me gustó bastente, pero no he leído esta obra, así que otra más a mi larga lista de pendientes...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Aylavella.
    Es una obra de teatro muy cortita, se lee en un ratín, ya verás como es otra novela que te gusta.
    Un besazo.

    ResponderEliminar