Actualizada 26/06/2017

Saga del cabo Holmes de Carlos Laredo

miércoles, 24 de agosto de 2016

El animal más peligroso. Un thriller victoriano de Gabriel Pombo

Sinopsis:

Inglaterra 1887-1889

Mientras el homicida del Torso del Támesis arroja restos de sus víctimas en el río, Jack el Destripador mutila prostitutas en Whitechapel.
A pesar de los esfuerzos de Scotland Yard y del Comité de Vigilancia los crímenes se suceden, cómo si de una competencia sádica se tratase.
Esta es la historia de aquellos asesinos, y del hombre y la mujer que los enfrentaron.



Opinión:

Ya os he hablado en alguna otra ocasión de Gabriel Pombo.
Un autor uruguayo al que se considera uno de los ripperólogos, (del inglés Jack the Ripper, es decir, expertos en Jack el destripador), más destacados del mundo y gran amigo de este blog.
Ya tuve la oportunidad de leer y comentar otro de sus libros, Jack el destripador. La leyenda continúa y quedé bastante satisfecha con la lectura, por la cantidad de datos, muchos de ellos desconocidos, que facilitaba el autor sobre la misteriosa figura del asesino de Whitechapel, las investigaciones que se llevaron a cabo entorno a ese criminal victoriano y las posteriores teorías que surgieron.
Hace muy poco, Gabriel Pombo me envió las pruebas de las portadas de la que se iba a convertir en su próxima novela, El animal más peligroso. Un thriller victoriano y desde ese mismo momento, el libro me entró por los ojos.
Y es que como se suele decir... Una imagen vale más que mil palabras.


El artista elegido para realizar la portada, al igual que en la anterior obra, era Alejandro Colucci. Un ilustrador con muchísimo talento, cuya obra estoy segura de que conoceréis, ya que sus ilustraciones adornan las cubiertas de las novelas más de moda.

Pero vayamos al interior...
Las anteriores obras de este escritor podían clasificarse como ensayos de investigación.
En Jack el destripador. La leyenda continúa, nos encontrábamos con un ligero cambio.
Pombo nos sorprendía con un ensayo novelado, donde apreciábamos lo cómodo que se sentía escribiendo dentro del género de la novela, y los lectores agradecíamos que el texto se alejase de la estructura clásica de un ensayo, aunque mantuviese la rigurosidad de los hechos.
Así que no es extraño, que de nuevo nos haya vuelto a sorprender con la que será su primera obra dentro de la categoría de novela.
Una historia de ficción donde los hechos históricos y los personajes reales casi logran eclipsar a los verdaderos protagonistas, los ficticios.


En la obra pueden apreciarse varias partes bien diferenciadas.
En un principio conocemos a los personajes ficticios y de su mano seremos guiados por una detallada narración, una crónica minuciosa, que girará alrededor de los asesinatos que asolaron el Londres victoriano.

Los personajes.
Jack el destripador y el Asesino del Torso, serán personajes omnipresentes a lo largo de toda la obra, pero hay otros secundarios, también reales, descritos de forma muy acertada y que juegan un papel decisivo en la narración.
Esos protagonistas reales, fueron testigos de primera mano de los asesinatos de ambos homicidas y aunque tienen escasa participación en la historia, reconozco que su papel histórico pesa demasiado en cualquier obra donde aparezcan.

Esos testigos reales son:
Frederick George Abberline, el Inspector jefe de la policía Metropolitana de Londres. Una importante figura policial en la investigación de los asesinatos de Whitechapel.
Thomas Bond, cirujano forense de la policía que realizó las autopsias a varias de las victimas.
Henry Moore, Inspector jefe de Scotland Yard.

La parte de ficción nos llega de la mano de una pareja de protagonistas. 
Y vuelvo a recalcar lo dicho, los hechos que se narran logran acaparar toda nuestra atención y desplazan a un inmerecido segundo plano a estos dos protagonistas.
Arthur Legrand, es un detective de origen francés que lidera un grupo de investigación que va tras los pasos del asesino múltiple. Un genio del disfraz que hace que mi mente vague en dirección a otro personaje decimonónico, Sherlock Holmes.
Y luego tenemos a Barbara Doyle, el personaje femenino, que aunque dista mucho de ser 'redondo' logra conquistarnos sin esfuerzo.
Me pregunto si estos dos personajes son un guiño de Gabriel Pombo a la obra de Arthur Conan Doyle o es simple coincidencia.

