miércoles, 15 de abril de 2015

El océano al final del camino de Neil Gaiman

Sinopsis:

Una novela sobre el recuerdo, la magia y la supervivencia; sobre el poder de los cuentos y la oscuridad que hay dentro de cada uno de nosotros.
Hace cuarenta años, cuando nuestro narrador contaba apenas siete, el hombre que alquilaba la habitación sobrante en la casa familiar se suicidó dentro del coche de su padre, un acontecimiento que provocó que antiguos poderes dormidos cobraran vida y que criaturas de más allá de este mundo se liberaran. El horror, la amenaza, se congregan a partir de entonces para destruir a la familia del protagonista. Su única defensa la constituirán las tres mujeres que viven en la granja desvencijada al final del camino. La más joven de ellas, Lettie, afirma que el estanque es, en realidad, un océano. La mayor dice que recuerda el Big Bang.

Opinión:

La historia está narrada en primera persona y nos llegará desde dos hilos argumentativos.
Uno de ellos, sirve para presentarnos a nuestro protagonista en la actualidad.
Tras un funeral, sus pasos le llevan hasta un lugar que conoció cuando solo tenía siete años. Un extraño lago que se encuentra al final del camino.
En ese momento, entra en juego la segunda línea argumental.
Al llegar a ese misterioso lugar, se activarán los sentimientos y los recuerdos olvidados. A través de ellos conoceremos a una extraña familia formada únicamente por mujeres. Las Hempstock. La más joven de ellas, Lettie, pasará a ser su compañera inseparable, durante un periodo de tiempo muy breve pero intenso.
Las Hempstock, según vayamos avanzando en la historia, veremos que están dotadas de un "algo" especial y de su mano descubriremos un mundo misterioso que comienza a abrirse a nuestro alrededor, al tiempo que nos adentramos en la historia.

A partir del momento en que nuestro joven amigo conoce a Letti, su universo se verá transformado y los momentos mágicos pasarán a formar parte de su hasta ahora limitada y corriente existencia.

Mediante la narración y sus descripciones, los lectores, nos vemos arrastrados junto a ellos, a ese lugar del pasado.
Seremos personajes invitados, meros testigos dentro de una ensoñación, conscientes de como los acontecimientos pasan ante nuestros ojos.
Nos encontramos ante una realidad tan mágica como la que hallamos en Alicia en el país de las maravillas, nada es lo que parece. Realidad y ficción están unidas en el océano al final del camino y no logramos ver donde empieza una y termina la otra.

La narración en primera persona juega el papel de nexo invisible. Un nexo que nos une al pequeño protagonista consiguiendo, que nos metamos en su papel. Neil Gaiman con ese recurso consigue que nos involucremos en la historia. Vemos como esas situaciones irreales, mágicas, suceden ante nosotros, creando una fantasía de la que nosotros podríamos ser el protagonista principal.

El lector cuenta con una ventaja frente al protagonista en edad adulta, y es que contamos con información de primera mano. Él ve como ciertos acontecimientos que ocurrieron en su infancia están rodeados de una espesa niebla a su alrededor, aparecen algo distorsionados, los recuerda de forma vaga... Al fin y al cabo solo se trata de eso... De recuerdos.
Luego solo quedan los recuerdos. Y estos se desvanecen y se mezclan... 

¿A qué público está dirigida? No es una historia superficial por lo que creo que más bien está destinada a un público adulto al que le gusten las historias fantásticas. No hay que rascar mucho en su superficie para descubrir un buen argumento, con excelentes personajes y con una historia que se mantendrá dentro de nuestra cabeza dando vueltas durante días. Despierta nuestra curiosidad y activa nuestra imaginación.

Una novela muy breve o relato largo que cuesta un gran esfuerzo despegar de nuestras manos, nos envuelve con las palabras y disfrutamos con la inocencia de este joven protagonista.
Una historia sencilla que mantiene el ritmo hasta el final, donde se mezcla fantasía, misterio, realidad mágica e incluso llega a tener sus momentos intimistas.
Una búsqueda personal, del personaje adulto, que nos narrará situaciones conflictivas de su pasado, a través de los recuerdos del niño que aun lleva dentro. Esos sucesos que permanecen asentados en nuestro interior aunque intentemos desterrarlos de nuestra memoria. Esos recuerdos que permanecen en estado latente, esperando el momento oportuno para volver a aflorar y perseguirnos sin remedio.

