Última saga actualizada 20/12/2017

Saga Fernando de Rojas de Luis García Jambrina

domingo, 7 de octubre de 2012

El inventor de historias de Marta Rivera de la Cruz


Sinopsis:

Cuando Linus Daff tuvo que idear una excusa creíble para salvar a dueño del hostal donde se hospedaba, de las iras de su esposa, descubrió que tenía un don especial al que dedicaría el resto de su vida: inventar historias. Hasta él acudieron gentes de las más distintas clases sociales, víctimas de las encorsetadas normas del Londres victoriano, con un mismo fin, recomponer un pasado, montar una nueva vida o adecentar una oscura fortuna. Su gran imaginación, unida a un innato conocimiento de los comportamientos humanos le facilitaron prestigio, fama y dinero. En Cuba inventará su última y más importante historia, la de su nueva vida.

En esta novela volvemos a retomar personajes de Ribanova que iniciaron su singladura en ´Que veinte años no es nada´, en especial a Juan Sebastián Arroyo, que prestará una desinteresada ayuda a Linus Daff en su afán por conducir a buen puerto los deseos de su último cliente.

Opinión:

Nota de la autora.

"El inventor de historias se publicó previamente con el título de Linus Daff, inventor de historias.
Cuando fue editado, el libro pasó prácticamente desapercibido para el público y para la crítica. Como consecuencia, desapareció en poco más de un mes para instalarse en esa especie de limbo al que van los libros que no han encontrado su lugar en el mundo.
Los editores saben que rescatar los libros del olvido es un ejercicio arriesgado, y casi siempre poco rentable".



Cuando empecé a leer el libro y leí la Nota de la Autora, me dí cuenta, que era un libro que había pasado por muchas dificultades para recuperarlo del almacén de los libros olvidados de la editorial.
Por eso y porque siempre me he considerado defensora de las causas perdidas, cuando termine de leerlo me propuse hacer una crítica a conciencia, y de esa forma, poder contribuir difundiendo un libro que para mi ha sido uno de los mejores libros que he leído en mi larga trayectoria como lectora.
... Era un libro que merecía ser rescatado de nuevo.
Y por suerte, por el azar o por el destino, hoy podemos disfrutar de esta gran novela

Cómo siempre hay un momento ideal para cada cosa y para cada libro, en esta ocasión he decidido crear dos críticas.
Una versión extendida para los que os gusta profundizar en los detalles y una versión abreviada, para los que os gusta en todo momento ir al grano.
En vosotros está el poder y la capacidad de decidir.

Versión Extendida.
  
De todos los libros que he leído de Marta Rivera hasta ahora, este es para mí, sin duda el mejor.
Se desarrolla con un ritmo pausado, utiliza un lenguaje sencillo y ameno, prescindiendo de elementos que pueden resultar artificiales y eso da a su obra un efecto muy natural, resulta una historia simple pero intensa.
Con un argumento muy original y entretenido, Marta teje a la perfección la trama, con esa agilidad que la caracteriza, donde entrelaza las historias de los personajes con la vida del protagonista y termina convirtiendo como he dicho anteriormente un relato simple en una obra extraordinaria.
Llena esa narración con personajes apasionantes, tanto entrañables como extravagantes, los cuales a su vez podrían ser protagonistas de sus propias novelas, porque detrás de cada uno se esconde una vida intensa y emotiva. Son personajes muy carismáticos de los que marcan y no dejan al lector imparcial.
El argumento gira en torno a un personaje, Linus Daff, alguien que nos sorprende por su gran capacidad para inventar mentiras e historias y del negocio que creará basado en la venta de ese don.
Un individuo que nos deleitará con cada historia y hará que simpaticemos con él desde el primer momento.
Haremos un viaje, donde acompañaremos a Linus por el Londres Victoriano, por la habana y para los que conocemos las obras de Marta Rivera, por nuestra querida Ribanova.
Tras un tercio del libro más o menos y tras relatar varias historias de nuestro protagonista, la narración se centrará en un relato en concreto, en un personaje y en los motivos que tiene para recurrir al inventor de historias. Y sobre todo en como este último se las ingeniará para crearla, desarrollarla y sobre todo, intentar llevarla a buen fin.
Lo que más me ha gustado de este libro son los guiños que ha utilizado la autora citando a personajes y hechos históricos. Porque consigue que los protagonistas interactúen con esos sucesos y la novela toma un aire más real y cercano al lector.
También me ha entusiasmado el hecho de reencontrarme con un personaje entrañable de otra novela de Marta, Juan Sebastián Arroyo, personaje emblemático, bondadoso por naturaleza que aparece en Que 20 años no es nada.
Una novela que cuando la terminas te quedas con ganas de más.
Uno de esos libros que perduran en el recuerdo a pesar del paso del tiempo y sobre todo, de los que no pararás de recomendar a todo aquél que se cruce en tu camino.

Versión Abreviada.

Una historia sencilla y original que se convierte en un verdadero placer el leerla.
Sobre todo es una historia de Gallegos plagada de guiños de la autora hacia otros de sus libros y que mezcla con acontencimientos históricos que cita brevemente.
Totalmente recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario