miércoles, 14 de octubre de 2020

El infinito en un junco de Irene Vallejo

Sinopsis:

Un ensayo que explora el misterioso surgir de la escritura y la sed de libros. Una indagación sobre el origen de este invento fascinante que ha protegido a las palabras en su travesía por el espacio y el tiempo. 
Este ensayo es, además, un libro de viajes por el mundo antiguo. Una ruta con escalas en los cañaverales de papiro junto al Nilo, en los campos de batalla de Alejandro, en las primeras librerías, en las más antiguas escuelas donde se enseñó el alfabeto, en los palacios de Cleopatra, en los talleres de copia manuscrita, en las hogueras donde ardieron remotos libros prohibidos, en los pórticos donde anónimos lectores descubrieron la pasión de leer, en la grupa de inquietantes jinetes a la caza de manuscritos, en la Villa de los Papiros horas antes de la erupción del Vesubio y en el escenario del crimen de Hipatia. Un itinerario por los caminos tortuosos y extraños que conducen desde las primitivas tablillas de arcilla a la Biblioteca de Alejandría, cimiento de la aldea global de Internet. Es, a la vez, un relato íntimo entreverado con evocaciones literarias, vivencias personales y antiguas historias siempre vigentes: Heródoto y los hechos alternativos, Aristófanes y los procesos judiciales contra humoristas, Tito Livio y el fenómeno fan, Sulpicia y la voz literaria de las mujeres. Una reflexión sobre el valor de los clásicos, escrita por una autora que se asoma sin miedo y con entusiasmo a los avatares de las humanidades que aún dibujan las rutas de nuestro futuro. 

Opinión:

Hoy no voy a hablaros de una novela, voy a hablaros de uno de esos libros que hacen que te reencuentres con la literatura. 
El infinito en un junco es un ensayo sobre los orígenes de la literatura contado de forma amena.
Voy a intentar no profundizar mucho en él porque es un libro para leer detenidamente disfrutando de cada capítulo, porque os aseguro que encontraréis cientos de anécdotas curiosas en su interior.

Irene Vallejo realiza un trabajo arqueológico para hablarnos de este mundo apasionante de los libros y de sus orígenes; enfrentándose muchas veces al vacío y la destrucción generada por el paso del tiempo o por una ideología mal entendida o manipulada.

Cuando hablamos de libros o de manuscritos siempre tomamos como referencia la imprenta. Es cierto que ese artefacto cambió el modo de entender el mundo del libro, pero ¿Qué ocurrió antes?
Está claro que todos conocemos el laborioso trabajo que se llevaba a cabo en los monasterios, pero entre ese dato y el origen de la escritura 3.000 a. C, han sucedido muchas cosas.
La autora se remonta a los grandes imperios como Mesopotamia, Egipto o China, al periodo helenizante de Egipto y recrea algunos momentos importantes.
Vamos a entrar en la gran biblioteca de Alejandría, contemplaremos ese espacio repleto de estanterías, rebosante del saber de la antigüedad.

En esta historia van a aparecer grandes personajes y por supuesto hay un hueco para esas mujeres que fueron importantes para la literatura por motivos diversos. 
Conoceréis a Hipatia; a la gran poetisa Safo de Lesbos; a Enheduanna o a Aspasia de Mileto.
He citado a estas mujeres por dos motivos. 
El primero es que vivieron en una época en que su papel era silenciado, simplemente porque la cultura clásica era así, y estas mujeres lograron hacerse un hueco relevante, precisamente en esa época.
El otro motivo, es más bien por despecho. 
Hace poco escuchando una emisora de radio, un experto en literatura comentó sobre este libro. En su intervención dijo que el primer texto escrito conocido pertenecía a una mujer, pero omitió decir su nombre; esa mujer era Enheduanna.
En otro momento habló sobre la "mujer de Pericles" y también olvidó decir su nombre. 
Lo que en un primer momento me pareció un lapsus, la segunda vez me pareció un despropósito, más aún en alguien que según decía era experto y admitía que ignoraba la existencia de estas mujeres.
Cualquier persona que se autodenomine experto conocedor de la historia de la literatura, sabría que Enheduanna era hija del Rey Sargón I de Acad (Mesopotamia), Suma sacerdotisa y poetisa cuyo legado llega hasta nuestros días. 
Sobre Aspasia de Mileto entiendo que no todo el mundo tiene que conocerla, pero antes de ser "mujer de", ya era maestra en retórica, historiadora y cronista. No solo influyó en su esposo, ya que era la encargada de escribir sus discursos, sino que también lo hizo en otros políticos atenienses y aparece mencionada tanto en la obra de Platón, Plutarco, Jenofonte y Aristófanes, así que creo que el experto no lo era tanto y esas mujeres se han ganado a pulso que se las cite por su nombre.

Hecho este inciso continuo comentando sobre este magnífico libro que está recibiendo excelentes críticas.
Este ensayo nos habla del origen de la literatura, como ya os he dicho, sin olvidar incluir las primeras civilizaciones, en ese momento en que los hombres encontraron placer al juntar los símbolos, cuando descubrieron que otros disfrutaban escuchando sus historias y se despertó esa necesidad de transmitir y acumular conocimiento.
Vais a encontrar títulos de obras y autores, llenando y alimentando vuestra sed de conocimiento. También conoceréis datos sobre el primer alfabeto, sobre los distintos soportes que se emplearon, sucediéndose unos a otros como tablillas, papiros, pergaminos... etc., y de los esfuerzos por multiplicarlos y también de lo contrario, por aniquilarlos, porque sí, a lo largo del tiempo los textos han sufrido bajas por el fuego y el paso del tiempo, pero también por el veneno que se esconde tras algunos discursos censores o mal entendidos, algo que sigue ocurriendo hoy en día; cuando algunas voces se alzan en contra de autores o sus obras, con el instinto de borrar, moldear o cambiar la historia a su gusto o propósitos.

Como veis es una gran obra que se ha convertido en una de mis mejores lecturas de este año.

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto. La verdad es que el ensayo es un género del que no suelo disfrutar, ya que tiende a parecerme demasiado tedioso, aunque en esta ocasión la temática me llama mucho la atención, así que no descarto darle una oportunidad.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, pues le tengo un poco de miedo a este libro, porque yo me tuve que estudiar un montón de temas de Historia del libro y las bibliotecas para las oposiciones que tuve que hacer y no sé me da la sensación de que la mayor parte de las cosas que cuenta me suenen o ya las conozca... En fin, supongo que acabaré leyéndolo por curiosidad...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Este libro está siendo de esos que o bien los lectores adoran o pasan a abandonarlo en otros casos, llevo tiempo tentada y eso de "una de tus mejores lecturas del año" ha inclinado la balanza hacia su lectura peligrosamente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me lo recomendó un tío mío este verano, pues le había gustado mucho. Y no me extraña, porque es un enamorado de las civilizaciones antiguas. Pero en lo que a mí respecta, tiene que gustarme mucho, tratando de algo tan apasionante: el origen de los libros. Me recuerda a "La noche en que Frankenstein leyó el Quijote", un ensayo de Posteguillo que me encantó, donde, de forma novelada, profundiza en cantidad de anécdotas y curiosidades de libros y autores célebres. Me dejas con muchas ganas de leerlo.
    Y hablando de libros, te dejo el enlace de este sorteo por si te interesa, donde se sortean varios ejemplares de mi último libro:
    http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com/2020/10/mes-de-la-no-novela-y-la-novela-feel.html

    Un beso ;)

    ResponderEliminar