Neil Gaiman nos habla del miedo centrado en la etapa de la niñez. Un miedo distinto al de los adultos, menos racional. Habla del valor de la amistad, de la capacidad especial que tenemos de niños para ver las cosas. Ese poder que nos hace ver un mundo de fantasía siempre a nuestro alrededor y que perdemos cuando nos convertimos en adultos. Aunque quizás no lo perdamos y únicamente, permanece adormecido, en silencio, esperando el momento oportuno para resurgir de nuevo.



jueves, 9 de abril de 2015

La segunda guerra mundial contada para escépticos de Juan Eslava Galán

Sinopsis:

La historia de la segunda guerra mundial como nunca te la habían contado. En el año 2015 se conmemora el 70.º aniversario del final de la segunda guerra mundial, la guerra total de la que todos conocemos los grandes hitos: los turbios inicios del nazismo, la invasión de Polonia, la derrota de Francia, el bombardeo de Pearl Harbor, el Afrika Korps, el holocausto judío, la batalla de Stalingrado, el desembarco de Normandía, la batalla final en Berlín, Hiroshima, Nagasaki... Pero además de todos estos hechos, el lector encontrará en esta obra historias que los libros no acostumbran a tratar, historias de personas: la de los excéntricos que descifraron el código Enigma; la bailarina judía que hizo striptease ante la cámara de gas; el submarinista alemán que hundió su nave al tirar de la cadena en el retrete; el aviador que ayudó a su enemigo herido a encontrar el camino de la base; la posible homosexualidad de Hitler; las astucias de Stalin; las cuatro amantes diarias de Mussolini; las vacilaciones de Franco; Himmler y sus SS buscando el Grial en España; los españoles en el sitio de Leningrado; las orgías en el bunker del Führer; el japonés que sobrevivió a las dos bombas atómicas... o las inverosímiles peripecias del gato del acorazado Bismarck. Fiel al estilo característico de las obras de Eslava, el lector encontrará en este libro un relato trepidante que se lee como una novela pero sin dejar de ser historia rigurosa y documentada.

Opinión:

A los que hayáis leído libros de Juan Eslava Galán, no os voy a descubrir nada especial, ya sabéis que nos encontramos ante un escritor fuera de serie.
Pero para los que no hayáis leído nada de él, os diré que en un primer contacto lo que más puede llamaros la atención, es la mezcla de humor y rigor que aparece en todas sus obras.
Ahí radica su éxito. La mayoría de los libros de Historia, terminan aburriendo por una saturación de datos que al final resultan innecesarios. Juan Eslava Galán nos cuenta La Historia con datos rigurosos pero narrado como lo que realmente es... una historia, y no duda en añadir chistes y anécdotas, consiguiendo de esa forma que los datos perduren en nuestra memoria.
Sea cual sea el tema de que traten sus libros, logra cautivar al lector y engancharle con su forma especial de narrar. Está dotado de una excelente intuición para saber que datos nos resultarán más atrayentes y evitar que caigamos en el aburrimiento. Encuentra el momento oportuno para tocar determinados temas y suministrarnos esa información de forma sencilla y didáctica, algo muy complicado cuando se trata de explicar Historia.

Este libro está formado por 158 capítulos muy breves, fotografías y abundantes notas aclaratorias.

Una pequeña aclaración antes de empezar.
He creído más sencillo hacer unos breves comentarios de los temas que me han parecido más interesantes, incluyendo algunas reflexiones no exentas de ironía.
No es que este tema me lo tome a risa, pero creo que algunas de las situaciones tal y como sucedieron, ahora, con el paso del tiempo, resultan totalmente surrealistas.
Tampoco creo que en los comentarios meta "spoilers" del libro, ya que son reflexiones personales sobre temas de sobra conocidos.
Pero vayamos al grano...

