Entrada destacada. Colaboración revista digital "Cita en la Glorieta"

Rey de picas de Joyce Carol Oates

martes, 18 de diciembre de 2018

Damas ilustres en la historia de España de Vicenta Márquez de la Plata

Sinopsis:

Las biografías de las principales mujeres que han intervenido, de un modo u otro, en la historia de España. Mujeres que se esforzaron en ser ellas mismas y en desarrollar sus capacidades en un mundo de hombres, en una época en que sólo se las reconocía como individuos en el ámbito del hogar como esposas, madres y educadoras.

Más de 50 historias que recogen, entre otras, a pintoras, escritoras, soldados, almirantes, aventureras, monjas, místicas, damas ilustradas, mecenas, pensadoras, precursoras del feminismo y gobernadoras.

Un libro de historia, una crónica en clave femenina, un decálogo de damas que inspiran con sus logros y su protagonismo en un mundo gobernado por el hombre.

Opinión:

Si consultamos manuales de historia o de literatura, por pone algún ejemplo, siempre veremos que las mujeres han sido relegadas a un segundo término; y ya, si nos remontamos a antes del siglo XVII, habría que rebuscar mucho para encontrar a una mujer que fuese realmente visible.

Es cierto que siempre hubo mujeres que destacaron, que lograron romper las reglas impuestas y que con el paso del tiempo, aunque muchas de ellas fueron omitidas en los libros, resultó imposible silenciarlas de la historia.
Así, hemos conseguido rescatar del olvido los escritos de Enheduanna (s. XXIII a.C. Mesopotamia), de Safo de Lesbos (s.VII a.C, Grecia) o de Hildegarda de Bingen y/o de Murasaki Shikibu en el s. XI d.C en Alemania y Japón, respectivamente.
Pero si nos centramos en el estudio de mujeres españolas, lo cierto es que la cosa comienza a complicarse.
Podemos encontrar a Egeria (s. IV d.C) o a María de Zayas (s. XVI d.C), por citar a un par, pero hay que hacer una puntualización, todas las mujeres que he citado tanto españolas como extranjeras, tienen algo en común, son escritoras.
La mujer accedió a ese arte antes que a otras actividades, el motivo es sencillo, para escribir la mujer no necesitaba de ningún título académico ni de conocimientos especializados, bastaba con plasmar sobre el papel sus incómodas opiniones, luego lo de sacarlas a la luz era otro cantar.

Y ahora llega la gran pregunta...
¿Qué ocurrió con el resto de mujeres que intentaban sobresalir en otras facetas?
Pues simplemente que o fueron ignoradas o aparecieron como manchas difusas siempre a la sombra de un varón.
Eramos consideradas débiles, influenciables e irracionales, por lo tanto nuestra opinión no era tenida en consideración, estábamos sometidas a la eterna custodia masculina, lo que nos convertía en perpetuas menores de edad.

Por suerte como he dicho, hubo mujeres que osaron romper esos estereotipos impuestos, y este libro del que hoy os hablo, narra la vida de algunas de esas valientes.
Otra matización, es que la gran mayoría de esas biografías, no os sorprenderá, pertenecen a mujeres de clase noble, con lo cual también acertamos al decir que incluso dentro del género femenino, hubo algunas que disfrutaron de mayores privilegios.

En esta obra, vamos a conocer a algunas de esas mujeres creadoras, místicas, damas ilustradas y mujeres de acción; todas ellas forman parte de la historia de España, y estoy segura que algunos detalles de sus vidas os sorprenderán.
Tal y como se explica en la introducción, se ha prescindido pero no olvidado, de muchas mujeres cuyas vidas son de sobra muy conocidas, como Santa Teresa de Jesús, y en cambio se ha optado por dar prioridad a otras cuyas biografías pueden resultar menos accesibles pero igual de relevantes.

