Última saga actualizada 29/11/2017

Saga del Inspector Zalo Alonso y de la forense Carmela Archer de Áurea L. Lamela

Mostrando entradas con la etiqueta Elizabeth Jenkins. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Elizabeth Jenkins. Mostrar todas las entradas

domingo, 7 de septiembre de 2014

Harriet de Elizabeth Jenkins

Sinopsis:

Esta novela, escrita en 1934 y un éxito de ventas en su día, reconstruye el llamado «misterio de Penge», que estremeció a la sociedad victoriana de 1877. Harriet es una mujer de treinta y dos años, elegante y adinerada, ya en posesión de su propia herencia; pero es también lo que «los vecinos del pueblo» de donde procede su madre llaman «tontita». Esta alma cándida y simple conoce un día, mientras pasa una temporada en casa de unos parientes pobres, a Lewis Oman, empleado en una casa de subastas, el cual no tarda en pedir su mano. «Las mujeres me encuentran atractivo», le dice a la madre de Harriet, que solo ve en él a un vulgar cazafortunas y que trata por todos los medios de impedir la boda. Sin embargo, ésta se celebra… y Harriet, a merced de su marido y de la familia de éste, entra en una pesadilla que nadie habría sido capaz de imaginar. Lo inimaginable es, ciertamente, el tema de Harriet, una novela que empieza como Washington Square y termina como Luz de gas. Elizabeth Jenkins compone una brillante historia de seducción y engaño que progresa como una novela de horror, con un suspense casi irrespirable. Harriet es horror. Miedo. Soledad. Dolor. Todo en mayúsculas. Elizabeth Jenkins crea un ambiente opresivo y estremecedor donde es imposible confiar en alguien y detalles insignificantes se convierten en terroríficos. Elizabeth Jenkins es una escritora completamente desconocida en España y ésta es la primera de sus novelas que se publica en nuestro país. Lo cierto es que tuvo una carrera muy interesante: se licenció en la Universidad de Cambridge en los primeros años en que las mujeres fueron aceptadas, se integró en el Grupo de Bloomsbury, fue uno de los miembros fundadores de la Jane Austen Society... Falleció hace muy poco, en 2010, en Hampstead, a los 104 años.

Opinión:

Cuando hablamos de Thriller todos pensamos en algo terrorífico, pero no es así. Solemos confundir el término y lo relacionamos con pasar miedo.
El Género Thriller lo que realmente persigue es despertar tensión o suspense a partir de una narración. Por ese motivo, en esta categoría se incluyen muchas veces Novela negra o Intriga. Hay una delgada línea que separa esos géneros y la dificultad a la hora de catalogar una novela es muy alta. Muchas veces una misma novela podríamos incluirla dentro de varios géneros al mismo tiempo y no por eso, ser una clasificación errónea.

Por lo tanto, para empezar os diré que no nos encontramos con un libro de Terror como tal. Yo la clasificaría más como Novela negra, aunque según avancemos entre sus páginas veremos que lo que da  verdadero terror es la frialdad de los personajes y sus mentes retorcidas. Pero de eso ya hablaremos más adelante...

La novela del Siglo XIX era muy realista.
Aunque esta obra como habréis leído, está escrita en 1934, recrea perfectamente el ambiente de finales de siglo, percibiéndose en ella una gran influencia de la novela Victoriana, que destacaba por ser muy costumbrista. Ese estilo se caracterizaba por la necesidad de hacer descripciones muy detalladas, prestando especial atención en las costumbres de la zona donde se recrea la historia, (algo que podréis comprobar según vayáis leyendo la novela). Además, la introducción en la trama venía siempre de la mano de un "romance" y algo que también llama la atención en todo lo relacionado con esa época, era que se hacía mucho hincapié en la rectitud de conciencia, la moralidad, la respetabilidad (aunque de puertas para adentro reinase la  hipocresía y el libertinaje).

En esta novela podemos destacar varias cosas:
Lo primero, la forma de expresarse. Los modismos que sin ningún esfuerzo nos trasladan a la sociedad Victoriana de 1877, con un lenguaje en desuso, recargado o sibarita, (según la opinión de cada uno).
Otro detalle que ya os mencionado son las descripciones tan detalladas que se hacen, vestuario, el entorno, comportamiento... pero que contrasta enormemente, con la escasez de detalles a la hora de describir el terror por el que debió pasar la protagonista.
La autora se vale de silencios para mostrarnos la crueldad. El terror en este caso va implícito en la narración. No es necesario expresarlo ni entrar en demasiados detalles que podrían confundirse con morbo gratuito.
Es un terror más bien psicológico que llega a causar angustia y desasosiego en el lector, al pensar, en la frialdad y la crueldad de los protagonistas, sobre todo, cuando ese horror viene de manos del entorno más cercano como son los familiares.
Esa recreación o ambiente claustrofóbico, lo consigue la autora haciendo uso de un ritmo muy pausado en la narración. A través de ese recurso, logra crear en nosotros, ese grado de ansiedad. Todos vemos desde fuera el peligro y lo que está a punto de suceder, menos la protagonista. Que en este caso, se mantiene en babia e ignora por completo lo que se le avecina. Sería bonito decir que no lo ve venir porque está ciega de amor, pero en realidad lo que ocurre, es que sufre cierta deficiencia y ve el mundo a su alrededor de forma distinta a como lo ven los demás.

Sobre los personajes...
En esta novela no existe un malo malísimo, ni un único personaje encargado de llevar el horror hasta límites insospechados... Aquí el papel de malos recae en varios personajes que rodean a Harriet. Todos son conscientes de lo que ocurre, pero lo ven de forma natural, ya que cumplen con un objetivo, (aunque bajo el punto de vista del resto de la sociedad no sea lícito). Todos tienen sus motivos para callar o hacer la vista gorda. Envidia, codicia, hipocresía o simplemente desidia y pereza... Siempre es más fácil mirar hacia otro lado y callar y de esa forma evitar futuros problemas.
Las descripciones que la autora hace sobre los personajes son excelentes y reflejan totalmente los sentimientos y el carácter de cada uno. Nos muestra quienes son los manipuladores en esta historia y quienes los adláteres.

Esta novela como ya habéis leído en la sinopsis, está basada en hechos reales. "El misterio de Penge", que causo una gran revuelo y consternación en la sociedad Victoriana del Siglo XIX. Una novela que a estas alturas podríamos considerar un clásico ya que se la considera como una de las primeras novelas basadas en hechos reales.

Tras leer esta obra estoy convencida de una cosa. Si el libro según lo leéis, no ha conseguido estremeceros en ningún momento, sí lo conseguirá cuando llegue al final. Os quedaréis sorprendidos, porque sinceramente el final es para helar la sangre, y del todo surrealista e indignante.

La última parte corresponde a un epílogo. Os recomiendo que no os lo saltéis ya que es importante por los datos que se proporcionan.  Se analizan algunos puntos muy relevantes, sobre el comportamiento de la víctima, de su entorno y de los verdugos.
El análisis no dista mucho de lo relatado por Elizabeth Jenkins en su novela, ya que la descripción de los hechos que hace a lo largo de la obra, es totalmente rigurosa. La única diferencia que hallaréis es el cambio de apellidos de los afectados. Un hecho lógico ya que cuando el libro fue publicado muchos de los afectados, o descendientes seguían con vida.