El personaje principal.
Sobre este personaje se ha hablado hasta la saciedad, por lo tanto, muchos de los datos que se dan sobre él en el libro los conoceréis. También estoy segura de que otros conseguirán sorprenderos.
Sabemos que procedía de una familia austriaca, católica y de clase medio-baja. Que era narcisista, antisemita y con excelentes dotes manipuladoras, sin olvidar que arengaba a las masas después de haber practicado delante del espejo.
Que llegó a recopilar en su biblioteca particular más de 16.000 volúmenes, también es un dato conocido. Una extraña paradoja, ya que al tiempo que él se proveía de libros, se quemaban los del pueblo en piras públicas. Algo lógico ¿No? un pueblo inculto e ignorante es más fácil de dirigir.
Supongo que a estas alturas ya sabréis a quién me refiero.
Algunos de los datos que se facilitan y que yo desconocía, es que se dedicó a holgazanear por Viena durante seis años, que dormía en casas de acogida y comía en comedores de beneficencia.
Que le gustaba el arte era algo de suponer, porque se dedicó a expoliar de obras media Europa, pero que había intentado acceder en repetidas ocasiones a la facultad de Bellas Artes, sin éxito, es algo que desconocía totalmente.
Esto ha sido solo una pequeña muestra de las cosas que iremos descubriendo sobre este personaje, según avancen las páginas de este libro.

Como obtuvo Hitler tanto poder...
Este es otro de los temas sobre los que Eslava Galán hace bastante hincapié al principio del libro y para entender los acontecimientos posteriores, debemos retroceder hasta la Primera Guerra Mundial.
Tras finalizar esta guerra, Alemania se vio obligada a firmar el tratado de Versalles.
Las durísimas condiciones y abusivas indemnizaciones que tuvo que pagar, agravaron los problemas económicos del país. Eso sumado a los especuladores que se pusieron las botas, llevó a la clase media a arrojarse en los brazos de un individuo que les arengaba:
¡Sí se puede! Crearemos una gran nación... 
Hitler era como ya he dicho anteriormente un gran orador y claro, un pueblo ahogado y desilusionado, se agarra a un clavo ardiendo...
Estos fueron algunos, no todos, de los factores que le llevaron al poder.
Pero..

¿Cuales fueron los factores que influyeron para que Alemania perdiese la guerra?
Muchos, supongo que cada uno de vosotros tendrá un par de motivos en mente.
Lo primero, que la guerra comenzó antes de lo que él tenía previsto. Se pensó que al meterse en Polonia los aliados no le declararían la guerra. Total, ya había invadido, Austria, Checoslovaquia, Lituania, Albania... Sin que Inglaterra ni Francia abriesen la boca. Pero aquí el cabo erró el tiro.
Siguieron varios fallos más...
El aliarse a Italia fue como encadenarse a un cadáver, el retraso en el ataque a Rusia, la creación de cientos de armas distintas (ya se sabe que el que mucho abarca poco aprieta). La escasez de materiales para seguir fabricando, de combustible, el frío, la hambruna. La tendencia de Hitler a llevar la contraria en las decisiones que tomaban la élite estratega alemana.
Resumiendo, menospreció a sus contrincantes (y allegados) y se pensó que la conquista Europea sería coser y cantar.
Sin apenas darse cuenta, Hitler se encontró con que los habían sido previamente agraviados, hacían retroceder sus tropas sin buenas intenciones, ansiaban pasarle factura con severidad.
Concluyendo, errores estratégicos, aunque también hay que reconocer que el bando aliado tuvo los suyos.

Una teoría interesante que nos presenta Eslava Galán. 
¿Habéis oído hablar de los atentados frustrados contra Hitler? Fueron más o menos 42 (Este dato no se facilita en el libro).
Según nos cuenta Eslava Galán, la incompetencia militar de Hitler como estratega, lo incapacitaba para ganar la guerra, o así lo creían los Aliados. Recordemos, que Hitler no había pasado de cabo por culpa de algún mando superior que en su momento, no lo consideró adecuado para ascender.
Pero a su alrededor, sí había generales capacitados para sustituirle.
Conclusión, si los aliados eliminaban a Hitler, corrían el riesgo de que pusieran en su lugar a alguien con mejor formación o lo que es peor, que se convirtiese en mártir. Y eso era todo un riesgo... por lo tanto desestimaron el quitarle de en medio.
A mí, la verdad, esta teoría no me convence demasiado. 42 fracasos de atentado tienen varias lecturas, o Hitler tenía más vidas que el gato Klaus, personaje al que ya conoceréis más adelante,  o los que realizaban el atentado no daban pie con bola. Porque una vez se puede fallar... pero ¿42? eso ya es otro cantar...

