martes, 7 de mayo de 2013

Jezabel de Irène Némirovsky


Sinopsis:

Gladys Eysenach es acusada del asesinato de su presunto amante, un joven estudiante de apenas veinte años, y el caso levanta una enorme expectación en París. Gladys pertenece a esa alta sociedad apátrida que recorre Europa de fiesta en fiesta. Envidiada por las mujeres y deseada por los hombres, su vida se airea impúdicamente frente al juez. El público, impaciente por conocer cada sórdido detalle, no comprende que la rica y envidiada Gladys, comprometida con un apuesto conde italiano, haya perdido la cabeza por un joven anodino, casi un niño.



Opinión:

Nos encontramos ante una narración breve, o más bien podría catalogarse como relato.
Escrito con una prosa exquisita y cuidada, donde las descripciones dibujan a la perfección las escenas, sin dejar en manos del azar ni un solo detalle y a su vez, narrado con altas dosis de dramatismo.


Gladys Eysenach, una mujer de la alta sociedad y amiga de la buena vida, gran apasionada de viajes y fiestas, es acusada del asesinato de su supuesto joven amante.
A partir de ese momento empezarán a airearse en el juicio los detalles más personales e íntimos de su vida.
Nos mostrará verdaderamente, quién se esconde tras el nombre de Gladys Eysenach.
Una mujer egoísta, frívola, caprichosa, con la necesidad casi obsesiva de sentirse amada en todo momento.
Que se siente rejuvenecer al sentirse deseada por todos los hombres y envidiada por las mujeres.
Sentimientos efímeros que le proporcionan su dosis diaria de excitación, necesaria para llenar sus alocados días.
Una lucha interna contra el tiempo, en definitiva, una batalla perdida que le acerca inevitablemente a la temida vejez y a la perdida de la belleza que ello conlleva.

La historia nos muestra la expectación que levanta el caso en París.
Pero no solo será allí, el lector, espectador de primera mano, también sucumbirá ante el deseo de descubrir los detalles más escabrosos.

Un libro donde Irène Némirovsky nos sorprenderá con su forma de narrar, ya que esta historia la borda un argumento muy absorbente a la par que dinámico, donde no pararás de pasar hojas hasta llegar a descubrir la verdad.

Todo el mundo que ha leído sus obras habla maravillas sobre esta autora.
Ahora puedo decir, sin lugar a dudas, que esta escritora es un genio atemporal, cuyas obras transmiten sencillez al tiempo que aportan realidad a la trama.
Y eso precisamente, es lo que buscamos los lectores, nada de tramas artificiales y enrevesadas que no nos aportan nada.

Desde aquí os lo recomiendo, es una lectura muy rápida, pero a la vez muy interesante.


lunes, 6 de mayo de 2013

Elegía para un americano de Siri Hustvedt


Sinopsis:

Pocos días después del funeral del padre, Erik Davidsen y su hermana Inga encuentran entre los papeles del muerto una breve nota del año 1937 que alude a una tragedia, quizá un asesinato. Erik es psicoanalista, un hombre que escucha relatos. Inga es escritora, y en su último libro habla de los recuerdos que son vueltos a imaginar en palabras. A partir de entonces, los hermanos intentan reconstruir la historia de su familia de emigrantes noruegos.

Pero Inga y Erik también deben enfrentarse a sus propios secretos y relatos. Erik se ha divorciado hace poco tiempo, y la soledad lo ha convertido en alguien que jamás imaginó ser. Inga, que estuvo casada con un escritor de culto, muerto cinco años antes, tiene que proteger a su hija, y protegerse a sí misma, del acoso de un vengativo periodista. O, como dice ella, tiene que reescribir su propia historia de principio a fin...

Opinión:

Antes de comenzar con mi opinión voy a permitirme una pequeña licencia haciendo un pequeño prólogo sobre esta lectura.

Cuando elegí este libro, lo hice un poco llevada por orgullo y echando un capote a la autora Siri Hustvedt.
Me llamo mucho la atención leer una crítica sobre un libro suyo, donde se dejaba caer desde el principio que era la Mujer de Paul Auster.
Tan impactante me resultó que no recuerdo ni de que libro hablaban.
Desconozco el talante con el que se había vertido ese comentario pero creo que habría otras muchas formas de hablar o presentar a una escritora.
Dejar que se labrase su propio camino, sembrándolo de méritos o fracasos... pero propios.
En cambio con esa cabecera, se veía relegada a un segundo plano desde el principio, a seguir la senda marcada por el renombre de su marido para bien o para mal.
Porque esa sencilla frase puede conllevar varias lecturas...
"está ahí por ser quién es" (no vale un comino) o bien, "tiene que ser buena porque su marido es Paul Auster"(y parece que nos la quieren vender).