Me ha gustado mucho el papel de Barbara en esta historia y es que siempre presto especial atención a los personajes femeninos en textos ambientados en el Siglo XIX o principios del XX.
Barbara es un gran exponente de las mujeres valientes que empezaban a reaccionar, a abrirse camino en el difícil mundo en el que les había tocado vivir, destinado en exclusiva a los varones.
Las mujeres se veían desplazadas a un segundo plano, limitando su papel a labores domésticas.
Barbara es una periodista que no duda en hacer frente con eficacia a sus "colegas de oficio", varones, aunque luego sus artículos vean la luz bajo seudónimo, algo frecuente en la época, ya que era imposible que una mujer, seres considerados de inteligencia limitada e inferior a la de los hombres, tuviese capacidad para pensar por sí misma.
Este papel impuesto que marginaba a las mujeres, se ve resaltado al incluir la opinión que tienen las criadas sobre su forma de actuar y que consideran totalmente alejado del código de conducta social que debería cumplir una señorita; y es que como veréis, ésta en particular tiene un comportamiento totalmente pecaminoso:
Joven, soltera, y con trabajo fuera de casa. 

En fin, dejemos de lado la ironía, porque no vamos a descubrir nada nuevo, la era victoriana fue una época de enormes contradicciones, se consideraba inmoral todo lo que pudiese alejar a una mujer de quedarse encerrada en casa al servicio de la familia...

Otro detalle más a tener en cuenta y en favor de este personaje femenino, es el relato que nos regala Barbara sobre una captura ficticia de Jack el destripador.
Ese momento, al igual que otro que se desarrolla en una cantina, donde cuatro peniques entran y salen de escena, es el momento elegido por Gabriel Pombo para incluir un par de escenas cómicas en la historia. Nos sumerge en un pequeño juego junto a los dos protagonistas y terminan arrancándonos una amplia sonrisa.

Y ahora viene la pega generada entorno a estos dos personajes.
Merecerían haber tenido más participación, cincuenta páginas e incluso me animo a decir cien, para desarrollar más sus papeles, porque su actuación se hace corta en esta novela. Resultan demasiado interesantes para abandonarlos y formarían un tándem perfecto para dar continuidad a sus aventuras en una saga. No será por falta de asesinos en esa época...

Unos últimos apuntes...

Debido a los grandes conocimientos de Gabriel Pombo y al extenso trabajo de investigación que ha realizado sobre la figura de Jack el destripador, es normal, que este personaje intente a golpe de cuchillo, tomar también el protagonismo en esta historia que no le pertenece.
Para alguien que ha estado siempre catalogado como uno de los asesinos más macabros de la Historia, es normal, que no se conforme con pasar por esta narración de puntillas, como lo haría un secundario más.

Por eso insisto, el Descuartizador del Támesis, es el personaje sobre el que se construye esta historia y concluye con un final del todo imprevisible.
Pero hay que recordar, al igual que ocurría en la obra de Sarah Pinborough, El segundo asesino, que hablaba sobre el mismo serial Killer, que se trata de una obra de ficción.
El asesino del Torso o Descuartizador del Támesis como se le calificó y Jack el destripador, coincidieron con sus macabros asesinatos en un espacio de tiempo muy reducido en Londres.
Ambos asesinos desaparecieron sin dejar rastro y muchas teorías surgieron alrededor de estas dos figuras.
Jamás conoceremos su identidad y ese hecho quizás, es el que les ha convertido casi en un mito.
Es cierto que Jack puede considerarse como uno de los primeros asesinos en serie, su actuación fue macabra, pero creo que El descuartizador del Támesis que tuvo menos notoriedad, lo superaba.
Su modus operandi consistía en desmembrar a las víctimas prestando especial hincapié en la cabeza, que deformaba para evitar que se la reconociese y tras esto arrojaba los restos al río.

Llegados a este punto habrá quien diga, que una nueva novela donde reaparece Jack, un personaje del que tanto se ha hablado no es muy original; pero aquí hay que decir que gracias a la experiencia y a los conocimientos que aporta este autor sobre el tema, junto con el hecho de que ambos asesinos coexistiesen al mismo tiempo en Londres, hace que aparezcan ante nuestros ojos como personajes reinventados.
La historia al cambiar de manos nos ofrece otro enfoque, otra versión, que hace que comprendamos mejor los detalles sobre como se desarrollaron las investigaciones y las medidas de seguridad que se tomaron para proteger a la gente de Whitechapel..