De esta forma, vamos a pasearnos, por sus páginas, de la mano de mujeres como:
Doña Leonor López de Córdoba que terminó, por avatares del destino, con el reino en sus manos, ya que fue la primera mujer con el cargo de Valida y también consiguió escribir sus memorias, las primeras en lengua española.

La condesa de Bureta, María de la Consolación Azlor, ilustrada audaz en cuyas tertulias literarias se forjó el levantamiento de la ciudad de Zaragoza en 1808, contra los franceses.

Doña Catalina Erauso, más conocida como la monja alférez.

La condesa de Vilches, cuyo cuadro adorna la portada de este libro, retrato pintado por Madrazo y que puede contemplarse en el Museo del Prado.

La duquesa de Osuna, una de las principales mecenas de Goya y que mantuvo uno de los salones literarios más importantes de Madrid.

La doctora de Alcalá, primera mujer con el título de Doctor y la dignidad de académico de la lengua, que en una época en que las mujeres tenían prohibida su entrada en las universidades, logró examinarse en 1785, gracias a una Real Orden de Carlos III.

Emilia Pardo Bazán, Concepción Arenal, Gertrudis Gómez de Avellaneda... son otras de las que también harán acto de aparición.

Pero también debo decir, que he echado de menos a otras mujeres cuyas vidas, a mí personalmente, me parecen muy interesantes y no estaría de más recordarlas, como:

Beatriz Galindo, más conocida como La latina, que no solo dio nombre a un barrio de Madrid, sino que ejerció de preceptora de los hijos de los reyes Católicos, o su contemporánea Luisa de Medrano (s. XV), que llegó a impartir clases en la universidad de Salamanca, sustituyendo al catedrático Antonio de Nebrija, autor de la primera gramática castellana.
María de Zayas, una de las primeras feministas o a otro personaje que no puedo olvidar mencionar, aunque es muy poco conocido, María Rafols Bruna, más conocida como la madre Rafols, una monja que se convirtió en heroína de los sitios de Zaragoza.

Esto solo indica una cosa...
que son todas las que están, pero no están todas las que son, y tenemos que seguir trabajando para rescatarlas del olvido y que ocupen el lugar en la historia que las corresponde.

Creo que esta obra es muy interesante, recoge las biografías breves de grandes damas de nuestro pasado, una sorprendente colección de historias que deberíamos conocer.
Mujeres que consiguieron sobresalir en un mundo de hombres, sin hacer alarde de su femineidad, ni presumiendo de sus capacidades.
La forma de narrar me ha parecido muy amena y didáctica, resaltando solamente los datos más significativos de esas vidas, y por su brevedad también destaco que su lectura se vuelve muy dinámica.

Para terminar os diré que la historia de las mujeres ha sido la historia de la invisibilidad, y es una pena que nos hayamos perdido la oportunidad de leer, ver las obras o conocer los hechos que se esconden detrás de mujeres valientes que desaparecieron de las crónicas, y cuyas vidas no hemos tenido la oportunidad de conocer.
Mujeres que han sido borradas de la esfera pública.
Muchas de ellas tuvieron que aprender a convivir con ese ostracismo al que se veían empujadas y otras en cambio, se vieron obligadas a adoptar modelos masculinos, para sobrevivir, perdiendo parte de su identidad.
Eso hay que cambiarlo, nos queda mucho por hacer, esas mujeres tan solo son como gotas de agua de un inmenso mar, y suponen un buen modelo a seguir, porque demuestran que incluso ante la adversidad contaron con un criterio propio.


3 comentarios:

  1. Un libro muy interesante, creo que me gustaría. Apuntado.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, un libro muy interesante que trae a colación a mujeres que hicieron historia a pesar de los obstáculos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Como dicen Ayla y Nitocris, parece un libro muy interesante, y también me gustaría leerlo. Por lo que cuentas, incluso es posible que tengan que hacer una segunda parte con todas las mujeres que, quizá por motivo de espacio,no aparecen aquí.
    Un beso y ¡felices fiestas! :-D

    ResponderEliminar