Pues bien, dicho esto, me propuse darle una oportunidad antes que a él, porque debo confesar que no me he leído nada del marido de Siri Hustvedt (y duermo tranquila), aunque tenga que reconocer desde este momento, que lamentablemente este libro me ha dejado un sabor un tanto amargo.

El libro está escrito de un tirón, prescindiendo de los descansos que proporcionarían los capítulos, por lo que se convierte en una lectura compleja, al obligar al lector a mantenerse alerta para no perderse.
La novela está compuesta de una trama principal que gira alrededor del protagonista, el Doctor Erik Davidsen.
Desde este punto surgen varias historias cada una con su correspondiente personaje y el protagonista comienza a saltar de una a otra sin previo aviso para el lector, añadiendo que también lo hace del presente al pasado. Es una técnica narrativa muy dinámica denominada Contrapunto.
Parece que la autora se pierde en sus pensamientos recordando cosas que de pronto quiere añadir, arrastrándonos con ella, por lo que nos obliga a mantener una constante atención al desarrollo continuo de la narración.
El argumento está narrado en primera persona y engancha ya que tiene notas de intriga que mantienen al lector pegado al libro.

Tras fallecer el padre de Erik, descubren una carta entre sus enseres personales donde se menciona algo que sucedio en el pasado, algo que se ha mantenido oculto a lo largo del tiempo.
Desde ese momento Erik inicia una búsqueda para descubrir todos los detalles e irá descubriendo poco a poco, datos del pasado familiar.
Una familia descendiente de Noruegos pero afincada en EEUU.
A esto se le sumará el análisis que hará Erik de todo, ya que al ser psicólogo de profesión (ya sabemos la tendencia de los Americanos que roza la obsesión por los Psicoanálistas) la historia terminará siendo una búsqueda personal, de sí mismo a través de su padre.
La trama en si, resulta atrayente, pero el desarrollo que ha decidido hacer la autora bajo mi punto de vista resulta equivocado.
Leer esta obra ha sido como estar en un constante maratón, aunque haya utilizado un lenguaje sencillo, no ha podido evitar que se convierta en una lectura densa.

Siri nos demuestra que es una escritora culta, que se ha documentado, pero su forma de narrar, al menos en este libro no resulta muy accesible.
Introduce demasiada información que en ocasiones no aporta nada a la historia, datos que hacen que el lector termine dispersándose.
Su forma de escribir se asemeja mucho a Jonathan Franzen en su libro Libertad.
Una escritura que comparten muchos escritores norteamericanos descendientes de Inmigrantes, donde plasman una necesidad casi obsesiva de descubrir de donde vienen y a donde van.
Lo interesante de esta novela, es que una vez que te habitúas a los incesantes brincos del protagonista terminas adaptándote al desarrollo de la novela y puede llegar a resultar en algunos puntos incluso atractiva.
Como podréis comprobar es lo que decía al principio, una lectura que me ha dejado un sabor amargo, con sentimientos contradictorios.

Si me preguntáis si la recomendaría os diré, que no soy de las personas que suelen dejar los libros a medias, pero a lo largo de este, se me ha pasado varias veces por la cabeza.
Sinceramente creo que hay muchísimos libros y la vida es muy breve como para perder el tiempo con lecturas como esta, que cuando terminas con ellas piensas...
Y?...
Pero como siempre digo, también puede ser un error de percepción mia o quizás no era el momento para este libro.


lunes, 29 de abril de 2013

Una canción para Carla de José Luis Correa


Sinopsis:

La realidad no era como César la imaginaba...La vida de César Castillo cambiará por completo al llegar a sus manos una enigmática carta de amor. Una misiva dirigida a Patricia, su malograda esposa, cuya pérdida dejó su mundo reducido a la presencia de su tierna hija Carla, su suegra Carlota -una mujer juiciosa e independiente- y un rutinario trabajo como profesor de Derecho en la Universidad. El descubrimiento de una realidad que desconocía por entero, a pesar de tenerla tan próxima, le impulsará a encontrar la verdad a toda costa, a cualquier precio. Una verdad que parece esconderse muy lejos de su hogar, en un rincón de Escocia."Una canción para Carla" es la apasionante historia de una búsqueda: la de la felicidad perdida. José Luis Correa nos brinda una novela que deslumbra por su estilo depurado y hermoso, y el retrato veraz de unos personajes de carne y hueso, que el lector siente muy pronto cercanos. Galardonada con el Premio de Novela Vargas Llosa, supone la confirmación del inmenso talento de una de las voces más genuinas y prometedoras de la reciente narrativa española.