Momentos claves de esta historia totalmente surrealistas.
Todos los capítulos tienen algún suceso que nos llamará la atención. Yo voy a aportaros algunos, que como indico arriba, resultan totalmente surrealistas.
Estos hechos que voy a citar, no fueron relevantes para esta contienda, son más bien anecdóticos, por ese motivo no creo que os fastidie la lectura del libro, al contrario, espero con ello despertar vuestra curiosidad.
Por ejemplo...
En 1938 la revista americana Time declaró a Hitler Hombre del año y le dedicó su portada. Curioso ¿No? Pero esto no acaba aquí, también estuvo propuesto para el Nobel de la Paz en el 39.

Después iremos viendo como Alemania se hace fuerte y conquista media Europa.

Uno de esos sucesos con gran carga irónica es el que hace referencia a Austria y su plebiscito.
Para no extenderme demasiado diré, que los Austriacos deciden ir a las urnas para decidir si se unen a Alemania. Como diciendo que eso era decisión de ellos, cuando lo cierto es que Hitler ya había metido sus tropas en el país... pero vayamos a lo que interesa.
Por supuesto Hitler les permite ejercer a sus compatriotas ese derecho y los electores rellenarán las papeletas ante la atenta mirada de un SS. Este capítulo os lo recomiendo porque no tiene desperdicio. Sobra decir, que los resultados de la consulta fueron a favor de la unión con Alemania.

Otro momentos clave, es sobre la famosa Línea Maginot... Francia había reforzado la frontera con Alemania y estaban seguros de que estos no osarían cruzarla. Los franceses en eso tenían toda la razón.
Tras la toma de Holanda y Belgica, no fue necesario traspasarla, ¿para que malgastar fuerzas y armamento?. La bordearon.
Tras esto, el que también estuvo fino fue el general De Gaulle, en el discurso que dio a sus compatriotas desde Londres.
Pase lo que pase, la llama de la resistencia francesa no debe apagarse y no se apagará. Que sencillo es animar al pueblo a la lucha, cuando tu has puesto tierra de por medio.
Bastante más tarde, cuando los aliados recuperaron Francia, se iniciaría una cruzada contra los que habían sido colaboradores nazis. Entre los que promovían esta cruzada, andaba la señora De Gaulle.
¡Que rápido olvidan estos Franceses! Ellos mismos en julio del 42, elaboraron listas de judios para Alemania. Los denominados como sucesos del Vel D'Hiv. Esas listas delataban a miles de familias judías, que fueron arrestadas por policías franceses.
En concreto el gobierno Francés dio la espalda a 13.000 judíos que fueron enviados a Auschwitz.¿Eso no fue colaborar?... Este tema no se trata en el libro, pero si queréis leer sobre él, os dejo la reseña de La llave de Sarah de Tatiana de Rosnay.

Pero continuemos con la operación Barbarroja, donde veremos como miden sus fuerzas dos de los mayores genocidas de la Historia.
Hitler anuncia a sus comandantes, que la conquista de Rusia es pan comido. En tres meses estará todo hecho y antes de que llegue el invierno estarán de vuelta en Berlín.
La campaña de Polonia y Francia acabó con 50.000 bajas.
En la invasión de Rusia, 400.000 bajas... en un solo mes.
Como veis a Hitler le fallaron los cálculos, fue a por lana y salió trasquilado. Suele ser lo que ocurre cuando alguien está muy pagado de sí mismo y menosprecia al contrario. Con lo que no contó fue con que los soldados rusos, tenían más miedo de sus propios mandos que de los soldados alemanes.

Y ahora otra anécdota que nos toca directamente.
Por lo visto, todo el mundo en Alemania sabía que el Santo Grial estaba oculto en el Monasterio de Montserrat.
Himmler que va gritando a los cuatro vientos la supremacía Aria se da de lleno con nosotros, los españoles, que nos esforzamos por recibir a todo el mundo como en la película de Luis García Berlanga: Bienvenido Mister Marshall. Pues bien, se presenta en el monasterio y nosotros lo primero que hacemos, es darle a besar la imagen de la Moreneta.
La cara de aquel debió ser todo un poema, al contemplar, que la talla que le daban a besar era de piel oscura.
Y como digo, esto es tan solo una pequeña muestra porque el libro está cargado de momentos así.

