Actualizada 10/10/2017

Saga Sargento Carmelo Domínguez de Fernando Roye

Mostrando entradas con la etiqueta Landscape. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Landscape. Mostrar todas las entradas

jueves, 8 de octubre de 2015

El gran hotel del Salto de Margarita Barbachano

Sinopsis:

Una mujer ante el abismo. Una intensa novela sobre la Colombia de principios de Siglo XX.

Galicia, 1891.Violeta Saramago ha crecido en un pequeño pueblo de la Costa da Morte. Su infancia está unida a la playa de Lariño, solitaria y hermosa como todas las de esa terrible costa, famosa por sus naufragios. Fascinada por las cartas de su tío Eliodoro que llegan desde Colombia, la joven se embarcará hacia el nuevo continente antes de cumplir la mayoría de edad. Allí descubrirá una Colombia llena de contrastes y turbadora belleza que la atrapará sin remedio. Conocerá la violencia en las plantaciones de café y se enfrentará, con ánimo inquieto y corazón imprudente, al poder. Violeta vivirá un comienzo de siglo convulso y trascendente, y conocerá uno de los lugares más inquietantes y maravillosos del país; el Hotel del Salto, que albergaba, en medio de la selva, las fiestas más lujosas de la alta sociedad colombiana; una burbuja de oro en medio de la exuberante jungla en la que Violeta tendrá una experiencia que cambiará su vida para siempre.

Opinión:

Antes de empezar a detallar las cosas positivas y negativas que he encontrado en esta novela, voy a comentaros un poco por encima cual es el tema central por el que nos moveremos.
Nos encontramos a finales del siglo XIX y comienzo del siglo XX. España acaba de perder las últimas colonias de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, lo que fue conocido como "El desastre de 1898". En ese periodo convulso, Colombia se sentía libre tras varios siglos de colonialismo español, pero como solemos decir por aquí, "a mar revuelto ganancia de pescadores" y lamentablemente, EEUU pasaría a ocupar el puesto vacante dejado por los españoles.
Por otra parte, en ese periodo, las mujeres empezaban a aspirar a la incorporación laboral, algo que no estaba muy bien visto, ya que suponía poner en peligro la estructura tradicional familiar. Recordemos que hasta 1896, en las carreras científicas, la mujer no podía asistir a la universidad ni ejercer si lograban obtener el título, y hasta 1910 no se reguló el derecho de las mujeres a estudiar en la universidad sin necesidad de autorización paterna o marital. Aquí es donde aparece nuestra protagonista, Violeta.

En esta obra encontramos una clara división.
La primera parte nos narrará la vida de Violeta Saramago desde que es apenas una niña en Galicia y la segunda comenzará cuando decide viajar a Colombia iniciando una nueva vida.

La novela está catalogada dentro del género Landscape, ya sabéis, historias ambientadas en lugares exóticos, donde una mujer es la protagonista principal.
Este género siempre asegura una lectura cargada de aventuras y algún que otro romance de fondo. Como podréis comprobar estos libros resultan sencillos de leer, al tiempo que muy apropiados para descubrir tierras lejanas.


El gran hotel del Salto de la escritora zaragozana Margarita Barbachano, es una historia llena de contrastes que estimulará nuestros sentidos.
Las descripciones que se hacen de las plantaciones de café, del valle del Cauca, de los bosques de niebla, resultan muy atrayentes para los de este lado del charco; supongo que al igual que lo serán para los que no son de aquí, las preciosas y detalladas menciones a la costa da morte gallega.



La delgada línea que separa a las novelas landscape de las románticas, es lo que no me convence a mí de este género, ya que por norma, suele existir una sobrecarga de historias de amor y dramatismo que acompañan a las protagonistas. Eso impide que yo personalmente, pueda disfrutar al cien por cien de la historia.
Yo prefiero que se de más importancia a la contextualización histórica o al perfil de los personajes. Pero eso como en otras muchas cosas, ya sabéis que va en los gustos de cada lector.


Algo que he notado que falla en esta novela es que no logra mantener un ritmo constante.

El comienzo es soberbio. 

La primera parte, como ya he mencionado, sitúa la acción en Galicia.
Aquí la autora engancha al lector a través de una historia prometedora, de protagonistas con personalidad y con una narración muy fluida que incorpora excelentes descripciones.

(Costa da morte) Galicia.

Pero entrando en la segunda parte, la novela empieza a sufrir altibajos y aquí llega el principal fallo.
La historia se ralentiza demasiado y las acciones de algunos personajes empiezan a resultar previsibles.
Creo que el error, recae en intentar aportar un mayor realismo a la historia involucrando en exceso al personaje principal con los acontecimientos que ocurrieron en esa época convulsa.
Recurramos a otro refrán, "Lo poco agrada y lo mucho cansa".

(Laguna de la Guatavita, donde antaño muchos creían que se encontraba El Dorado).


Por otro lado, llegados a la mitad de la novela, la autora decide avanzar la narración en el tiempo. Incorpora algunos saltos que nos situarán en sucesos posteriores que marcarán la vida de Violeta. ¿Pero que ocurre? Que esos saltos, ese pequeñísimo cambio casi imperceptible en la estructura de la novela, que hasta este momento había tenido una narración temporal continúa, el lector puede llegar a malinterpretarlo o confundirlo con ganas, por parte del escritor, de finalizar de forma rápida la historia. Esto es lo que menos me ha gustado, porque precisamente en los momentos en que decide dar el salto es cuando el relato se tornaba más interesante.


Como nota curiosa os citaré un detalle que me ha llamado la atención sobremanera, es el título elegido.
La acción se centra en el hotel del Salto cuando únicamente falta un 15 por ciento para el final. Aunque reconozco, que de entre todos los sucesos que se narran en la obra, el que sucede en este lugar en concreto es el más imponente, no solo por el paisaje que se describe sino también porque será el suceso que afectará a la protagonista de mayor manera, aún así, no deja de resultar extraño el título elegido.

Como comentaba al principio es una novela que cuenta con muchas cosas positivas y otras que no lo son tanto, pero siempre digo que la decisión de leerlo recae en vosotros.
Me reitero en lo dicho, las descripciones invitan a leer y a indagar sobre la historia que rodea los bellos lugares citados.
Es una lectura que a pesar de lo que no me ha llegado a convencer tampoco desaconsejaría.
(Paredes montañosas de La Chaquira.)