Opinión:


Podrás engañar a todos un día, podrás engañar a uno todos los días, pero no podrás engañar a todos toda la vida

Esta cita parafrasea a la de Abraham Lincoln cuando dijo...

Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo.
Puedes engañar a algunos todo el tiempo... pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

Y la verdad es una frase elegida con mucho acierto por José Luis Correa.

No deja de sorprenderme la maestría de algunos escritores para transmitir tanto en tan pocas páginas y sobre todo, para lograr detallar con tanta precisión los sentimientos.
Por eso, esta vez he decidido empezar y terminar mi reseña mediante dos fragmentos extraídos de este precioso libro, para que podáis comprobar vosotros mismos de lo que hablo.
Un libro excelente, galardonado con el premio de novela Vargas Llosa pero que por desgracia está pasando desapercibido para los lectores.
A mi personalmente, me ha parecido una novela muy conmovedora y pasional, cargada de bellas reflexiones.
Escrita con una prosa muy cuidada y fresca que convertirá en un placer inmenso su lectura.

El protagonista principal es César, un hombre que ve como se derrumban los recuerdos de un matrimonio feliz, al recibir una carta de amor dirigida a su esposa fallecida.
A partir de aquí se nos narrará una búsqueda para hallar la verdad, la felicidad perdida, pero sobre todo, será una búsqueda que llevará de compañeros de viaje a miedos e inseguridades y al temor por lo que podamos descubrir.
Ya que creo, que no hay nada más peligroso para uno mismo y los que le rodean que una duda a destiempo.

Para ir terminando os diré que hay algo que hace muy interesante a este libro.
Un pequeño juego del escritor, en dos momentos puntuales del libro.
Dos ocasiones en los que el lector llegará a pensar que hay un error en el libro.
Lo único que hace, es mostrarnos dos versiones distintas de un hecho, dos posibles caminos, dos reacciones para una misma situación.
La solución a este pequeño juego solo la obtendremos al final del libro.
Un final que ya os digo que será sorprendente y para nada predecible.
Y para eso, queridos amigos tendréis que leerlo.

Al principio de esta reseña os decía que empezaría y acabaría con un fragmento de la novela.
Por ese motivo me he reservado para el final, el comentario sobre este personaje.
Aunque el protagonista principal, sin lugar a dudas es César, hay una figura que bajo mi punto de vista destaca en la historia por encima de él.
Ese personaje es Carlota, su suegra.
Una mujer con un carácter muy marcado, decidida, luchadora, con una visión siempre positiva de la vida, un personaje digno de destacar.

Os dejo una reflexión de Carlota extraída de un diálogo en el que se habla sobre el amor a una edad avanzada.

Los jóvenes se pierden lo mejor de la cosa: en su ímpetu, lo quieren vivir todo a la vez, no saben paladear los momentos, malgastan los pequeños detalles que hacen de estar enamorado una delicia. Cuando te ocurre a nuestra edad, comprendes que cada segundo es un tesoro que hay que cuidar porque puede ser el último.


viernes, 26 de abril de 2013

El maestro del Prado de Javier Sierra


Sinopsis: 

Siendo estudiante en Madrid, una tarde Javier Sierra tiene un singular encuentro en el Museo del Prado. Un misterioso personaje misterioso se ofrece a explicarle las claves ocultas de sus pinturas más célebres. Según el inesperado maestro, visiones místicas, anuncios proféticos, conspiraciones, herejías y hasta mensajes que parecen llegados del «otro lado» inspiraron a maestros como Rafael, Tiziano, el Bosco, Juan de Juanes, Botticelli, Brueghel o el Greco.Una lectura apasionante y, en ocasiones, sobrecogedora, que dejará al lector con ganas de seguir indagando en el lenguaje secreto de los cuadros.



Opinión:

He leído los comentarios sobre este libro y la gran mayoría coinciden en lo mismo... en que no es gran cosa.

Yo no voy a decir que sea infumable, me ha entretenido, me ha hecho pasar el rato, pero para nada era lo que me esperaba, quizás esperaba algo más.

Debo decir que siempre me ha fascinado la pintura y que precisamente algunas de mis obras preferidas se encuentran en el museo del Prado.
Velázquez, Tintoretto, Goya... podría tirarme horas enteras contemplando sus cuadros y siempre descubriría algún detalle nuevo que saldría grabado en mi retina.
Si bien es cierto que algunas de las que yo considero las verdaderas joyas del Prado no son ni citadas en el libro, otras sí lo hacen como son El jardín de las delicias del Bosco o El triunfo de la muerte de Peter Bruegel "el viejo" entre otras.
Así que para no perderme ni un solo detalle del libro, puse junto a mi ebook la guía del Prado (que guardo como oro en paño) para ir observando las imágenes según se mencionaban en el libro.