La novela salió a la venta en julio en Argentina. Aunque fue una edición muy pequeña, los visitantes de ese país ya podéis disfrutarla; en Uruguay, de donde es este escritor, saldrá a la venta en estos días en caso de no haberlo hecho ya.
Los españoles de momento tendremos que limitarnos a esperar para ver si esta nueva novela ve la luz en nuestro país. A ver si alguna editorial se anima y hace que esta obra cruce el charco.


15 comentarios:

  1. Cabe coincidir con el excelente comentario de este blog de literatura. La novela es de ritmo trepidante, adictiva de principio a fin, y con un desenlace totalmente inesperado. Nos sumerge en la era victoriana y en los macabros crimenes del Destripador y el Asesino del Torso de Tamesis, Muy recomendable. B. Gonzalez.

    ResponderEliminar
  2. Una novela apasionante y absorbente, que tuve en Uruguay la fortuna de poder leer. Muy bien escrita y que nos sumerge en la era victoriana y en los macabros crimenes del Asesino del Torso de Tamesis y de Jack the Ripper. Notablemente comentada en este blog. Manuel Herrera

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios.
    La verdad es que es un medio excelente para adentrarnos en la era victoriana. Ambos asesinos, uno con más reconocimiento que otro, han pasado a ser parte de la leyenda negra de Londres y han dejado su huella en la literatura y en el cine. Gabriel Pombo se recrea en esa época y en esos dos personajes y lo hace de forma excelente. Transporta al lector haciendo uso de una prosa muy detallada que es digna de agradecer.

    Un saludo a ambos y de nuevo gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  4. Una muy grata sorpresa leer este thiller. No conocía al autor, pero al consultar la web comprobé que es un experto en el tema del Destripador, y que los crímenes relatados realmente existieron. Una mezcla notable de ficción con realidad. Me capturó desde las primeras páginas y la tensión se mantuvo creciente hasta el desenlace, con un desarrollo intenso, pleno de vueltas de tuercas, y con un final imprevisible. Mario Vázquez

    ResponderEliminar
  5. Impresionante trabajo basado en personajes reales y sucesos reales. Todo ello bien coordinado a la hora de añadir unos personajes de ficción que se adaptan a la novela con un ritmo trepidante, emoción a raudales, un final sorprendente y tensión en cada página. Una novela recomendada para aquellos que buscan sobrecogerse en cada página.

    ResponderEliminar
  6. hola!en julio en argentina????dios, de dioses!a buscarlo ya.me encanta todo lo que se refiere a jack, o similares, y es muy, muy interesante.no puedo despegar los ojos de tu reseña fan-tas-ti-ca! cuando gustes dejar tu biblioteca por un ro te esperamos en la morada del buho lector.gracias por darnos a conocer esta obra.

    ResponderEliminar
  7. Mis felicitaciones a la administradora de este blog por este notable comentario que, luego de ver que se trataba de un autor compatriota mío, me motivó a comprar en mi país (Uruguay) el libro aquí reseñado. He de decir que, tras culminar la lectura del thriller, me place dejar aquí mi comentario, dejando plasmada la notablemente buena impresión que la obra me causó. La trama cumple con todo lo que este género literario exige: intriga, suspenso sostenido y creciente, situaciones que desconciertan al lector y que lo determinan a seguir avanzando página tras página, hasta toparse con un desenlace imprevisible, digno del resto de la narrativa.
    El enfrentamiento del bien contra el mal está concebido y resuelto con brillantez. Los asesinatos del Descuartizador del Támesis y de Jack the Ripper constituyen la materia omnipresente del relato y simbolizan a la facción malvada. En el bando contrario, tenemos a dos detectives de ficción que hacen las delicias con sus complejas psicologías y sus intrépidas andanzas: Arthur Legrand y Bárbara Doyle. Y nada más diré para no caer en spoiler. Cabe recomendar que otros se animen a leer esta novela victoriana. De seguro disfrutarán de ella tanto como yo lo hice.
    Mario Alberti

    ResponderEliminar
  8. Terminé de leer la novela y la verdad es que no puedo sino estar de acuerdo con este excelente comentario. Se trata de un thriller brillante, con una trama adictiva y un remate excepcional. Con personajes memorables como los detectives Arthur Legrand, Bárbara Doyle, John Batchelor y el médico Thomas Bond, por no hablar de lo bien logrados que están los malvados asesinos que los policías confrontan. Jorge Palacios.