Más personajes incidentales de esta historia.
Stalin, Franco, Goebbels, Himmler, Hess, Göring, Mussolini, Churchill, Roosevelt, MacArthur, Rommel, Montgomery, Patton, Eisenhower.

Otros temas de interés.
  • La noche de los cuchillos largos y la noche de los cristales rotos.
  • El odio irracional hacia los judíos.
  • La raza aria y su mejora, incluyendo la eliminación de elementos débiles.
  • Que papel desempeño España en esta guerra.
  • El codificador Enigma.
  • El acorazado Bismarck y nuestro amigo el gato Klaus.
  • El ataque japonés a Pearl Harbor. El almirante Yamamoto murmuró tras el ataque... Hemos ofendido a un gigante dormido.Y estaba en lo cierto. Cuatro años después el gigante se tomaría la revancha en Hiroshima y Nagasaki, tema que también se trata.
  • Auschwitz, Chelmno, Majdanek, Treblinka, Belzec, Sobibor... El paraíso de los sádicos.
  • Operación carne picada y el hombre que nunca existió.
  • Y en todas las historias siempre tiene que haber héroes valerosos que se juegan el cuello por salvar al prójimo. Encontraremos en esta obra, varias historias que tienen como protagonistas a soldados de ambos bandos. Os recomiendo el capítulo de Cuento de Navidad.
Para ir terminando...
A estas alturas a nadie nos va a sorprender quiénes fueron los vencedores y quiénes los vencidos, pero en lo referente a la batalla del Pacifico y Japón me ha parecido escasa la información o que se pasa por ella demasiado de puntillas.
Aun así, esto no puede llegar a considerarse algo negativo para el libro, que tiene 784 páginas, ya que de lo contrario nos habríamos puesto en cien páginas más (como poco)... Por otra parte creo que el libro hace referencia a los hechos más relevantes y nos facilita la suficiente información, como para darnos por satisfechos.
Otro detalle importante es la inclusión de numerosas referencias a otros libros, biográficos, narrativa histórica y manuales armamentísticos entre otros. También las menciones a un buen número de películas del género bélico (algunas de ellas muy recomendables de ver).

Solo me queda despedirme sintiendo haberme extendido más de la cuenta, pero es que el tema lo merecía. Espero al menos que con ello, se haya despertado vuestra curiosidad y que os animéis a leerlo.


miércoles, 1 de abril de 2015

Viajeras de Leyenda de Pilar Tejera

Sinopsis:

"Las mujeres comienzan a ser una plaga en los viajes y las exploraciones difícil de combatir", escribió un periodista de The Times cuando, en diciembre de 1892 Isabela Bird se convirtió en la primera mujer admitida como miembro de la Real Sociedad Geográfica de Londres. Esta obra recoge una sorprendente colección de aventuras protagonizadas en el siglo XIX por aquellas viajeras que sabían mucho de relámpagos en las noches de tormenta y nada de los viajes relámpago. Viajes tormentosos a lomos de mula o en tísicos barcos vapor, donde un descuido repentino conducía a menudo a una muerte rápida y segura. Mujeres que recorrieron el globo a solas y muchas veces sin dinero, que vivieron sus mejores experiencias durante su ambulante vida.
Mujeres que hicieron uso de su ingenio y sobrevivieron a la soledad, a las fieras y a la enfermedad, imprimiendo un aire de "realismo mágico" al siglo de las grandes exploraciones con su peculiar sintaxis.
Sus aventuras transcurren en las arenas del desierto árabe, en las junglas de África, en las frías estepas de Rusia, en la remota India, en el sureste asiático o en el lejano oriente.
Pilar Tejera ha dedicado quince años a estudiar la vida de las grandes damas del pasado, para ofrecernos un retrato del siglo XIX a través de estas sorprendentes protagonistas que nos conducen de la mano, a través de aventuras que resultan increíbles.

Opinión:

¿Una lady exploradora? ¿Un viajero con faldas? La sola idea resulta una trivialidad demasiado ilusoria. Dejémoslas en casa cuidando de los niños o remendando nuestras viejas camisas. Ellas no deben, no pueden ser geógrafas.