Sobre la trama os diré que al principio me atrapó.
Era una mezcla a partes iguales de misterio e historia, todo esto aderezado con datos curiosos e interpretaciones no menos ''curiosas'' sobre el tema central de los cuadros.
Puede que la causa por la que llega a decepcionar el libro sea que no se centra en obras más conocidas de nuestra pinacoteca, supongo que llegados a este punto, cada lector podría citar al menos un par de cuadros de su devoción alojados en el museo, aunque si es cierto, que los elegidos por Javier Sierra tienen un halo y una fuerza especial que sobrecoge al observador.

La historia que se teje entre cuadro y cuadro está cogida con alfileres por no decir que no tiene ni pies ni cabeza y va perdiendo intensidad según avanza, por no hablar del final que resulta demasiado precipitado.

Para no extenderme mucho ya que el libro no da para más, y aprovechando el tema diré que lo que podía haber sido una bella acuarela ha terminado siendo una aguada emborronada por las prisas.

Lamentablemente el libro únicamente se salva por los datos de historia y las ''libres interpretaciones'' que son una forma curiosa y distinta de contemplar las obras que se citan.
Espero que al menos este libro haya servido para aumentar el número de visitas a nuestra pinacoteca.


miércoles, 24 de abril de 2013

En un rincón del alma de Antonia J. Corrales


Sinopsis:

Todos ocultamos pedazo de nosotros mismos: instantes imprecisos de nuestra vida. Esos jirones están preñados de añoranzas, de deseos incumplidos, de amores imposibles o frustados, de silencios necesarios, de mentiras piadosas. Llenos de la impotencia que,a veces, produce la vida. Esas pequeñas cosas que no solemos compartir con nadie, son las que nos hacen ser quienes somos, las que nos convierten en seres únicos e irrepetibles. Son las que guardamos en un rincón del alma. En esta novela, carente de sinopsis, el lector encontrará una historia real y conmovedora. Una historia que, como apunta su creadora, deber ser leída como si la protagonista saliera del presidio de sus páginas, e irrumpiera en nuestra vida del mismo modo en que lo hace una persona que nos acaban de presentar, con la que intimaremos poco a poco, día tras día. En este caso, página tras página. Todo ello bajo la sombra de un paraguas rojo.

Opinión:

Este, es uno de esos libros cortitos, que en ocasiones llegan hasta nuestras manos de forma accidental, pero que al comenzar a leer ves en él un gran descubrimiento y disfrutas enormemente leyendo.

Podría decirse que es un libro muy sentimental, un monólogo epistolar, una confesión que aligera la gran carga que soporta el alma de la protagonista, pero sobre todo, una crónica con la que en más de una ocasión nos sentiremos identificados.

Es la historia de una mujer que huye buscándose a si misma, con una prosa simple pero contundente, cargada de descripciones y reflexiones tan bellas como sinceras, que lograrán tocar lo más profundo de nuestro corazón.

Este libro nos acercará a la protagonista y al mundo que le rodea, donde nos hablará de las dificultades que surgen en las relaciones y nos enseñará, que la vida es únicamente un camino con una meta, pero un camino que puede volverse muy empinado cuando lo recorres solo, cuando no cuentas con el apoyo de los que te rodean ni obtienes algo tan sencillo, como unas simples palabras de aliento que harían que el camino se tornase un poco más liviano.
Una narración que nos mostrará que a pesar de transigir, a pesar de poner todo el empeño en hacer las cosas de la mejor forma posible, esmerándonos en agradar siempre a todos, aun a riesgo de renunciar a uno mismo, jamás seremos perfectos y siempre habrá quien se crea con el derecho a criticar y a no valorar el esfuerzo realizado.

Es curioso que en el libro la protagonista es denominada en más de una ocasión mujer de agua, y realmente mirando a nuestro alrededor descubriremos muchas mujeres así, en silencio.
Mujeres que una mañana se levantan junto a un hombre al que miran y no reconocen, mujeres que empezaron junto a su pareja un camino y que llegados a la mitad descubren que en el primer cruce tomaron senderos distintos.

Un libro para leer, saborear y disfrutar entre sus páginas, que en alguna ocasión, no digo que no nos deje un sabor amargo.
Una pequeña joya similar a Carta de una desconocida de Stefan Zweig, que nos robará únicamente una tarde.
Entre sus hojas perderemos completamente la noción del tiempo pero a cambio obtendremos mucho, pasar una tarde sumergidos en la belleza convertida en escritura.
Un libro que se nos hará lamentablemente muy corto.