    ResponderEliminar
  9. Todos coincidís citando los mismos detalles: Un argumento donde ficción y realidad se dan la mano; un perfil para los personajes correcto, que les hace evolucionar resultando creíbles; descripciones que crean la atmósfera necesaria para aportar suspense; un desenlace imprevisible, etc.
    Y sí, todo eso está muy bien, pero ha llegado el momento de mencionar una cosa, la más importante.
    La novela GUSTA.
    Cumple con los requisitos imprescindibles para que el lector quede satisfecho. Esto, como digo, es lo verdaderamente importante, porque la última palabra, esa que las editoriales siempre obvian, la tiene el lector.
    Aquí no hay engaños publicitarios ni grandes editoriales que respalden al autor… porque todo hay que decirlo, el autor se ha autopublicado.
    No hay grandes promociones ni campañas de marketing que hablen del libro inundando todas las redes sociales, ya sabéis a lo que me refiero, a esas campañas Hype, para enfatizar un producto y que los individuos sientan la necesidad de consumirlo, sin importar la calidad del mismo.
    Lo que aquí se ha hecho es cuidar hasta el último detalle de la novela, con mucho trabajo por parte del autor y como se está demostrando, un trabajo muy bien hecho. Porque los que os escondéis tras estas líneas, tras estos comentarios sinceros, SOIS LECTORES.
    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo. Tras leer esta novela, nos queda claro a los lectores que hemos asistido a una obra de alto nivel. Un relato con una prosa impecable, una trama sagaz y atrapante, un ritmo narrativo bien sostenido y, para aquellos que gustan de la historia, mucha informacion de primera mano, con gran cantidad de datos veraces sobre la era victoriana y una serie de crimenes atroces cometidos a fines de siglo XIX en Inglaterra. A su vez, los personajes son memorables, y hacen desear una segunda parte.

    ResponderEliminar
  11. La lectura de esta novela me ha sumergido, literalmente, en las brumas del Londres victoriano. Esplendida recreacion de los tragicos hechos ocurridos a fines del siglo XIX, de aquellos misteriosos asesinatos que nunca fueron resueltos. La solucion que ficcionalmente se les da a estos crimenes en la trama resulta impresionante. Nos deja la sensacion de que todo pudo en verdad haber sucedido como en el thriller se cuenta. Tambien nos deja con ganas de que la pareja de detectives prosiga con sus trepidantes andanzas en una saga, de la cual este libro solo constituya el comienzo. Justo Ramos.

    ResponderEliminar
  12. Unos de los mejores thrillers que leí. Con personajes excelentemente presentados, donde destacan la pareja de detectives formada por Arthur Legrand y Bárbara Doyle enfrentando a una secta satánica en la época de los crímenes de Jack de Jack el Destripador y del Asesino del torso de Támesis. Un desarrollo y un desenlace muy bien logrados, y una trama apasionante, plena en vueltas de tuerca que mantienen la atención del lector del comienzo hasta el fin. Roberto Pezolano.

    ResponderEliminar
  13. Felicitaciones por la reseña.
    Lei la obra y la recomiendo totalmente. Atrapante, adictiva, muy bien escrita. Brillante thriller.
    Darcy Lemos

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena al autor por su libro.
    Una trama bien urdida, unos personajes fascinantes y un marco narrativo de referencia, la época victoriana y los asesinatos en Whitechapel recreado con acierto.

    Y a la admin del blog... Mil Gracias por tus reseñas. Siempre tenemos una referencia clara, sobre que leer. Tus comentarios reflejan con acierto el gusto por la lectura.
    Una excelente labor.
    David Pascual.

    ResponderEliminar
  15. De los más disfrutables thrillers que leí. Además de que nos permite aprender mucho de la era victoriana y de aquellos crímenes, la trama nos atrapa de manera cautivante y no nos suelta hasta el final mismo, desenlace que vaya que resulta inesperado. Esta muy buena reseña le hace honor a "El animal más peligroso". Coincido con todo lo reseñado y con los elogiosos comentarios de los lectores. Pum para arriba. Diez puntos.

    ResponderEliminar