"To the Royal Geographic Society", en la revista satírica Punch, 10 de junio de 1893


En el sigo XIX el hombre victoriano resolvió dos enigmas ancestrales: la mujer y el negro.Desde hacía mucho había intuido que ambos eran inferiores, pero ahora tenía el apoyo de la ciencia para emitir un veredicto definitivo.
Robert D. Pearce: Mary Kingsley, Light at the heart of darkness, 1990

Con comentarios ofensivos de este tipo, tuvieron que convivir a diario las mujeres protagonistas de este libro. Se atrevieron a recorrer el mundo en contra de las opiniones de la sociedad victoriana, que estaba caracterizada por una moralidad profundamente conservadora.
Con su forma de ver la vida, su arrojo y su valor, no solo callaron a los que los emitieron, también demostraron muchas más cosas. Tenían el mismo aguante que un hombre, eran igual de inteligentes, aunque en ocasiones más resolutivas, observadora, diplomáticas y efectivas. También demostraron que eran capaces de llevar una familia, escribir libros, recoger insectos, pintar, fotografiar y entablar contacto con pueblos que hasta ese momento, habían evitado relacionarse con el hombre blanco.
Mujeres que recorrían el mundo estimuladas por el afán de nuevos descubrimientos o por la sensación de vivir aventuras.

Las historias que aparecen en este libro, están narradas de forma magistral de la mano de Pilar Tejera. Haciendo un uso excelente del lenguaje, nos ofrece al tiempo, una obra didáctica y muy amena. Como ella indica al comienzo:

Lo único que mata a una buena historia de viajes es la falta de imaginación. Pues sin imaginación no hay viaje posible. Y este tipo de historias son una invitación a soñar y a viajar.

Cada una de las mini biografías que hace de estas valientes exploradoras, están plagadas de descripciones que ayudan al lector a ver lo mismo que contemplaron esas trotamundos decimonónicas.
Todas las historias comienzan con un prólogo de presentación de cada una de ellas y para complementar estas narraciones, Pilar, ha introducido pequeños fragmentos o párrafos extraídos de los libros de viajes, diarios y biografías que ellas escribieron en su tiempo.

Estas aventureras, pese a lo que podríamos pensar y al concepto general que existe sobre el comportamiento de las féminas de la época, supieron adaptarse al medio en el que se hallaban. Comían lo que encontraban o bien con suerte, lo que la hospitalidad de las gentes del lugar les proporcionaban.
Dormían donde podían, unas veces bajo las estrellas y otras, en chamizos compartidos, pero el mayor logro en conjunto de todas ellas, fue superar el velo de intolerancia que cada una arrastraba.
Se convirtieron en viajeras, llegando a los lugares más recónditos del mundo. Viajes que por desgracia no siempre culminaron bien.

Como es lógico, en un libro que comprende la vida de tantas mujeres dispares, algunas pueden resultarnos más interesantes que otras. Las gestas de todas fueron admirables pero hay que admitir, que algunas de estas expedicionarias estaban cargadas de bastantes excentricidades.
Sin desmerecer al resto, quiero hacer una mención especial para algunas de estas aventureras.
Florence Baker, Mary Kingsley, Margaret Fountaine, Mary Livingstone, Lady Jane Digby y Sophia Raffles. Estas sin dudarlo, son las que más me han impactado.
También, entre éstas, hay que destacar la narración que Pilar hace de Margaret Fountaine.
Pilar Tejera en esta historia, hace uso del recurso del flash-black. Altera la secuencia cronológica, nos sitúa en 1978 con lo que será la apertura del testamento de Margaret, casi cuarenta años después de su muerte y a continuación traslada la acción al pasado, es decir al comienzo.

Para ir terminando debo añadir, que otra cosa de agradecer en este libro, es la inclusión en las páginas centrales de un pequeño álbum fotográfico. De esta forma, podemos hacernos una idea, de como era el aspecto de estas viajeras de leyenda. Os aviso que alguna os sorprenderá...

Por último os presento a la mujer todoterreno que ha escrito esta obra.
Pilar Tejera es historiadora, egiptóloga, directora y creadora de la editorial Casiopea y del portal Mujeres Viajeras.

Desde aquí le agradezco de nuevo el envío de su magnífica novela.

Me gusta pensar que las historias vividas por gente hace tiempo no se extinguen, sino que se perpetúan al ser leídas.
Pilar Tejera